Secciones
Síguenos en:
En Chinácota, sueños entre naturaleza, estrellas y café
Sabor a mi

Con una ocupación máxima de 12 personas, distribuidas en tres domos, la privacidad está asegurada al estar ubicado en la vía que comunica a Chinácota con Toledo.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

En Chinácota, sueños entre naturaleza, estrellas y café

Glampings y hoteles se conjugan en este destino de Norte de Santander. Verde, historia y sabor.

A 40 minutos de Cúcuta, capital de Norte de Santander, está Chinácota, un municipio apetecido por su gran oferta hotelera y gastronómica, ubicado entre un valle montañoso, escenario histórico del país.

En lenguaje muisca, Chinácota significa ‘reluciente apoyo detrás de la labranza’, nombre que hace alusión al evidente empuje de sus habitantes, que hacen de este destino un imperdible para los amantes de la naturaleza, que encuentran allí desde glampings hasta amplios espacios coloniales pensados para vacaciones familiares, viajes de amigos o celebraciones especiales.

(Lea también: Con nuevo Malecón del Mar en Puerto Colombia arranca Pacto por Turismo).

Rancho Botero

Este hotel y restaurante es un espacio que se destaca por su arquitectura en guadua y sus 17 terrazas.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Rancho Botero

Este hotel y restaurante es un espacio que se destaca por su arquitectura en guadua y sus 17 terrazas.

Foto:

César Melgarejo - CEET

Rancho Botero

Este hotel y restaurante es un espacio que se destaca por su arquitectura en guadua y sus 17 terrazas.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Rancho Botero

Este hotel y restaurante es un espacio que se destaca por su arquitectura en guadua y sus 17 terrazas.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Rancho Botero, opción para la familia

Este hotel y restaurante es un espacio que se destaca por su arquitectura en guadua y sus 17 terrazas, que permiten una vista privilegiada al cerro de la Cruz y al área urbana del municipio de Chinácota.

Con capacidad para 55 personas, Rancho Botero ofrece cabañas de alojamiento. Uno de los imperdibles gastronómicos es el ahumado Botero, deliciosos cortes de carnes magras. El restaurante cuenta con áreas naturales de entretenimiento para los más pequeños.

(De interés: Los mejores destinos del mundo para ir de vacaciones en este 2021).

La joya de la corona son los cultivos de café orgánico que producen ellos y que inundan de verde los alrededores de las cabañas, el restaurante y los espacios recreativos del lugar. Los amantes de este producto insignia colombiano pueden conseguir esta variedad en presentación de tueste alto y medio en el lugar.

Iscalama

Alojamiento en el área rural del municipio, a 30 minutos del centro de Chinácota. Pensado para quienes disfrutan de la naturaleza y la desconexión.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Iscalama

Alojamiento en el área rural del municipio, a 30 minutos del centro de Chinácota. Pensado para quienes disfrutan de la naturaleza y la desconexión.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Iscalama

Alojamiento en el área rural del municipio, a 30 minutos del centro de Chinácota. Pensado para quienes disfrutan de la naturaleza y la desconexión.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Iscalama

Alojamiento en el área rural del municipio, a 30 minutos del centro de Chinácota. Pensado para quienes disfrutan de la naturaleza y la desconexión.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Iscalama, el destino ideal para enamorarse

Alojamiento en el área rural del municipio, a 30 minutos del centro de Chinácota. Pensado para quienes disfrutan de la naturaleza y la desconexión, Iscalama ofrece una estadía de lujo en ecohabs que se destacan por su increíble vista de los paisajes y su privacidad. Cuentan con jacuzzis, zonas de BBQ y áreas de descanso. Sus huéspedes no pueden dejar de hacer el sendero a caballo y disfrutar de la zona de relajamiento con masajes, aromaterapia y planes de reconexión. La recomendación gastronómica son los langostinos y su amplia variedad de coctelería.

(Le recomendamos: Monserrate, un rincón de Bogotá donde los colibríes trinan más fuerte).

Hacienda Santa Helena

Hacienda Santa Helena se concentra en una oferta de glampings sencillos a precios asequibles, que permiten disfrutar de la naturaleza con una vista privilegiada de los cerros que bordean Chinácota.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Hacienda Santa Helena

Hacienda Santa Helena se concentra en una oferta de glampings sencillos a precios asequibles, que permiten disfrutar de la naturaleza con una vista privilegiada de los cerros que bordean Chinácota.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Hacienda Santa Helena

Hacienda Santa Helena se concentra en una oferta de glampings sencillos a precios asequibles, que permiten disfrutar de la naturaleza con una vista privilegiada de los cerros que bordean Chinácota.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Hacienda Santa Helena

Hacienda Santa Helena se concentra en una oferta de glampings sencillos a precios asequibles, que permiten disfrutar de la naturaleza con una vista privilegiada de los cerros que bordean Chinácota.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Hacienda Santa Helena

Con una ocupación máxima para 10 personas, hacienda Santa Helena se concentra en una oferta de glampings sencillos a precios asequibles, que permiten disfrutar de la naturaleza con una vista privilegiada de los cerros que bordean Chinácota. Uno de los diferenciales de la hacienda es que, más allá de apreciar los cultivos de café con los que cuentan, los visitantes pueden disfrutar de recorridos en los que aprenden sobre el proceso del grano a la taza. Es muy recomendado hacer las catas de esta bebida en sus distintas preparaciones, ya que el lugar ofrece una experiencia única para degustar el mejor café de origen de la región con sus sabores artesanales.

La hacienda Santa Helena es un espacio oportuno si se quiere disfrutar de unas buenas onces, por supuesto, con el café como protagonista, acompañado de variados postres como quesillo, pie de limón, tiramisú y tortas.

(Además: Destinos latinoamericanos: los más buscados para Semana Santa).

Una excelente opción para ir entre amigos, compartir con la familia y, sobre todo, para los amantes del café.

Sabor a mi

Con una ocupación máxima de 12 personas, distribuidas en tres domos, la privacidad está asegurada al estar ubicado en la vía que comunica a Chinácota con Toledo.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Sabor a mi

Glampings, con una ocupación máxima de 12 personas, distribuidas en tres domos.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Sabor a mi
Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Sabor a mi

A  unos 45 minutos del centro del municipio.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Sabor a mi, para ver las estrellas

Este espacio es el más cercano a los clásicos domos de glampings. Con una ocupación máxima de 12 personas, distribuidas en tres domos, la privacidad está asegurada al estar ubicado en la vía que comunica a Chinácota con Toledo, a unos 45 minutos del centro del municipio.

Sabor a Mí no promete la luna, pero nos acerca a las estrellas con su vista privilegiada en medio de los cultivos de flores que hay en el lugar y que son el complemento ideal para disfrutar de una noche despejada alejada de la contaminación lumínica de la ciudad. Eso sí, tenga en cuenta que al encontrarse cercana al páramo de Mejue, puede pasar de una soleada tarde a una nublada noche en cuestión de minutos, por lo que es clave que esté preparado con ropa pensada para el frío.

(Le sugerimos: Viajar con mascotas: lo que debe y no debe hacer).

El restaurante, del mismo nombre, fue inaugurado a finales del año pasado y se destaca por sus tipos de preparación de café y las variedades de opciones dulces que ofrece. Otro recomendado para armar las vacaciones en familia o sorprender a la pareja con un ambiente tranquilo, diferente y muy natural.

Colonial

Dentro del área urbana de Chinácota, el hotel Colonial es una elección ideal para los viajeros de paso que quieren agregar una parada antes de conectar con otros municipios cercanos como Pamplona.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Colonial

Dentro del área urbana de Chinácota, el hotel Colonial es una elección ideal para los viajeros de paso que quieren agregar una parada antes de conectar con otros municipios cercanos como Pamplona.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Colonial, una clásica opción

Dentro del área urbana de Chinácota, el hotel Colonial es una elección ideal para los viajeros de paso que quieren agregar una parada antes de conectar con otros municipios cercanos como Pamplona. Con 10 años de experiencia, cuenta con habitaciones y cabañas privadas para grupos familiares. Cada espacio está pensado para los distintos estilos, por lo que se pueden escoger coloniales y modernos. Su capacidad es para 350 personas. A esto se le suma el equipado centro de convenciones, que lo convierte en una elección diferencial para el turismo de negocios, así como para quienes buscan amplios espacios para eventos. También cuenta con piscina, zonas húmedas, áreas de descanso y entretenimiento dirigido para niños, además de ofrecer distintos planes durante el año y para celebrar ocasiones como Año Nuevo, Navidad, Día de Velitas, Amor y Amistad, entre otros.

* Invitación de Fontur

CÉSAR MELGAREJO 
*ENVIADO ESPECIAL DE VIAJAR
@ViajarEt - @cesmela

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.