Estas joyas están inspiradas en una Bogotá verde

Estas joyas están inspiradas en una Bogotá verde

Quince joyeros participan en una exposición en la Cámara de Comercio de Bogotá, sede Salitre.

Bogotá, una joya verde

Quince joyeros exponen las piezas que crearon para la exposición Bogotá, una joya verde, con el tema d ela sostenibilidad como eje central. Estos aretes son Tania Revueltas.

Foto:

César

07 de septiembre 2018 , 09:45 p.m.

Johana de la Cruz nació en Villavicencio pero estudió, se casó y tuvo sus hijas en Bogotá, donde vive. “Para mí esta ha sido la ciudad donde he crecido y evolucionado como profesional y como persona”.

Aunque es arquitecta, se dedica a la joyería. Por eso, cuando vio los temas de la convocatoria para la tercera edición de ‘Bogotá, una joya verde’, organizada por el clúster de joyería y bisutería de la Cámara de Comercio, pensó en diseñar algo en agradecimiento a la ciudad por todo esto que le ha dado.

La idea se concretó en un collar, que tiene un pin en plata en forma de corazón, 20 hilos rojos, que terminan en unas campanitas blancas. Algo sencillo pero cargado de significado: “La intención es que el pin siempre se ponga junto al corazón de quien lo use. Cada hilo representa una de las localidades de la ciudad, y las campanitas están hechas con yeso quirúrgico, un material que reconstruye. Todo junto es una forma de significar que si todos jalamos para el mismo lado con pequeñas acciones como esperar a que la gente salga para entrar en el TransMilenio, la ciudad puede evolucionar”, agrega.

Esta fue su forma de significar la sostenibilidad y el sentido de pertenencia, los temas de la convocatoria, que este año contó con la participación de 50 joyeros, entre quienes se eligieron los 15 expositores de la muestra que se exhibe en la sede Salitre de la Cámara de Comercio de Bogotá.

De acuerdo con el también joyero Andrés Rodríguez, curador de la muestra, “algunas de las piezas ponen sobre la mesa el uso de materiales en el oficio de la joyería. Otras se salen de los cánones comerciales, se acercan a la joyería artística y se presentan bajo la forma de instalación. Y un tercer grupo se refiere a diferentes texturas de la naturaleza que se encuentran en Bogotá como las hojas, los cerros orientales o los jardines verticales”.

Bogotá, una joya verde

Anillo, diseño del francés radicado en Bogotá Cedric Decurty.

Foto:

César Melgarego - EL TIEMPO

Bogotá, una joya verde

Nicolás Huertas representó la posición del sol el día de la fundación de Bogotá, por eso la llamó '6.8.1538'.

Foto:

César Melgarego - EL TIEMPO

Bogotá, una joya verde

Pulsera en acrílico reciclado, de Gina Martínez, que se inspira en los jardines verticales de Bogotá.

Foto:

César Melgarego - EL TIEMPO

Bogotá, una joya verde

Collar con pin de plata de Johana de la Cruz. Cada cuerda representa una localidad de la ciudad.

Foto:

César Melgarego - EL TIEMPO

Bogotá, una joya verde

Fernanda Arias, que usa acrílico reciclado y plata, hizo esta instalación como reflexión a los recursos del planeta que cada año nos gastamos más temoprano.

Foto:

César Melgarego - EL TIEMPO

La reflexión de Fernanda Arias, que trabaja con acrílico recuperado, vino a partir de una noticia reciente: ya nos consumimos los recursos que el planeta puede renovar en un año. “Siempre hemos mostrado a Bogotá con una ciudad gris, pero tiene mucho verde, que tratamos de mantener vivo. En mi propuesta, que es una instalación interactiva, el color pasa de azul, a verde, a amarillo y a transparente, como una metáfora de que los bosques se acaban si no los cuidamos”.

Dentro del tema de sostenibilidad, el uso de materiales reciclados era clave: “Utilizaron maderas y acrílicos recuperados, aluminio y botellas plásticas reutilizadas, al igual que metales como la plata que incluso se pudiera tener su trazabilidad, saber de dónde venían”, explica Rodríguez.

Es el caso de Tania Revueltas, quien nació en Bogotá, pero de familia momposina. Allí, desde niña, conoció la filigrana, técnica que siempre usa en sus joyas, con un marcado diseño arquitectónico, propio de su carrera de arquitecta.

“Sigo haciendo planos cuando diseño las joyas, que son muy geométricas. En este caso pensé en esa Bogotá que vemos desde un avión, con sus calles y sus parques, que represento con las esmeraldas, y las cuadras con la filigrana, que retomo de piezas que me han quedado”, cuenta.

Todas estas piezas pueden ser puntos de partida para que estos y los demás diseñadores desarrollen sus colecciones.

NATALIA DIAZ BROCHET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.