Dos lugares tranquilos y muy verdes para descubrir en la zona cafetera

Dos lugares tranquilos y muy verdes para descubrir en la zona cafetera

La Hacienda Maravélez y el volcán Machín son poco conocidos, pero altamente recomendados.

Quindío

Hermosas montañas, verdes cafetales y un increíble volcán hacen parte de este recorrido por el Quindío y el Tolima.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.

Por: Natalia Noguera Álvarez*
25 de septiembre 2018 , 06:00 a.m.

Imagine despertar con el olor de una taza de café recién molido. Se acerca a su ventana y siente el fresco de la montaña. El verdor de los cafetales pinta el paisaje. El calor sube de a pocos mientras avanza el día en La Tebaida, un municipio del Quindío ubicado a 17 kilómetros de Armenia y el punto de partida de este recorrido por tierra.

Junto con Caldas, Valle del Cauca y Risaralda, Quindío es uno de los departamentos que hacen parte del Paisaje Cultural Cafetero, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el 2011. Basta con conocerlo para entender por qué es una zona apetecida por turistas nacionales e internacionales: su variada flora y fauna, la calidez de sus pobladores, la comida, los cafetales y las palmas en los valles montañosos son algunas razones para tomar carretera y visitar hasta el último rincón.

Hacienda Maravélez

Después de descansar durante una noche en el hotel Mocawa, agarramos camino hacia la Hacienda Maravélez, ubicada a 30 minutos. Este es un lugar ideal para conectarse con las costumbres de la región.

En Maravélez se produce la que han nombrado como la piña más dulce del mundo. Los visitantes pueden conocer el proceso desde la siembra, pasando por la conservación hasta su recolección. Por supuesto, se puede comprobar si es o no la fruta más dulce del mundo.

Hacienda Maravélez

En la Hacienda Maravélez se siembra la que se dice que es la piña más dulce del mundo.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.

Hacienda Maravélez

En la Hacienda Maravélez se siembra la que se dice que es la piña más dulce del mundo.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.

Hacienda Maravélez

En la hacienda también se hace un recorrido por los guaduales.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.


Sergio Canal hace la ruta de la guadua. Los visitantes aprenden, entre otras cosas, que esta no es un árbol sino un pasto, el más grande del mundo, que crece entre 10 y 20 centímetros al día. En Maravélez existen guaduas de 20 o 30 metros de altura, que crecen junto a árboles de 3 metros de diámetro. En los recorridos es posible ver heliconias (la flor insignia de Quindío), un humedal, más de cien especies de pájaros, tortugas y armadillos.

Los visitantes pueden también hacer paseos a caballo, caminatas ecológicas, e incluso se ofrece la opción de alojamiento y comida típica. Informes: 317 648 4247.

Volcán Machín

El camino puede ser retador: es largo y hay que atravesar varias trochas. Pero el verde paisaje que adorna el viaje recompensa la espera. Para llegar al volcán Machín, ubicado a seis horas de La Tebaida, se puede tomar la carretera que cruza por Salento y por Toche, en el Tolima. Esta es una joya escondida que vale la pena visitar.

Este volcán está en la cordillera de los Andes y se formó hace 800 años. Y es muy peculiar: dentro del cráter, de 2,4 kilómetros de diámetro, vive una familia que ofrece alojamiento y comida a los turistas que llegan hasta allí. El Machín está activo y hay dos fumarolas visibles. Sin embargo, cuando se visita es difícil percibir que se está dentro de un volcán. El pasto ha cubierto todo el centro y el agua de la lluvia formó un pequeño humedal, en el que aves de la región toman un baño.

Hacienda Maravélez

El volcán el Machín se formó hace 800 años.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.

Hacienda Maravélez

Dentro del volcán vive una familia. Ofrecen servicio de alimentación y hospedaje.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.

Volcán Machín

La estadía por noche cuesta 25.000.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.

Volcán Machín

Las palmas de cera pueden medir hasta 60 metros. Están en vía de extinción.

Foto:

Juan Diego Buitrago. El Tiempo.


“Vivimos muy tranquilos aquí, muy sabroso. Nadie nos molesta”, dice Ramón Elías Montaño, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda. Montaño cuenta que hace unos años hicieron una película, Los hijos de Cerro Machín, que narra la historia del volcán y sus pobladores. Habla de la escuela La Cabaña, que hicieron con sus propios aportes.

Además, asegura que hay una actividad turística interesante: “Los turistas se quedan en carpas, pero es necesaria más infraestructura para atenderlos”, reclama. Asegura que es un lugar muy tranquilo y que él es guía de la zona. Hace las recomendaciones del caso: llevarse la basura, recibir las instrucciones y sobre todo ir a visitar este lugar que parece una invención. Informes: 318 755 8550.

Sobre el recorrido

El recorrido lo hicimos a bordo de una camioneta Trailblazer 2.8 CTDI 4x4 Ltz, que combina tecnología de lujo con rendimiento óptimo, diseño y seguridad. Se destaca la comodidad de la silletería y el poderoso sonido del equipo.*Invitación de Chevrolet.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.