Cinco planes para hacer en Santa Marta y La Guajira

Cinco planes para hacer en Santa Marta y La Guajira

Sobrevuelo en helicóptero, practicar kitesurf y descenso en río son algunas de las actividades.

Sobrevuelo por la Sierra Nevada

Panorámica desde el helicóptero rumbo a Ciudad Perdida en Santa Marta.

Foto:

Daniela Pinto

Por: Daniela Pinto Molinares
23 de mayo 2019 , 09:28 a.m.

Si ha visitado las playas de Santa Marta (Magdalena) y La Guajira sabrá que la experiencia es única. Sin embargo, estos destinos ofrecen múltiples actividades. Sobrevuelo por la Sierra Nevada, practicar kitesurf en el Cabo de la Vela y tubbing por el río Don Diego son algunos de los planes que recomendamos para hacer en cuatro días.

Atardecer en la bahía de Santa Marta
Atardecer Bahía de Santa Marta

Vista desde Caribbean Team.

Foto:

Daniela Pinto

Atardecer Bahía de Santa Marta

Atardecer en la Bahía de Santa Marta

Foto:

Daniela Pinto

El primer día es el más tranquilo del viaje. Nuestro destino es la Bahía de Santa Marta, nombrada como la más linda de América. Allí se puede realizar un recorrido por el malecón y encontrar diversos locales de comidas y artesanías.

En el muelle se encuentra Caribbean Team, un pub y restaurante de comidas rápidas. Este local es perfecto para ver el atardecer con amigos, pareja o familiares mientras comparten historias y escuchan música. El personal es bastante servicial y el menú es variado con hamburguesas, perros, macarrones, ensaladas y batidos.

Una picada  recomendada son yucas fritas y el Poached & Crispy. El primero se sirve con salsa de ají y el segundo, son papas con cáscara con sal marina y pimienta. Estas son crujientes y llegan calientes a la mesa, ideales para acompañar bebidas.

Sobrevuelo por la Sierra Nevada
Sobrevuelo por la Sierra Nevada

Panorámica desde el helicóptero rumbo a Ciudad Perdida en Santa Marta.

Foto:

Daniela Pinto

Sobrevuelo por la Sierra Nevada

En la Sierra Nevada la vegetación más frondosa, sin carreteras ni casas.

Foto:

Daniela Pinto

Sobrevuelo por la Sierra Nevada

Antes de aterrizar logramos ver completamente el mar.

Foto:

Daniela Pinto

Sobrevuelo por la Sierra Nevada

El aeropuerto Internacional Simón Bolívar está ubicado a la orilla de la playa.

Foto:

Daniela Pinto

Son las 8:00 a.m. y nos dirigimos al aeropuerto Internacional Simón Bolívar para realizar un sobrevuelo en helicóptero por Ciudad Perdida, un antiguo poblado de indígenas tayronas. Al llegar a las oficinas de Aviatur (agencia de viajes que ofrece este plan) nos pesan para comprobar si los seis viajeros no sobrepasamos los 450 kilogramos permitidos por recorrido. Sin embargo, una persona debe quedarse.

El cielo está despejado y el personal del operador turístico Trair nos recibe con una botella de agua, protector solar, champaña y un recuerdo en madera del helicóptero en el que viajaremos. Recibimos las instrucciones de seguridad, pasamos por el control y nos ponemos los chalecos mientras ingresamos a la pista.

El capitán Aníbal Pinzón, retirado de la Fuerza Aérea, nos da la bienvenida. Contrario al viaje en avión, el ascenso en helicóptero es tranquilo. Se puede observar la orilla de la playa y, en seis minutos de vuelo, encontramos vegetación más frondosa, sin carreteras ni casas.

A la izquierda está Ciudad Perdida –cubierta por nubes– pero por seguridad no podemos atravesarlo

Pasan los minutos y la temperatura desciende. Estamos rodeados por muchas nubes mientras el capitán nos dice: “a la izquierda está Ciudad Perdida –cubierta por nubes– pero por seguridad no podemos atravesarlo”.

La desilusión es inminente y, aunque el capitán asegura que va a intentar rodear la zona, el resultado es el mismo. Luego de 50 minutos las montañas quedan en el olvido y ahora logramos ver completamente el mar antes de aterrizar.

Las condiciones climáticas pueden impedir que los viajeros vean Ciudad Perdida. Si desea realizar este plan, le recomendamos acordar con la agencia un posible plan B.

Tubbing en el río Don Diego
Tubbing río Don Diego

La tranquilidad del río contrasta con el fuerte oleaje, pero no es impedimento para tomar un baño en ambos.

Foto:

Daniela Pinto

Río Don Diego, Palomino

Río Don Diego.

Foto:

Daniela Pinto

Río Don Diego, Palomino
Foto:

Daniela Pinto

Río Don Diego, Palomino

Los guías y conductores de las lanchas son del sector.

Foto:

Daniela Pinto

A la 1:00 p.m. llegamos a Palomino (La Guajira) y nos dirigimos al río Don Diego para encontrarnos con Alonso, guía del sector. Con él realizaremos tubbing o descenso en flotador por el río.

Alonso nos indica que debemos acostarnos boca a arriba con los pies debajo del flotador de la otra persona para no distanciarnos. El nivel del agua está bajo por lo que la corriente no es fuerte. El guía nos empuja y después de unos minutos vemos los monos aulladores y aves como el martín pescador y garza rosada.

En el recorrido también hay mosquitos, por lo que es ideal utilizar repelente antes de ingresar al río y al salir de este. Luego de una hora llegamos a la desembocadura del río en el mar. La tranquilidad del río contrasta con el fuerte oleaje, pero no es impedimento para tomar un baño en ambos. Finalmente regresamos en lancha al punto de inicio.

Kitesurf en el Cabo de la Vela
Kitesurf en Cabo de La Vela

El viento en Cabo de la Vela (La Guajira) es apropiado para practicar deportes como el kitesurf.

Foto:

Daniela Pinto

Kitesurf en Cabo de La Vela

Algunos expertos se elevan mientras sujetan la tabla.

Foto:

Daniela Pinto

Kitesurf en Cabo de La Vela

La instructora Alexa comprueba que la cometa esté inflada.

Foto:

Daniela Pinto

Kitesurf en Cabo de La Vela

Según Alexa, la barra de dirección: “es muy similar a un manubrio de bicicleta”.

Foto:

Daniela Pinto

Llegamos a Riohacha a las 10:00 a.m. del tercer día y nos cambiamos a unas camionetas 4x4 ideales para el terreno árido. Pasamos por el desierto de la Ahuyama, en donde no hay carretera; la única guía son las marcas de los carros y la experticia de los conductores de la región.

Las casas de palos o bahareque, los chivos y las cometas de kitesurf nos indican que llegamos al Cabo de la Vela. No hay señal y mucho menos wifi, es un lugar de desconexión total.

La fuerza siempre se va a hacer en el abdomen y no en los brazos. Entre más jales el manubrio más poder le das. Debes soltarlo para que no te lleve

A las 3:00 p.m. nos dirigimos a Tawi, la escuela de kitesurf, un deporte acuático que se realiza con ayuda de una cometa y tabla. Alexa, la instructora, me explica cómo inflar la cometa, desenredar las cuerdas que la sujetan con la barra y ponerme el arnés con el leash (cuerda de seguridad). Luego, me enseña a controlar la barra de dirección: “es muy similar a un manubrio de bicicleta”, dice.

Según Alexa, en este deporte “la fuerza siempre se va a hacer en el abdomen y no en los brazos. Entre más jales el manubrio más poder le das. Debes soltarlo para que no te lleve”. Le digo que es algo casi imposible pues ante la presión deseo sostenerme de algo. Me responde que es como un ejercicio de liberación.

Finalmente ingresamos al agua y me pasa la cometa. Repito los pasos que me enseñó y dejo que se eleve, pero por las ráfagas de viento tengo que soltar la barra varias veces para que no me lleve dentro del mar. Las cuatro horas se acaban muy pronto y mientras cae el sol, veo desde la orilla cómo algunos expertos se elevan mientras sujetan la tabla, un arte que se domina con muchas horas de práctica.

Pilón de Azúcar
Pilón de Azúcar, La Guajira

Desde el mirador de el Pilón de Azúcar se puede ver el desierto y la playa.

Foto:

Daniela Pinto

Pilón de Azúcar, La Guajira

Este pequeño rincón natural está rodeado de grandes rocas y colinas en medio del terreno árido.

Foto:

Daniela Pinto

Maquillaje Wayúu

Ediana Montiel mientras realiza el maquillaje Wayúu, utilizado para rituales, competencias o a diario.

Foto:

Daniela Pinto

Decidimos levantarnos a las 4:40 a.m. para ver el amanecer. Antes del desayuno hablo con Ediana Montiel, encargada del entramado cultural de la ranchería donde dormimos, un espacio para aprender de la cultura Wayúu.

Le pregunto cómo hace el maquillaje tan distintivo de la cultura y me dice que lo hace para rituales, competencias o a diario, “con plantas sagradas y medicinales que dan un color carmesí”. Cada figura tiene un significado y se realiza según lo que percibe de la persona. Este tiene que hacerse sobre la piel limpia, sin bases o protector solar. El maquillaje que me hace me dice que significa ‘caminos’.

A las 8:30 a.m. nos dirigimos al Pilón de azúcar, a solo 15 minutos de la ranchería; ahí también hay mujeres Wayúu. Venden artesanías y alimentos en unas chozas de madera y advierten que deben consumirse en el mirador para no contaminar la playa.

Este pequeño rincón natural está rodeado de grandes rocas y colinas en medio del terreno árido. Un destino perfecto si se busca una playa virgen, sin vendedores ambulantes o carpas.

Le sugerimos llegar temprano para encontrar un lugar tranquilo y protegerse del sol.

Si usted va

En Santa Marta (Magdalena) puede alojarse en el hotel Estelar SantaMar, ubicado en el sector de Pozos Colorados, a pocos minutos de la ciudad. Este alojamiento cuenta con cabañas, piscina y playa privada, además de un centro de convenciones. El restaurante ofrece un menú variado y el desayuno es tipo bufé.

En Palomino (La Guajira) se encuentra la finca La Jorará, un alojamiento ideal para viajeros de naturaleza. Este ofrece recorridos en diversos lugares del Parque Tayrona y encuentros con comunidades indígenas. Los productos cosechados dentro de la finca como lulo, plátano, banano, mandarina y piña son ofrecidos para libre consumo. Toda la energía es suministrada con paneles solares y las habitaciones son de madera.

En Cabo de la Vela (La Guajira) puede quedarse en la Ranchería Utta, a la orilla de la playa. Este alojamiento tiene un entramado cultural con biblioteca sobre la cultura indígena local Wayúu, en las noches realizan cine foros con cortos de realizadores audiovisuales de la región. También cuenta con restaurante, tienda y almacén de artesanías.

La recomendación final es llevar protector solar, repelente, sombrero, ropa fresca y agua para consumo.

*Invitación de Aviatur y Corona. Este plan hace parte de Travel Experiences, una serie de actividades ideadas por Aviatur en alianza con la cerveza Corona para fomentar los viajes por Colombia.


DANIELA PINTO MOLINARES@Daniela_Paola_P

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.