Secciones
Síguenos en:
Las huellas de los romanos en España
Teatro romano de Mérida (España)

Teatro romano de Mérida (España).

Foto:

Andrés Hurtado García

Las huellas de los romanos en España

Más de veinte ciudades de ese país albergan vestigios y grandes monumentos del Imperio.

Cuando se habla de los recuerdos que dejó la ocupación romana en España se piensa inmediatamente en el Acueducto de Segovia, olvidándose que hay más de 20 ciudades españolas que gozan de grandes monumentos.

(Le puede interesar: El imponente Cristo de 43 metros que se construye en el sur de Brasil).

Tarragona, la Tarraco de los romanos, muestra orgullosa su también acueducto romano, además del anfiteatro. Siete siglos permanecieron los romanos en la que denominaron Hispania, desde el año 218 a. C. hasta el siglo V d. C. Los griegos, sus antecesores, lo llamaron Iberia.

El acueducto romano de Segovia fue construido en el siglo II d. C. La impresionante estructura tiene 28 metros de altura y soporta dos órdenes de arcos.

Foto:

Andrés Hurtado García

Segovia es una de las ciudades más bellas de España. Su famoso acueducto fue construido en el siglo II d. C. y traía el agua de la sierra de Madrid en un trayecto de 15 kilómetros. Según una leyenda, lo construyó el diablo. Estar debajo de él en la plaza Azoguejo causa una emoción impresionante. Allí mide 28 metros de altura y soporta dos órdenes de arcos.

Imposible, estando allí, no aprovechar para degustar el sabroso cochinillo asado del Mesón de Cándido López, famoso chef apodado el Mesonero Mayor de Castilla. Y visitar el Alcázar, que, en mi concepto, es el más espectacular castillo de España.

Se encuentra en el extremo de la ciudad, sobre un acantilado rocoso por cuyo fondo discurren los ríos Eresma y Clamores. El Alcázar exhibe la más perfecta estampa de un castillo medieval y es considerado uno de los más bellos del mundo; igualmente se deben visitar la espléndida catedral y el palacio de Pedrarias Dávila, el que mandó matar a nuestro Vasco Núñez de Balboa, el descubridor del Mar del Sur (el Pacífico).

(Además: ¿Quién es la persona que más ha viajado del mundo?)

Y hablando de teatros romanos, que los hay en varias ciudades, el más famoso, y con sobrada razón, es el de Mérida, todavía en uso (en la foto, junto al título de este informe).

Esta ciudad fue fundada por el emperador Octavio Augusto en el siglo I a. C. como lugar de descanso para los soldados veteranos (eméritos). Por eso se llamó Emérita Augusta.

He visitado muchas veces Mérida por la cantidad de monumentos romanos que tiene: teatro, circo; templo de Diana, bellísimo; acueducto de Los Milagros. Cerca de Sevilla, la Hispalis de los romanos, se encuentran las monumentales ruinas de Itálica, a las que Rodrigo Caro dedicó un poema. A ver si mi memoria no me falla:

“Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora / campos de soledad, mustio collado, / fueron un tiempo Itálica famosa”.

Las ruinas de la ciudad son magníficas: casas de los patricios, mosaicos bien conservados, el teatro, el anfiteatro, uno de los mayores del Imperio, con capacidad para 25.000 personas y dotado de tres niveles y con foso para gladiadores y fieras.

La Medellín española

Cómo no visitar Medellín, Extremadura, tierra de Hernán Cortés y de otros conquistadores. Cuando yo estudiaba en España, Belisario Betancur, que era el embajador, me envió a una misión diplomática al pueblo con motivo de un aniversario de la ciudad de Medellín (Colombia).

Sobra decir que me recibieron con todos los honores.

El castillo medieval de Medellín, construido sobre una de las colinas de la ciudad.

Foto:

Andrés Hurtado García

Medellín fue fundada por el cónsul romano Quintus Caecilius Metellus, de allí el nombre de Metellinum que se dio a la fundación. Ello ocurrió el año 79 a. C. En mi primer viaje no habían descubierto el teatro romano para unos 3.200 espectadores y que se encuentra bellamente emplazado a los pies del castillo medieval construido sobre una colina. Tiene, además, el pueblo un robusto puente construido el siglo XVII sobre el río Guadiana. Al bajarme del bus en el pueblo en mi segundo viaje, una señora al verme me dijo: usted debe de ser mexicano y de apellido Cortés y viene a buscar sus ancestros de Hernán Cortés.

Le contesté que era colombiano y de apellido Hurtado. Me llevaron a saludar a un viejecito que era teniente alcalde (secretario de gobierno) cuando cumplí la misión diplomática; se acordaba de mí y me mostró una foto en la que estoy en una recepción que me hicieron.

El pueblo sufrió intensamente en dos guerras: la de independencia napoleónica y la Guerra Civil de 1936-1939. En esta ocasión André Malraux, el famoso novelista francés, participó en un raid aéreo republicano sobre Medellín, y su avión fue impactado y él, levemente herido.

(También: Del 16 al 18 de junio, nueva fecha para la Vitrina turística de Anato).

Los romanos no la tuvieron fácil en su conquista de España, sufrieron durante varios años los ataques de Viriato, que era un cazador y pastor y se convirtió en guerrero. Fue asesinado por unos sicarios romanos, y cuando éstos fueron a pedir su recompensa a Roma, esta les contestó que no patrocinaba a traidores.

Numancia, cerca de Soria, se convirtió en sinónimo de valor por la feroz resistencia que opuso a Publio Cornelio Escipión Emiliano, apodado Africano el Menor. La ciudad cayó el año 133 a. C. y sus defensores prefirieron suicidarse antes que entregarse. En la historia se habla con honores de la “resistencia numantina”. Los romanos invadieron Hispania en 218 a. C. para derrotar a los cartagineses en las guerras púnicas.

Visité también el teatro romano de Cartagena, el de Málaga, el teatro Augusta de Barcelona, las murallas romanas de Lugo y las espléndidas ruinas de Ampurias en Cataluña, el primer puerto griego fundado en la península, el año 575 a. C.

Luego fue ciudad romana, y quedan muchos recuerdos del paso de las legiones: me impactaron las murallas, los mosaicos muy bien conservados y el Asclepium, que era a la vez templo y lugar de curación dedicado al dios de la Medicina. Impresionante el arco de triunfo romano de Soria, el único en España que tiene tres vanos.

Hay todavía muchos recuerdos del paso de los romanos y que todavía no conozco. 

Vestigios de la ciudad romana de Baelo Claudia, en España.

Foto:

Andrés Hurtado García

Pero no puedo dejar de hablar de Baelo Claudia. No me perdono el no haber conocido antes esta ciudad romana. Yo, que busco los recuerdos del mundo griego y romano por todas partes. Fue hace dos años, visitando los pueblos blancos de Andalucía, cuando llegamos a este puerto fundado por los romanos en el siglo II a. C., situado en un bello emplazamiento a orillas del Mediterráneo. Escribo basado en mis recuerdos, las fotos que tomé y un folleto que me dieron en el lugar.

Baelo es el emplazamiento más completo para admirar el urbanismo romano. Fue famoso por la producción del garum, salsa extraída de las vísceras de pescado y que encantaba a los romanos. Las ruinas contienen teatro, foro, muralla con 40 torres, cuatro templos, palacio de justicia o basílica, curia o senado; las dos calles de toda ciudad romana, decumanus maximus y cardo maximus, orientadas según los puntos cardinales; mercados, tabernas, etc. Se ha encontrado allí la única copia que hubo en Hispania del Doríforo de Policleto. Recorrí, emocionado como nunca, esta ciudad romana.

Las legiones trajeron a España el cultivo de la oliva, pilar fundamental de la economía del país, y la lengua latina que ha llegado hasta nosotros. Era el latín del pueblo, llamado sermo vulgaris, por oposición al sermo nobilis de la clase alta. Y así dicen que el mejor castellano del mundo se habla en Colombia. ¿Será?

ANDRÉS HURTADO GARCÍA
Para EL TIEMPO

Encuentre también en Viajar:

El 'boom' del turismo de vacunas en Estados Unidos. ¿Por qué es tan polémico?

¿Dónde se puede ver nieve en Colombia?

Lugares de Marruecos para visitar ahora que se puede ir sin visa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.