¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Viajar

Zagreb, el gran destino europeo emergente

56 mil kilómetros de extensión territorial tiene Croacia. Su población asciende a más de 4,29 millones de habitantes.

56 mil kilómetros de extensión territorial tiene Croacia. Su población asciende a más de 4,29 millones de habitantes.

Foto:Andrés Hurtado García

Conozca sobre el arte, la historia, la arquitectura y otros encantos de la capital de Croacia.

Diana Rincón
Visitar Zagreb, la capital de Croacia, es revivir el esplendor del imperio austrohúngaro que dominó a Europa hasta la Primera Guerra Mundial. Muchas cosas recuerdan en Zagreb al emperador Francisco José y a su esposa, la encantadora Sissi, que presidieron el gobierno más problemático de Europa y a quienes, a pesar de ello, la historia mira con mucha simpatía.
A Zagreb, por lo mismo, la llaman la ‘pequeña Viena’. Para entender un poco el problema balcánico y resumiéndolo, digamos que al final de la Primera Guerra Mundial surgieron en la región dos países: Checoeslovaquia y Yugoslavia. Hacia 1990 ambos desaparecieron.
El primero dio origen a la República Checa y a Eslovaquia y el segundo, en el cual gobernó desde la Segunda Guerra Mundial el mariscal Joseph Broz Tito, se escindió formando seis repúblicas, en medio de tremendos conflictos étnicos y sociales y sangrientas guerras.
Las nuevas repúblicas son: Croacia, Serbia, Eslovenia, Bosnia–Herzegovina, Montenegro y Macedonia.
Estas jóvenes repúblicas pertenecen a la Unidad Europea. Croacia, remanso hoy de paz, ciencia, arte y belleza, vivió entre 1991 y 1995 la terrible Guerra de Independencia contra el Ejército Popular de Yugoslavia. Ubicada entre los montes Medvednica y el río Sava, Zagreb se divide en dos zonas: Alta (Gornji Grad) y la Baja (Donji Grad). Queda solo una puerta en la muralla medieval del siglo XIII que unía las dos partes de la ciudad. En esta puerta de piedra, llamada Kamenita Vrata, los zagrebitas, en su inmensa mayoría católicos, se detienen a rezarle a una estatua de la Virgen.
Mi recorrido fue una continua exaltación ante la belleza y la importancia de la ciudad en el arte, la ciencia y la cultura. Zagreb es hoy clave en el cine de animación en el mundo y ostenta la paternidad de dos inventos: la corbata y la pluma estilográfica.
La iglesia de Sv Marko, San Marcos, data de 1242. La peculiaridad del templo son sus tejas esmaltadas, que recuerdan a la catedral de San Esteban de Viena. Las tejas representan los escudos de Croacia, Eslovenia, Zagreb y Dalmacia. Esta iglesia, al igual que la catedral, se roba las miradas y las fotografías.
Catedral y Palacio Episcopal de Zagreb.

Catedral y Palacio Episcopal de Zagreb.

Foto:Andrés Hurtado García

San Esteban se llama la catedral, símbolo de la ciudad y fundada en 1094 por el rey Ladislao de Hungría. A lo largo de la historia ha sufrido varias transformaciones. Sus dos esbeltas torres barrocas se ven desde toda la ciudad. La miran desde la plaza tres estatuas de ángeles esculpidas en oro macizo. Su nombre en croata es Katedrala Marijina Uznesenja.
En una capilla especial conservan momificado el cadáver del famoso cardenal Stepinac, asesinado brutalmente por los comunistas de Tito, que hicieron caso omiso de las protestas de todo el mundo. Los zagrebitas lo veneran como santo. Yo era estudiante ese año de 1960 y recuerdo muy bien la oleada mundial de protestas. Al lado de la catedral y sobre la muralla, que servía para defender a la ciudad de los turcos, se encuentra la sede del Arzobispado. El conjunto de estos edificios y la plaza misma son monumentales.
La lista de los museos es larga y por ello a Zagreb la llaman ‘ciudad con alma’. Estos son algunos: Arte y Artesanías, Etnográfico, Arqueológico, Tecnología, Arte Contemporáneo. Un monumento recuerda a Nicolás Tesla, el físico que cambió la ciencia de la electrónica en el siglo XX. Me hubiera gustado visitar todos los museos, pero debí circunscribirme solamente a algunos, por cuestión de tiempo. Escogí tres museos curiosos, por lo demás muy visitados.
El primero: Museo de arte Naif, precioso. Segundo: El museo de las amistades rotas. Así se llama. Recibe objetos de todo el mundo con su respectiva historia.
Matrimonios desbaratados, noviazgos rotos, amistades perdidas están allí representados con los más curiosos objetos: perfumes, cartas de amor y de desamor, anillos, muñecas, zapatos, botellas de vino, fotografías, casetes, postales, ropa interior, medias, cabellos, regalos, una plancha que sirvió para alistar el traje del novio, velos de novia… Valió la pena.
Y el otro, de nombre y contenido macabros, es el Museo Tortureum, en el que hay 70 instrumentos de tortura utilizados desde la Edad Media. Preside la colección la temida guillotina, se puede tocar el potro que descoyuntaba brazos y piernas de las víctimas, mirar el péndulo hiela la sangre; es una hacha con filo de cuchilla de afeitar que con cada balanceo se acerca a la víctima. Todos los objetos son originales.
Antes de bajar a la Donji Grad, desde el mirador observo los tejados rojos, los palacios, las mansiones señoriales y, por encima de todos ellos, las altísimas torres de la catedral. Se puede bajar por escalera o por un tren cremallera.
Andrés Hurtado García

Andrés Hurtado García

Foto:Andrés Hurtado García

Así me dirijo al animado y colorido mercado de la ciudad que se encuentra en la plaza Dolec y que todos los días yo visitaba. Me gustaba ese ambiente alegre y pulcro. La ciudad ha dedicado un bello monumento a la mujer que lleva el pan en una canasta sobre la cabeza.
Frutas frescas, flores, pescado, vegetales, tubérculos… y artículos de aseo, artesanías, juguetes… Todos los días, temprano, visitaba la plaza de Dolac y me dirigía a una de las panaderías cercanas a degustar los famosos pasteles de Zagreb.
Vincek se llama la pastelería más clásica y Dinara la más exquisita panadería. Los cafés de Zagreb imitan a los más famosos del mundo, los de Viena de la época del imperio austro- húngaro. Allí se reunían pintores, poetas, científicos, músicos y conspiradores.
Visita obligada en Zagreb es al afamado Hotel Explanada, que era parada de los viajeros del Orient Expres en la ruta París–Estambul. Durante la guerra lo ocupó la Gestapo y allí se vivieron historias de espionaje e intrigas entre alemanes y partisanos.
Algunos de sus huéspedes han sido María Callas, Orson Welles, Charles Lindbergh, Josephine Baker, Elizabeth Taylor, Tina Turner, U2 e, incluso, Cristiano Ronaldo. El edificio es una preciosidad de arte deco. La última tarde de mi estancia me sorprendió recorriendo los cuatro espectaculares puentes sobre el río Sava. Romántica despedida de Zagreb, perla de los Balcanes.

Dos inventos croatas

En 1635, soldados croatas fueron a apoyar a Luis XIII de Francia; llevaban anudado al cuello un pañuelo que los franceses admiraron y que más adelante se convirtió en la corbata. Luis XIV la propagó por Europa.
La palabra lo dice: ‘cravate’ (en francés) viene de Croacia, y el 18 de octubre se celebra en Croacia el Día nacional de la Corbata. En 1906, un ingeniero de Zagreb de nombre Slavoljub Penkala inventó ‘un lápiz mecánico’ y un año después ideó la ‘pluma mecánica’ con un depósito de tinta.
Ese es el estilógrafo que la humanidad conoce.

Si usted va

Documentos. Croacia forma parte de los 26 países europeos a donde los colombianos pueden viajar sin visa. Pero deben cumplir con las recomendaciones de la Cancillería. www.cancilleria.gov.co.
Vuelos. Vía Air France, la ruta Bogotá-París-Zagreb; vía Avianca, la ruta Bogotá-Madrid-Dubrovnik.
Hay hoteles de todos los lujos y precios. Art Hotel Like, cerca del centro, tiene buena relación calidad-precio. La mejor época es el verano, en junio.
La moneda es el kuna. Un euro vale 7,45 kunas.
Andrés Hurtado García
Especial para EL TIEMPO
Diana Rincón
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO