Disfrute de la naturaleza en estos 6 paraísos

Disfrute de la naturaleza en estos 6 paraísos

Rituales de sanación física y espiritual, conexión con la tierra, contemplación de biodiversidad.

Hotel El Almejal

Ecolodge El Almejal, en Bahía Solano, cuenta con 10 cabañas situadas entre mar y selva, y senderos en el bosque.

Foto:

Ecolodge El Almejal

Por: Pilar Bolívar
18 de septiembre 2020 , 01:06 p. m.

Etnoturismo, en la puerta del amazonas

Senderismo, turismo ancestral y sanación espiritual esperan a quienes buscan détox tecnológico y físico. Juan Pablo Ramírez, de Ecoturismo Putumayo, empresa de la Corporación Turística Fin del Mundo, conformada por colonos de la zona con fines de sostenibilidad ambiental, social y ecológica, dice: “Tenemos la ceremonia del yagé, la sabiduría de culturas indígenas como los ingas, con quienes trabajamos bienestar enmarcado en tradiciones ancestrales”.

Esta región que colinda con el Amazonas garantiza la seguridad en escenarios como las cascadas Fin del Mundo, Ojo de Dios, Hornoyaco, Golondrino, Donde se Oculta el Sol y Charco del Indio.

(Lea también: ¿Qué pasará con sus planes de viaje pre pandemia?)

Los recorridos por cuevas como la caverna Licamancha, a orillas del río Caquetá, así como senderismo, fotografía de paisaje a bordo de una canoa por el cañón del río Mandiyaco son otros planes para los exploradores amantes de los tesoros naturales y para quienes buscan turismo comunitario, con tarifas amigables, y los recursos van a los programas de reforestación, sustitución de cultivos ilícitos, como la hoja de coca, y la formación en turismo.

“Tenemos hospedajes urbanos y rurales certificados, apoyados por embajadas, Cámara de Comercio, Gobernación y Sena, que se encargó de las capacitaciones a los locales”, agrega Ramírez. El paseo en kayak inflable por el río Guineo permitirá conocer el lado aventurero del Putumayo, mientras que los planes de barranquismo o inmersión en las aguas verde esmeralda de la comunidad Rincón de Vides estarán disponibles a partir del 1.º de octubre. “Es una comunidad libre de covid”.
www.ecoturismoputumayo.com

(Además lea: Así funcionan los hoteles del país en la nueva realidad).

Chicaque

Alojamiento del Parque Natural Montañas de Chicaque, a 20 minutos de Bogotá, en el municipio de San Antonio del Tequendama.

Foto:

Archivo particular

Reconexión capitalina

A 20 minutos de Bogotá, en el municipio de San Antonio del Tequendama está el Parque Natural Montañas de Chicaque. Esta reserva natural retoma actividades tras ratificar los lineamientos de bioseguridad, protección personal y autocuidado. María Eugenia Fandiño, una de las funcionarias, cuenta que durante la pausa los trabajadores del parque cultivaron frutas, verduras y hortalizas y se dedicaron a la crianza de algunos animales para hacer quesos, yogures, mermeladas y crear canastas con todo lo que da la región, y así se apoyaron económicamente.

Ahora, con la reapertura no solo volvieron a caminar los visitantes por sus senderos de helechos y orquídeas con el canto de los pájaros y el asomo de los reptiles que rondan la reserva, sino que sus atracciones, como la tirolínea, volvieron a funcionar.

(Lea también: Por protección de indígenas seguirán cerradas playas de La Guajira)

Asimismo, sus instalaciones para pasar la noche o el fin de semana, como el Refugio de Montaña, los glampings o bellotas, las cabañas y las tangaras o casas en los árboles están esperando a los amantes de la naturaleza, con precios especiales de lunes a viernes y con exquisitos platos a la carta, preparados con los productos cultivados en sus propias huertas de contingencia.

Por su parte, las canastas Frutos de Chicaque (que valen 50.000 pesos) siguen enviándolas a domicilio a Bogotá, y los visitantes las pueden comprar.

Informes: celular: 317 4321979 y www.chicaque.com

Valle del Cauca

Hay 22 sitios del Valle del Cauca listos para recibir a los viajeros nacionales que busquen un destino rodeado de naturaleza y tradición.

Foto:

Particular

'Viájate el Valle'

Ya hay 22 sitios del Valle del Cauca listos para recibir a los viajeros nacionales que busquen un destino rodeado de naturaleza y tradición.

Buenaventura, el municipio más grande del Pacífico y uno de los más emblemáticos por el avistamiento de ballenas jorobadas, abrirá sus playas en octubre.

Las haciendas El Paraíso y La Silvestre, de Palmira y Jamundí; el zoológico de Cali; el Museo Rayo, en Roldanillo, los mariposarios Andoke de Cali; el Ecoparque Vayju, en Riofrío; el Museo de la Caña, en El Cerrito, el Jardín Botánico de Tuluá, Comfenalco Cartago y otros escenarios de la región hacen parte de 'Viajáte el Valle', iniciativa de la Gobernación, a través de la Secretaría de Turismo y apoyada por el Cali Valle Bureau para incentivar las visitas al departamento.

Para eso se creó el Valle Pass, un pasaporte digital con planes turísticos y descuentos en hoteles, restaurantes, turoperadores y transporte. Otra iniciativa la integran los buses gratuitos que recorrerán el departamento para que los turistas no incurran en gastos adicionales viajando por la región.

Terapia termal en Paipa

Juan Pablo Vargas, del Parque Termal Paipa (Boyacá), asegura que “según la OMS, el coronavirus no representa un alto riesgo de contagio en las piscinas termales; además, nosotros mantenemos las precauciones y normas de bioseguridad para visitantes y funcionarios. Tenemos esa ventaja, además de la calidez del agua y los minerales naturales”.

Por eso, el lunes pasado abrieron sus puertas a una prueba piloto que durará dos semanas en las cuales únicamente los paipanos tendrán acceso.

Quienes deseen hacer uso del complejo acuático y del centro biomédico
(piscina de chorros, masajes, lodoterapia y terapias con algas) deberán realizar su reserva telefónica con un día de anticipación, para programar su turno.

Es imprescindible seguir el protocolo desde el ingreso al complejo termal, cuyos circuitos de hidroterapia y lodoterapia están listos para recibir familias o grupos de máximo cinco personas.

www.parquetermalpaipa - 321 209 5655 / 316 2685424

Pesca artesanal y manglares

Los nativos del pueblo de La Boquilla (a 2 kilómetros de Cartagena por la vía al mar) vuelven a encender sus fogones de carbón vegetal, a cargar atarrayas, hilo, anzuelos, tapabocas, gel y alcohol en sus botes, como parte de sus iniciativas ecoturísticas.

“Esta semana retomamos planes de pesca artesanal, visita al bosque de manglar, avistamiento de aves y taller de cocina”, asegura Rony Monsalve, nativo y promotor del etnoturismo y prácticas sostenibles de Ecotours Boquilla.

Una de las actividades más apetecidas es la pesca artesanal, la cual se realiza con las medidas de bioseguridad. “Les suministramos tapabocas, gel y alcohol para desinfección; los pescadores también están protegidos”, dice Monsalve.

El plan, que cuesta 150.000 pesos, consiste en armar el anzuelo y pescar el almuerzo, que es cocido con la exquisita sazón de las cocineras de la comunidad, que esperan los botes cargados de cangrejos, sábalos, camarones.

La visita al manglar cuesta 95.000 pesos por viajero y se lleva a cabo a bordo de una canoa con capacidad para tres personas y el guía, con medidas de protección y bioseguridad. El avistamiento de aves dura dos horas y cuesta 120.000 pesos por persona.

www.ecotoursboquilla.com

Conservación en el Pacífico

Tras seis meses de pausa, el alcalde de Bahía Solano anunció que el 21 de septiembre se abre el aeropuerto José Celestino Mutis, a 3 km de la cabecera municipal de este edén en el Pacífico, un lugar con baja incidencia de covid-19, por lo que se requiere una prueba de antígeno para cada visitante, además de las medidas de protección.

“El Valle, corregimiento de Bahía Solano, es un destino ideal para el distanciamiento social; no se hacen colas, las cabañas de hospedaje están distantes más de 10 metros, en el restaurante cada mesa es amplia y guarda un espacio superior a los dos metros de cercanía”, dice César Isaza, gerente del Ecolodge El Almejal, que bordea 2 km de playas chocoanas y tiene su propia reserva natural y sus planes de conservación de ballenas yubartas y tortugas.

“Ofrecemos el programa ‘Tortuguitas al agua’, que incluye patrullaje nocturno en busca de tortugas nidantes, y ‘Ballenas a la vista’ (vigente hasta el 20 de octubre, cuando migran hacia el norte)”, agrega el cofundador de este conjunto de 10 cabañas situadas entre mar y selva, que se recorren por senderos de piedra, puertos y puentes de madera construidos para la conservación del bosque húmedo tropical.

www.almejal.com.co

PILAR BOLÍVAR
Para EL TIEMPO@lavidaentenis
@ViajarET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.