Grupos anónimos de esperanza: los héroes en tiempos de pandemia

Grupos anónimos de esperanza: los héroes en tiempos de pandemia

En un mundo que transcurre a puerta cerrada, las acciones positivas son un calmante para la crisis.

Héroes

En el mundo se han creado redes de solidaridad que buscan contribuir en grandes o pequeñas cosas en tiempos de crisis.

Foto:

AFP

Por: Natalia Noguera Álvarez
22 de marzo 2020 , 05:00 a.m.

El homenaje retumba cada noche en las calles vacías de España. En pleno confinamiento, los ciudadanos acuerdan una cita a las 8 p. m. para aplaudir a médicos y enfermeras en guardia. En oportunidades, las sirenas de los carros de la fuerza pública también han sido encendidas: los policías hacen su tributo propio al personal sanitario. El reconocimiento de la ciudadanía, que ha sido multitudinario también para los policías, se ha replicado en Turquía, en Brasil, en Argentina; incluso, los colombianos hicieron lo propio el viernes en la noche.

(Podría interesarle: Coronavirus: medidas drásticas y tempranas, la mejor vacuna)

No es para menos. Mientras los ciudadanos del mundo cierran las puertas de sus casas y evitan con antibacterial y agua la entrada del enemigo, un grupo anónimo sale a combatirlo. De manera inesperada, son ellos quienes representan la esperanza en medio de la crisis que amenaza con transformar la vida que conocemos hasta ahora.

***

Las acciones solidarias han sido numerosas y se han repetido en diferentes países. Claro que están encabezadas por médicos y enfermeras, población que se considera de más alto riesgo de contagio por exposición. También, por la fuerza pública y los recogedores de basura en el planeta. Pero en este mismo orden han nacido iniciativas de ciudadanos.

En Reino Unido surgieron grupos para apoyar a los adultos mayores, el grupo de edad más vulnerable frente al covid-19. En el condado de Shropshire, por ejemplo, un centro médico organizó a voluntarios para hacer mercados y entregarlos entre esta población. Y en Cornwall, 50 personas se encargan de que quienes no tienen familiares o amigos pidan ayuda si lo necesitan.

Los vecinos en Alemania se están organizando desde sus redes sociales. Con la etiqueta #Nachbarschaftschallenge (reto del vecindario), los usuarios están haciendo un llamado para ayudar a adultos mayores y a quienes tienen dificultades de salud con sus compras o diligencias diarias.

Todos los días, la cadena de supermercados Woolworths, en Australia, abre una hora antes de su horario normal para que los adultos mayores entren, hagan sus compras y minimicen de esta manera el riesgo de infección.

En Nueva York, en medio del feroz pico de covid-19 que enfrenta la ciudad, 25 personas atendieron la semana pasada una convocatoria del Banco de alimentos del centro de Nueva York, hecha desde redes sociales, para empacar y distribuir alimentos hacia zonas en las que habitan familias en necesidad.

En otra parte de Estados Unidos, en Ohio, dos hermanos de 9 y 6 años se arreglaron de pies a cabeza y ofrecieron un concierto privado de chelo para su vecina Helena Schlam, quien tiene 78 años y permanece en solitaria cuarentena.

Y hace dos meses, en Wuhan, la ciudad china que vio nacer el nuevo coronavirus y que fue la primera en enfrentar el aislamiento social, las personas combatieron la soledad desde sus ventanas. Cada noche, los ciudadanos se asomaron y gritaron. Algunos cantaron. Las frases eran incomprensibles. Pero los sonidos se extendían como diciendo aquí estoy vivo y les hablo a ustedes, vivos también.

***

El video muestra a Ruth. La mujer puede tener unos 80 años y vive sola. No trabaja. Otra persona fuera de cámara le entrega $ 200.000, “para que haga un mercado. Es para que usted se ayude estos días”. Ella lo recibe, se emociona, llora y cierra la puerta.

La historia hace parte de la cuenta de Instagram @deldichoalhecho y es una iniciativa que nació en Medellín, para ayudar a los vendedores ambulantes y a la población vulnerable durante esta época. Un grupo de amigos tuvo la idea de pedir donaciones y entregar un monto al azar. A la propuesta se han unido figuras públicas, como Daniela Ospina y, según dicen, hasta ahora han apoyado a 170 familias con las donaciones de más de 700 personas.

Ver esta publicación en Instagram

Ahora más que nunca nos necesitan!!!

Una publicación compartida por Del Dicho Al Hecho Colombia (@deldichoalhechocol) el

No es la única muestra solidaria en Colombia. Liliana Cortés trabaja como headhunter en la empresa LG consultores; es decir, encuentra talentos profesionales para empresas. Desde que el covid-19 llegó al país, detectó que existiría la necesidad de profesionales médicos para controlar el brote. Y por eso, desde las redes sociales y la web de la empresa (www.lgconsultores.com.co) abrió una convocatoria para médicos y enfermeras. Su intención es crear una base de datos que, según expertos, será necesaria en el futuro.

Y también en Medellín (donde según el Dane viven 251.220 personas mayores de 65 años), nació Un viejo favor, como lo contaba EL TIEMPO esta semana. Se trata de voluntarios que ayudan a ancianos, así como a personas en situación de discapacidad. El creador de la iniciativa, Santiago Jaramillo, dice que se unieron para hacer diligencias que los mayores hacían cotidianamente, “desde reclamar una medicina hasta hacer las compras del mercado”, pero que por la contingencia actual deben postergar.

“Entre los voluntarios hay un médico y una psicóloga que asesoraron telefónicamente a dos abuelitos que necesitaban que les leyeran los resultados de unos exámenes médicos. Esto es de voluntad”, dijo Jaramillo.

Un Viejo Favor cuenta ya con más de 200 voluntarios. Recibe las solicitudes en la línea de atención 317 226 4800 o a través de sus redes sociales (@unviejofavor en Instagram y en Facebook).

Y hay también promesas. En un barrio de la localidad de Teusaquillo, en Bogotá, los vecinos se había reunido alrededor de un proyecto ecológico, antes de los decretos de cuarentena y aislamiento. Trabajaban juntos para hacer una paca o biosuelo fértil frente a su edificio. Crearon un grupo de WhatsApp.

A raíz del simulacro de aislamiento preventivo obligatorio en la ciudad, se preguntaron qué podían hacer para colaborarse. Alguien tuvo la idea de proponer actividades y varios se ofrecieron como voluntarios para ofrecer apoyo psicológico, para hacer una llamada en un momento del día o dar clases de idiomas y consejos de jardinería. La red solidaria del barrio pretende ayudarse en adelante.

(Otro tema: Atención: Colombia entrará a cuarentena total)

***

Alguna vez le preguntaron a Margaret Mead cuál es la primera evidencia de civilización. Para la antropóloga norteamericana no se trató del fuego, de las herramientas ni de pulgares opuestos. Para Mead, es un fémur con una fractura curada, hallado en un sitio arqueológico de 15.000 años. Y explicó que para que aquella persona sobreviviera otros debieron proporcionarle refugio, protección y comida durante un tiempo. La primera señal de la civilización humana, entonces, es el cuidado de alguien que está roto y necesitado.

La anécdota es relatada por el médico Ira Byock en su libro The Best Care Possible: A Physician's Quest to Transform Care Through the End of Life (2012). Ayudar a alguien más, entonces, sería un punto de inicio para la civilización. Y si queremos usar la historia hoy, en tiempos de pandemia, de soledad y calles vacías, nuestra apuesta como civilización poscoronavirus debería estar fundamentada en la solidaridad.

NATALIA NOGUERA - monnog@eltiempo.com
REDACCIÓN EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.