SeaWorld, el lugar con más adrenalina de Orlando

SeaWorld, el lugar con más adrenalina de Orlando

Un periodista visitó por primera vez este complejo de entretenimiento. Así fue su experiencia.

Mako en Seaworld

Mako es la montaña rusa más alta, más rápida y más larga de Orlando.

Foto:

Cortesía SeaWorld

Por: Camilo Manrique Villanueva
02 de enero 2019 , 11:34 p.m.

Hace meses viajé a Orlando, Florida, para visitar los parques de Disney y Universal en una semana. Entonces, creí que era todo lo que se podía hacer en esta ciudad, sin obviar las compras obligadas ante los grandes descuentos en los outlets. Los Estados Unidos me llamaron de nuevo a recorrer la misma ciudad, pero a ver un destino que no conocía: SeaWorld.

¿Qué es SeaWorld?, pregunté. Una búsqueda en Google mostró animales marinos, un contador de especies rescatadas que sobrepasa el número 33.000 y las invitaciones a los parques que hay en la ciudad. Sonaba bien ir a un parque acuático, disfrutar de las montañas rusas, pero la idea de ver los shows de animales no me convencía: no soy amante de este tipo de planes.

Tras salir de Discovery Cove, uno de los cuatro parques temáticos de Sea World, mi perspectiva cambió completamente. Al llegar allí se encuentra un lugar festivo, suena reggae de Bob Marley de fondo, y enseguida se tiene la sensación de estar en la playa. Y, sí, Discovery Cove es una playa artificial dentro de Orlando que ofrece la oportunidad de pasar un día como si estuviera en Cocoa Beach u otro sector playero de la Florida.

El plus es que hay diferentes planes para compartir con animales de mar, los cuales están dentro del parque. El plan imperdible es la interacción con los delfines, ya que se puede tocar su piel, alimentarlos y hasta dar un paseo corto encima de su lomo. Definitivamente, estos seres son tan tiernos como lo muestran en las películas, y compartir un rato a su lado es fascinante.

Otra de las actividades para realizar en Discovery Cove es un intento de buceo con peces, mantarrayas y tiburones (aunque estos últimos están detrás de un gran vidrio protector). La idea es meter la cabeza en algo similar a una cápsula de astronauta, la cual permite respirar bajo el agua. En compañía de un guía se pasa por cuatro estaciones. En una están los tiburones, en otra se puede agarrar un cangrejo en la mano, y la mejor es cuando estalla una bomba de comida y en segundos hay cientos de peces alrededor.

Fuera de las actividades obligadas para disfrutar de la estadía en Discovery Cove también hay un lugar para hacer careteo con máscaras de buceo; así mismo se encuentra un aviario en donde se pueden alimentar diferentes aves. Aquí hay que tener cuidado, ya que el que se descuide puede quedar con una en la cabeza. Al finalizar los recorridos se puede tomar un descanso en un río con oleaje o en unas sillas de playa.

SeaWorld

Ray rush en Aquática.

Foto:

Cortesía SeaWorld

Adreanalina y animales

El otro parque lleva el mismo nombre de todo el complejo: Sea World, y en definitiva es la unión de la adrenalina con el mundo animal. Actualmente se encuentra de estreno la atracción Infinity Falls, que se une a las montañas rusas Manta, Mako y Kraken como las perlas de la diversión en este parque. Es imposible quedarse en tierra en estas atracciones.

Pero Sea World no solo es diversión, también hay aprendizaje, y es la gran oportunidad para quitar los sesgos que existen en torno a estos sitios que tienen animales para el espectáculo. Según los miembros del personal del parque, SeaWorld ha rescatado y rehabilitado más de 33.000 especies en todo el mundo durante los últimos 50 años, y en este parque hay varios sitios (unos escondidos) en donde estos animales permanecen en recuperación.

Además, sostienen que ninguno de los animales que participan en los espectáculos, como las orcas y los delfines (show muy divertidos para los niños, especialmente), han sido reclutados para tal fin, sino que han nacido dentro de los parques, donde los han adaptado para que puedan vivir dentro del complejo. Voces críticas aseguran que eso no es cierto, pero las acciones en pro del medioambiente y los seres vivos de la fundación SeaWorld son irrefutables a la hora de las estadísticas y el dinero invertido (por cada entrada a los parques se va un dólar para la manutención del programa de protección animal).

“Hoy en día contamos con un centro de recuperación especial para delfines y orcas, pero nos parece injusto continuar agrandando la población que ya tenemos, así que los que no pueden volver al mar son reubicados en acuarios que forman parte de una red nacional de casas especializadas para dar asilo a esas criaturas”, explicó Pedro Ramos Navarrete, supervisor de Mamíferos Marinos de SeaWorld Parks.

SeaWorld

Es posible nadar con delfines.

Foto:

Cortesía SeaWorld

Parque de agua

Al día siguiente, la visita fue en Aquatica, el parque de agua. Allí se vuelve a ser niño; los toboganes extremos hacen subir la adrenalina a niveles increíbles, además de ser un sitio perfecto para pasar en familia porque los más pequeños se divierten en extremo.

Las visitas a los parques de SeaWorld deben terminar en Busch Garden sí o sí, aunque queda en Tampa, no en Orlando, pero el trayecto es de solo de una hora en auto. Es la joya que reúne todas las experiencias vividas en los demás parques, además de tener un recorrido de safari en el que se puede interactuar con jirafas, elefantes y otros animales que se acercan a un gran vehículo en el cual se hace el recorrido.

En el 2019, Busch Garden tendrá la inauguración de la montaña rusa Tigris, que contará con una sola estación de impulso, por lo que hará un efecto balanza para pasar tres veces y llegar a los 100 kilómetros por hora, con los que en menos de un minuto finalizará el recorrido al llegar a una altura máxima de casi 46 metros, convirtiéndose en la más alta de Florida.

Si usted va

El paquete para ingresar a los cuatro parques cuesta 245 dólares (incluido
el plan de nado con delfines).

Los tres parques en Orlando quedan muy cerca y tienen un complejo hotelero
a menos de una manzana.

Si tiene un familiar residente en Orlando, puede consultarle para adquirir los boletos más económicos.

Los colombianos necesitan visa para entrar a Estados Unidos.

CAMILO MANRIQUE
Enviado especial de EL TIEMPO
*Invitación de SeaWorld

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.