Hoteles curiosos de América: donde alojarse es toda una aventura

Hoteles curiosos de América: donde alojarse es toda una aventura

Estos establecimientos con arquitectura y habitaciones inusuales ofrecen experiencias inolvidables.

Skylodge Adventure Suites

Una impresionante vista de una de las habitaciones colgantes del Skylodge Adventure Suites, en Urubamba (Perú).

Foto:

Cedida por Tripadvisor

15 de septiembre 2018 , 10:00 p.m.

La elección de un hotel suele ser una tarea a la que se le dedica menos atención, y suele limitarse a conseguir un lugar de descanso a la hora de planear un viaje, pero el alojamiento también puede ser una parte apasionante para el viajero, como demuestran algunos hoteles en los que la estancia es la verdadera aventura.

Algunos de estos establecimientos, distribuidos por toda América, han sido calificados como “hoteles muy curiosos en los que vivir experiencias únicas” por el sitio web de viajes TripAdvisor.

“Consideramos que un hotel curioso es aquel extraordinario en su apariencia y/o en tipo de servicios. Esencialmente, sería un hotel que esté fuera de lo convencional, que ofrece al huésped algo diferente”, señala Blanca Zayas, responsable de comunicación de esta firma para España y Brasil.

“Un factor por tener en cuenta para calificar un establecimiento hotelero como curioso son su apariencia, cómo se le ve desde el exterior, por ejemplo, un hotel con forma de perro; y la experiencia que ofrece, por ejemplo, que permita a sus huéspedes experimentar los sonidos de la jungla desde las copas de los árboles”, añade Zayas.

“Todos los hoteles presentados son peculiares a su manera y cada uno de ellos, muy diferente del otro, lo cual muestra que hay opciones hoteleras singulares en toda América”, según esta experta.

Skylodge Adventure Suites

(Urubamba, Perú)

En el Skylodge Adventure Suites, tres cápsulas transparentes cuelgan de la cima de una montaña y ofrecen unas vistas espectaculares del sagrado valle de Urubamba (Cusco, Perú). Desde él se pueden apreciar las noches adornadas por la Vía Láctea. Un lugar ideal para los aficionados a las emociones fuertes.

Cada cápsula, fabricada con aluminio aeroespacial y policarbonato de alta resistencia, tiene cuatro camas, un comedor y un baño privado, y se accede a ella a través de una escotilla ubicada en su parte superior, utilizando un arnés.

Llegar hasta las tres ‘suites de aventura’ (Luna, Silves y Miranda) del Skylodge, del grupo Natura Vive, requiere escalar por una ‘vía ferrata’, caminar por un recóndito sendero, pasar por un puente colgante o utilizar una tirolina o zip-line, según el recorrido que se elija.

The Aurora Express

(Alaska, Estados Unidos)

El Aurora Express está construido con vagones renovados del ferrocarril de Alaska y es un hotel ‘bed and breakfast’ (cama y desayuno) en medio de imponentes piceas –árboles de entre 20 y 60 metros– con vistas panorámicas al valle de Tanana, a la cadena montañosa Alaska Mountain Range y a la ciudad de Fairbanks (Alaska, EE. UU.). Los vagones National Domain, Golden Nellie, National Emblem y Arlene han sido reconvertidos en elegantes suites individuales. Su última incorporación es The Diner Car, vagón-comedor de casi 26 metros de largo, con asientos para 24 personas, zona de descanso con teléfono y TV y un techo arqueado de 3 metros de alto, con un mural de un águila volando en la aurora boreal.

Huilo-Huilo Montaña Mágica

(Neltume, Chile)

“Venga a vivir con nosotros la magia de ser parte de un verdadero cuento de hadas”. Así invita este establecimiento a alojarse en sus singulares habitaciones de madera, en un edificio con forma de cono volcánico, revestido de musgo y vegetación, en la Reserva Biológica Huilo Huilo (Neltume, Chile), en la selva patagónica, un entorno de cristalinos ríos y lagos y majestuosas montañas y volcanes. Este curioso “volcán habitable”, por cuyas laderas cae agua fresca en lugar de lava, abre las puertas de la imaginación a un mundo mágico donde pocos se sorprenderían de cruzarse con algún hada o un duende.

Dog Bark Park Inn

(Idaho, Estados Unidos)

La mayoría de las personas han visto una caseta de perro y muchas tienen una en su jardín, pero muy pocas han estado dentro de una, a menos que se hayan alojado en el Dog Bark Park Inn, un hotel con la forma de un gigantesco y simpático perro de la raza beagle y dos niveles (cuerpo y cabeza) en su interior, ubicado en Cottonwood (Idaho, EE. UU.).

En este hotel, conocido cariñosamente como Sweet Willy por los lugareños, los huéspedes pueden disfrutar de una linda habitación tipo 'loft' ubicada en la cabeza del beagle más grande del mundo, con un encantador rincón en su hocico; admirar los veintiséis perros tallados en el cabecero de la “cama de la Reina” o encontrar en su almohada unas deliciosas galletas con forma... de can.

Free Spirit Spheres

(Vancouver, Canadá)

Alojarse en el hotel Free Spirit Spheres, de estilo ‘casa en el árbol’ y situado en un bosque tropical costero de Qualicum Beach, en la isla de Vancouver (Columbia Británica, Canadá), es una experiencia mágica y relajante.

El establecimiento consta de tres grandes globos de madera en forma de nuez, suspendidos mediante cuerdas sobre el suelo forestal y construidos por los dueños “para integrarse de forma armónica con la naturaleza”, a los cuales se accede a través de un camino enmarcado por exuberantes árboles. Dentro de uno de estos recintos esféricos, denominados Eryn, Melody y Luna, el visitante se siente literalmente como si estuviera entre las ramas, que puede ver por grandes ventanas circulares tipo ojo de buey.

Treehouse Lodge

(Loreto, Perú)

Hay pocas maneras de estar en contacto con la naturaleza, como alojarse en una cabaña situada en el dosel superior de un árbol y a varios metros de altura en el Amazonas, viendo la selva desde una perspectiva nueva, observando monos y pájaros y despertándose rodeado de un safari de vida animal. Eso es lo que puede disfrutar el visitante del Treehouse Lodge, en San Juan Bautista Iquitos, (Loreto, Perú), Amazonia peruana, cerca de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria. Cada una de las 11 casas de árbol son bungalós personales de lujo diseñados según la estructura del árbol en el cual se asientan, están conectadas por pasarelas de madera, escalones y puentes, y ofrecen a huéspedes una experiencia aventurera encima del suelo de la jungla.

DANIEL GALILEA
EFE Reportajes

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.