Secciones
Síguenos en:
Paraísos para desintoxicar el cuerpo y el alma
Hotel Las Islas, Barú

Hotel Las Islas, Barú

Foto:

Hotel Las Islas

Paraísos para desintoxicar el cuerpo y el alma

Lugares para dejar atrás estos días convulsionados y encontrar tranquilidad y bienestar.

En el extremo norte de la península de Barú, a 45 minutos de Cartagena por mar o una hora y media por tierra, hay un lugar lleno de magia natural, playas blancas y tranquilas, búngalos escondidos entre llanuras de manglares y dividivis, y un mar plácido y tranquilo.

(Le puede interesar: Estas son las seis apuestas turísticas de Colombia en Fitur).

Solo el sonido de las olas, de las gaviotas y los pelícanos acompaña los atardeceres de esa lejana punta rodeada de mar Caribe. Es justo allí donde desde el 2018 abrió sus puertas el hotel Las Islas (del Grupo Aviatur), y se convirtió en una promesa de bienestar, relajación y paz.

Por eso, en estas épocas tan azarosas este destino reúne todos los elementos que busca un viajero. “Desde los protocolos de bioseguridad (que comienzan con una prueba de antígenos para covid antes de ingresar al hotel) y distanciamiento hasta espacios aireados y búngalos distantes, un clima entre los 25 y los 30 °C, y todo el personal entrenado para ofrecer seguridad y tranquilidad a los viajeros”, dice Paula Chamorro, ejecutiva comercial del hotel.

Luego de un amanecer con vista al mar tranquilo y solitario, mecido por las copas de los árboles, el plan es gozar del suave clima tropical en uno de los 55 búngalos (de los cuales 22 están al nivel del mar y 33 están entre los árboles), con piscina o jacuzzi, con aire acondicionado, internet y productos de baño de primera calidad.

Hotel Las Islas, Barú, Cartagena

Foto:

Adriana Garzón Cárdenas.

Paula destaca lo importante que han sido la arquitectura y el diseño del hotel en estas épocas: “La distribución del hotel es un privilegio, los búngalos están muy distanciados unos de otros, hay zonas de playa y la mayoría de las áreas sociales están al aire libre, y eso nos ayuda a ofrecer seguridad”.

El plan en el día es pasear en bicicleta por senderos llenos de fauna y flora del bosque seco; nadar, surfear o hacer kayak o paddle boarding o caretear en ese inmenso Caribe para sorprenderse con la vida marina de estas aguas cálidas y cristalinas. O simplemente tomar el sol o recargar baterías en el bufé del restaurante Tía Coco. Otra opción muy cerca es ir de paseo a Isleta, una playa aún más escondida y silenciosa, ideal para pasar una jornada de relajación.

Una pausa para almorzar delicias marinas en el restaurante Chocó, un pargo rojo fresco a la parrilla, una paella de mariscos, pulpo, calamares y todos los frutos del mar hacen parte de una carta saludable y suculenta.

(Además: Cómo votar por nominados de Colombia a premios mundiales de turismo).

La tarde puede ser entre las olas, en el spa con sus terapias renovadoras, el gimnasio, la biblioteca, o qué tal una clase de cocina o de cocteles en la terraza del bar mientras cae el atardecer.

Desde esa altura se oyen los aullidos del mono tití, los cantos de las guacamayas, y se pueden ver las grandes iguanas camufladas en el follaje de hierbas, arbustos, bejucos y enredaderas.

“Buceo y excursiones a islas del Rosario, al archipiélago de San Bernardo, al Aviario Nacional, al oceanario, recorrido en canoas con los guías locales por los manglares y el tour a Cartagena hacen parte del menú de actividades del hotel. Así que hay para todos los gustos”, dice Chamorro.

La gastronomía del Hotel Las Islas es exquisita y prolífica en frutos del mar.

Foto:

Adriana Garzón Cárdenas.

La noche también tiene propuestas. Sobre las 7 de la noche parte hacia el oscuro manglar una expedición que va cerca a la isla Cholón, para nadar en aguas poco profundas cerca de los manglares y observar el plancton y su bioluminiscencia. Nadar de noche en el mar mientras pequeñas luces como luciérnagas marinas iluminan el contacto de la piel y el agua es magia pura, magia caribe.

Otra opción para la noche es quedarse en tierra, disfrutar de una cena en el restaurante Las Guacas, rodeado de vegetación y orquídeas, y luego subir a la terraza para observar los astros en un gran telescopio que transporta a esa bóveda inmensa y sus astros iluminados y misteriosos.

Así termina la noche, el mar arrulla el ambiente, las olas golpean a lo lejos, mientras la oscuridad llena el búngalo que duerme a 15 metros de altura entre ceibas, majaguas y nísperos.

Celebre el Día del Padre

Acomodación en búngalo con piscina privada o jacuzzi. Dos adultos (un niño de cortesía), 3 días 2 noches.

Incluye buceo en pareja, minicurso experiencia en piscina y buceo en Parque Natural Corales del Rosario; parrillada internacional para dos, traslado terrestre aeropuerto-muelle La Bodeguita-aeropuerto, traslado marítimo muelle La Bodeguita-hotel, desayuno bufé, carta, productos de acogida y bebida de bienvenida.

Fechas de estadía: desde el 4 hasta el 27 de junio.
Fechas para reservar: hasta junio 25 de 2021.

Viaje por invitación del hotel Las Islas.
Más información: https://www.lasislas.com.co/

Un ‘viaje consciente’ a las islas del Rosario

Son tiempos aciagos. Nos gana la incertidumbre, nos gana la impotencia.

En estos días de pandemia, de encierros, de protestas conviene parar, tomar un respiro y recuperar fuerzas. No es fácil, pero sí muy necesario. Estamos expuestos a circunstancias propias y externas que a menudo nos llevan a la tristeza, la angustia y la depresión. ¿Cómo combatir estos estados de ánimo tan generalizados?

“Es importante que nos regalemos espacios para volver a conectar con nuestro ser interior, con la calma, con la paciencia, con la búsqueda del sentido de la vida”, dice Paula Silva, ‘coachef’, especialista en alimentación consciente, nutrición y coaching holístico.

(Continúe leyendo: Mejores sitios para ‘glamping’ (y a precios razonables) en Colombia).

Silva propone un “viaje consciente”, una experiencia única que permite reconectar y limpiar las energías negativas que atrapan nuestros pensamientos.

Este “viaje consciente” o más bien “espiritual” se llevará a cabo entre el 24 y el 28 de junio en las islas del Rosario, en Cartagena. Incluye paseos en kayak y paddles, ceremonia de fuego, terapias de respiración, ritual de luna llena, deportes acuáticos, meditaciones, yoga, clases de cocina y paseo en velero, entre otras actividades. “Un viaje consciente es un regalo para tu alma, tu mente y tu cuerpo. Es la mejor manera de liberarnos de miedos y de trabajar en la búsqueda de tu misión de vida”, asegura Paula.

Más información en paulasilvacoachef.com/events/

REDACCIÓN VIAJAR
En Twitter: @ViajarET

Encuentre también en Viajar:

Todo lo que debe saber para vacunarse contra el covid-19 en EE. UU.

Hoteles Estelar: ‘Ahora los huéspedes quieren ir más despacio’

Agencias de viajes mostrarán su oferta en evento abierto al público

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.