The Biltmore, lujo y tradición de casi un siglo

The Biltmore, lujo y tradición de casi un siglo

El hotel, ubicado en Coral Gables, representa la cara más tradicional de la Florida.

The Biltmore

Fue testigo del esplendor de Hollywood y de la sombría época de la Segunda Guerra Mundial. Ubicado en Coral Gables y con casi un siglo de existencia, este hotel hace gala de una gran tradición.

Foto:

Cortesía The Biltmore

Por: Natalia Noguera
03 de mayo 2019 , 11:41 a.m.

No parece un hotel de la Florida (Estados Unidos). Las columnas gruesas de mármol, los muebles de madera tallada y los amplios jardines son característicos de la arquitectura mediterránea. Pero nada es fortuito: el hotel The Biltmore, ubicado en Coral Gables, abrió sus puertas en 1926 y su diseño estuvo inspirado en construcciones italianas y españolas. En un ambiente dominado por el art déco -que predominó durante la década del 40- resulta particular encontrar una estructura de 93 años.

The Biltmore es una propiedad histórica de Estados Unidos, que ha superado la Segunda Guerra Mundial, la quiebra y el abandono. Hoy, hace parte del prestigioso Leading Hotels of the World, ofrece un servicio cinco estrellas y preside eventos profesionales de golf.

La era del jazz
The Biltmore

Una de las habitaciones del hotel.

Foto:

Cortesía The Biltmore

Durante casi dos décadas, The Biltmore fue punto de encuentro de estrellas de Hollywood y de personalidades públicas. Era la época dorada del jazz. Sumado al nacimiento de un estilo músical y cultural, y en oposición a la energía y estridencias del género, las décadas de los 20 y 30 fueron de prohibición, pues el Gobierno de Estados Unidos no permitía la venta de alcohol. The Biltmore se convirtió así en un oasis: en las galas acuáticas, fiestas y desfiles de moda fluían el champán y otros litros de licor. Se creó un mundo alterno a la crisis económica, habitado por personajes como la diva y actriz Judy Garland, el presidente Franklin D. Roosevelt e incluso Al Capone, quienes frecuentaban las instalaciones.

Cada domingo se celebraba un espectáculo acuático en la piscina de 2.136 metros cuadrados, ofrecido por nadadores sincronizados, mujeres que desfilaban en traje de baño, luchadores de caimanes y la maravilla de cuatro años, Jackie Ott. Unos 3.000 espectadores, en promedio, veían el acto de Ott: saltar a la inmensa piscina desde una plataforma de casi 30 metros de altura. Este tipo de espectáculos acuáticos eran populares entre las familias, que luego se vestían para asistir a los modernos bailes de té en la gran terraza de The Biltmore.

Guerra y transformación

Desde 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, The Biltmore pasó de ser un hotel al hospital regional de las Fuerzas Aéreas del Ejército. La institución militar selló muchas de las habitaciones con concreto y convirtió estas instalaciones en un hospital para veteranos, que mantuvo esta condición hasta 1968.

Le siguió una época de incertidumbre, que ponía en duda la posibilidad de que se abriera de nuevo un alojamiento para el público. A pesar de que la ciudad de Coral Gables era dueña de la propiedad gracias a la Ley de Monumentos Históricos y el programa Legacy of Parks, no estaba claro qué hacer con el espacio. A principios de los 80, la ciudad invirtió 55 millones de dólares para recuperar el hotel. En 1987 abrió de nuevo con capacidad para recibir a 600 huéspedes, pero solo tres años más tarde cerró, debido a la crisis económica del país.

A partir de 1992, Seaway Hotels se convirtió en el operador de The Biltmore e hizo una inversión de 40 millones de dólares para convertirlo en un alojamiento de talla mundial. Las habitaciones fueron renovadas y se construyó un gimnasio y un spa. Además, el hotel invirtió 3 millones de dólares para restaurar el campo de golf de 18 hoyos en el año 2008.

La suma de estos esfuerzos dio como resultado un nuevo aire para The Biltmore. Hoy, es un hotel cinco estrellas que, además de su título de propiedad histórica, hace parte del selecto Leading Hotels of the World, una colección de hoteles de lujo del mundo. Tiene 271 habitaciones, campo de golf y, cada domingo, haciendo honor a la tradición, el restaurante La Fontana ofrece un brunch junto a la piscina. Es una manera de honrar el pasado con la mira puesta en el futuro.

NATALIA NOGUERA
@ViajarET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.