‘No hay duda de que los cruceros cambiarán’: CEO de Pullmantur

‘No hay duda de que los cruceros cambiarán’: CEO de Pullmantur

La transformación del sector pasará por la duración de itinerarios y el distanciamiento social.

Pullmantur

A bordo del Monarch se habla español, inglés y francés.

Foto:

Cortesía Pullmantur

Por: Natalia Noguera
24 de abril 2020 , 07:01 p.m.

Cuando revisa las cifras de covid-19 en América Latina, Richard J. Vogel se muestra “relativamente optimista”. El presidente y CEO de la naviera Pullmantur sabe que, al comparar la expansión del nuevo coronavirus con Europa, la región sale mejor parada. “Esperamos que las cifras se mantengan por un tema humanitario, pero también, porque nos ayudaría a empezar nuestra operación en Colombia”, explica. Un objetivo que, aunque indefinido, podría materializarse en octubre o noviembre de este año, si la tendencia se mantiene y el sector se reactiva.

(Podría interesarle: Safaris virtuales, una ventana a África en tiempos de confinamiento)

Uno de los sectores del turismo más afectados por la pandemia es el de cruceros. Desde que estalló la crisis mundial, varios buques se han convertido en focos de contagio y todas las navieras han detenido sus operaciones. Pullmantur, cuenta Vogel, suspendió todos sus itinerarios el 13 de marzo. Hasta ahora, 40.000 pasajeros han cancelado sus viajes (12.000 son latinoamericanos). La naviera espera más cancelaciones en el corto plazo. Y, por supuesto, el impacto económico es millonario: por cada barco varado, la naviera pierde 1,2 millones de dólares al mes. El panorama es, como mínimo, retador.

Los buques de Pullmantur han enfrentado varios problemas. Y aunque han logrado repatriar a todos sus pasajeros, el reto más grande ha sido con la tripulación. “Las fronteras cerraron, los países impusieron restricciones fuertes. Aún tenemos tripulación a bordo, algunos que no querían regresar a sus países. Se sentían más seguros a bordo”, dice Vogel. Otros de sus empleados tenían programados vuelos con conexiones y perdieron la segunda. “Tratamos, paso a paso, de regresarlos a casa. Casi la mitad de la tripulación ha sido repatriada”, agrega.

Ahora mismo Vogel tiene más preguntas que certezas sobre cuándo o cómo la empresa que dirige retomará labores. “Estamos trabajando en diferentes escenarios -dice-. Cuándo podremos comenzar, a dónde podemos ir, si serán o no todos los barcos, si tendremos que dejar alguno atracado… No podemos responder todas las preguntas de operación solos: esto depende de los países y de los destinos. También, de la conectividad aérea”. Sin embargo, dice que es probable que en las próximas semanas se anuncien algunas medidas.

Los cambios

Vogel está seguro de que la industria del turismo volverá, pero no será de un día para otro ni será la misma. En los cruceros tendrán que contemplarse nuevas prioridades, como la salud de los viajeros, los protocolos de desinfección en el embarque y el desembarque, así como las formas de mantener la distancia social.

“Cuando el virus empezó, empezamos a medir la temperatura, a tomar medidas de limpieza, pero seguramente estas medidas continuarán en el futuro. En un principio, tendremos que pensar en limitar el número de pasajeros a bordo, cómo mantendremos la distancia social y ser transparentes en cómo haremos sentir más seguros a los viajeros a bordo”, agrega Vogel.

La preocupación de los turistas podrá estar enfocada en cómo estar seguro en sus vacaciones. Por esto, dice Vogel, tendrán que revisar los procesos de embarque y desembarque, así como las excursiones cortas: “Si la cuarentena se levanta, antes de operar tenemos que saber cuáles son las expectativas de los puertos. Ya estamos trabajando en eso”.

El presidente de Pullmantur asegura que el producto, sin duda, cambiará. “Quizá no visitaremos los puertos todos los días; la gente podría pasar más tiempo en el barco. Tenemos que pensar en programas a bordo, que sean divertidos, pero que garanticen la distancia física”, dice.

Los viajeros entonces tendrán itinerarios más cortos y se relacionarán menos con otros cruceristas. Pasarán por tantos controles de seguridad como de salud. Pero regresarán: “la gente siempre necesitará vacaciones. Ese deseo de viajar se va a mantener”, dice.

NATALIA NOGUERA - monnog@eltiempo.com
REDACCIÓN EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.