Amazonas, un paraíso con la naturaleza a sus pies

Amazonas, un paraíso con la naturaleza a sus pies

Un destino ideal para los que buscan paz, pero a la vez adrenalina con complicidad de la naturaleza.

AMAZONAS

El río Amazonas atraviesa Perú, Colombia y Brasil. Es el más largo y el más caudaloso del mundo.

Foto:

Juan Diego Buitrago cano / El Tiempo.

30 de agosto 2018 , 10:24 a.m.

“Siéntese sobre el arnés, agárrese duro de la manija de arriba y grite si puede, eso atrae a los monos”, dice Rodolfo Mesa, un indígena yucuna que dejó la cacería para convertirse en guía turístico de la Reserva Natural Tanimboca, un área protegida de bosque en donde los viajeros pueden hospedarse en casas que parecen flotar en medio de la selva, a once kilómetros de Leticia, capital de Amazonas.

“¿Lista?”, pregunta Mesa mientras me empuja con rapidez hacia el vacío. En menos de un segundo caigo y vuelo por los 35 metros que me separan del siguiente árbol. Solo una cuerda templada garantiza la seguridad en el aire, además del casco y el arnés. Mis gritos se escuchan en medio del bosque, pero los monos no se sienten atraídos. Son tímidos y son iguales que la selva: impredecibles.

La sensación de libertad mientras vuelo colgada de una cuerda debe ser similar a la que sienten las 643 especies que habitan en las entrañas del bosque tropical tupido y exuberante ubicado al sur de Colombia. Una parte de la selva está firme aquí, pero los 7,5 millones de kilómetros cuadrados que componen la totalidad del Amazonas se extienden a lo largo de nueve países, siendo Brasil y Perú los que conservan la mayor cantidad de vegetación.

Amazonas

En la selva que bordea el río vegetan 10.000 especies de árboles que absorben el 10 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono. Es considerada el pulmón del mundo.

Foto:

Aura Saavedra / EL TIEMPO

“Si uno camina ocho horas selva adentro es posible encontrar jaguares, justo en la frontera con Brasil. Los animales que podemos observar aquí, con paciencia y esfuerzo, no se ven fácilmente en otros países; por eso el Amazonas es tan mágico”, cuenta Mesa.

Después de volar como micos por dos corredores (de 35 y 110 metros cada uno) y de cruzar un delgado puente tambaleante, tocamos suelo. Hemos conquistado las alturas de esta selva que, según la Cancillería de Colombia, ocupa el 40 por ciento del territorio suramericano.

La adrenalina de hacer canopy mientras observamos la naturaleza desde otra perspectiva es solo una de las experiencias que regala el Amazonas, por lo que los siguientes planes y sitios son los que debe tener en el radar si va por este departamento.

Visita las comunidades

En lo más profundo de la selva y a la ribera del río Amazonas –el más grande y caudaloso del mundo, con 7.062 kilómetros de longitud– se estima que habitan cerca de 26 etnias indígenas, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información Cultural. Ellos son un referente que muestra cómo vivían los primeros seres humanos, un tesoro histórico y la voz viva de la sabiduría ancestral.

Una de las etnias más representativas son los ticunas. Conocerlos es posible si se navega una hora en bote rápido por el río amazonas hasta la comunidad de Macedonia. Allí, en una tradicional maloca viven casi 800 indígenas ticunas, cocamas, yaguas y mestizos que hacen bailes tradicionales con los visitantes y venden artesanías talladas con madera rojiza de palo sangre.

La comercialización de estas piezas se ha convertido en uno de sus principales ingresos y aunque varias comunidades le apuestan al ecoturismo para compartir su cultura y conservar el medio ambiente, aseguran que no quieren la llegada agresiva de visitantes.

Amazonas

Ellas hacen parte de la etnia ticuna. En su comunidad, visten a los turistas con trajes típicos para explicar las tradiciones que aún conservan.

Foto:

Aura Saavedra / EL TIEMPO

“No queremos un turismo masivo, sino uno especializado que no interfiera con el desarrollo social, cultural y ambiental de nuestra comunidad”, afirma Yony del Águila, guía de la comunidad Mocagua, resguardo ticuna a 60 kilómetros de la capital amazónica.

El resguardo es caracterizado por sus casas que tienen en sus fachadas la pintura de animales típicos del Amazonas como iguanas, monos titi, jaguares, pelícanos, delfines y loros. Es una obra de arte sin paredes, un museo vivo que se complementa con la presencia de una laguna donde flota la flor de loto, típica del departamento.

Amazonas

Hoja y flor de loto, típica del departamento.

Foto:

Aura Saavedra / EL TIEMPO

Parque ecológico

Mundo Amazónico es una reserva natural de 33 hectáreas –que pasó de ser un suelo ganadero a un área boscosa de conservación–. Allí se realizan caminatas ecológicas para conocer los usos medicinales de especies como la coca, el yagé o el barbasco.
Si hay suerte, es posible hablar con Antonio Bolívar, uno de los indígenas protagonistas de El abrazo de la serpiente, la película que puso los ojos del mundo en a Colombia, nominada a los premios Óscar.

Antonio Bolívar

Antonio Bolívar interpretó el papel de Karamakate, un chamán amazónico que guía a dos científicos por 40 años, buscando una planta curativa sagrada en la selva.

Foto:

Ricardo Ahumada / EL TIEMPO

Portando un collar de dientes, que representa fuerza y valor, y una corona de plumas, que simboliza dominio, cultura y sabiduría, Bolívar se presenta como el abuelo de la comunidad Ocaina, una que según él, se está extinguiendo.

“Hoy, mi raza está dejando de ser raza porque la civilización ha penetrado la selva, impidiéndonos continuar con nuestros usos y costumbres. Ya ni hablamos nuestro lenguaje, nos toca el español”, asegura el abuelo, quien afirma que desea que vayan a conocerlo para que se enteren del valor de su tierra, de su gente y de las raíces de su país.

Isla de los micos

En esta isla, a 45 minutos navegando en bote rápido por el río Amazonas desde Leticia, habitan cerca de 2.000 monos titís que están dispuestos a recibirlo en su hogar solo si usted está dispuesto a que ellos hagan de su espalda un trampolín, de sus brazos una rama y de su cabeza un sitio para descansar mientras preparan el siguiente salto.

Mono titi

El mono titi es uno de los primates más carismáticos que habitan en la selva amazónica. Se alimentan de fruta e insectos, por eso no se preocupe cuando vaya a conocerlo.

Foto:

Aura Saavedra / EL TIEMPO

En un segundo, su cuerpo puede parecer un árbol cuando tenga encima por lo menos a cinco de ellos, pero si quiere llegar a tener entre 10 y 15, alerte a los guías para que le traigan bananos, el postre preferido de los pequeños primates.

Mono titi

La cabeza es su lugar preferido para descansar y preparar el próximo salto.

Foto:

Aura Saavedra / EL TIEMPO

Evite llevar aretes, collares, gafas, mochilas abiertas o cualquier elemento que pueda ser atrapado fácilmente por los monos. Son muy traviesos y no dudarán en tomar algo que les luzca similar a la comida.

Puerto Nariño

A orillas del río Loretoyaco, un afluente del río Amazonas, está el segundo y último municipio del departamento. Es conocido como el ‘pesebre natural de Colombia’ porque sus casas de madera, donde viven aproximadamente 7.700 indígenas, están rodeadas del verde cálido de la selva, además de que en sus delgadas calles está prohibido el tránsito de carros y motos.

Es conocido como el ‘pesebre natural de Colombia’ porque sus casas de madera están rodeadas del verde cálido de la selva

Uno de los planes recomendados es subir a la torre Naipata, de 18 metros de altura. Desde allí podrá tener una vista panorámica, digna de postal, del municipio. También podrá observar el lago Correo y el caño Zancudillo.

Puerto Nariño

Esta es la vista de Puerto Nariño desde la torre Naipata.

Foto:

Aura Saavedra / EL TIEMPO

Avistamiento

Cada día, a las 5:30 de la tarde sin falta, un estruendo se toma el parque Santander, en el centro de Leticia. La algarabía se debe al canto de cientos de loros y golondrinas que aterrizan en picada y con sus alas cerradas en la copa de los árboles.

“Se dice que hace más de 30 años, un exportador de animales fue obligado a liberar un cargamento de pericos en los árboles que antes eran parte de la selva”, cuenta Antonio Solarte, guía de la agencia de viajes Amazonas Extremo. Desde entonces, “los loros se acostumbraron a pasar la noche ahí y a las 5:30 de la mañana vuelven a partir para cuidar sus nidos y buscar comida en Colombia, Perú y Brasil”, dice.

Si por su ruido son recordados los loros, por su ternura y espontaneidad son conocidos los delfines del río Amazonas. Rosados y grises, ambas especies se pueden observar siempre y cuando el motor de la lancha esté apagado.

Ver delfines y aves es tan mágico como todas las actividades que se pueden realizar en el Amazonas con la complicidad de su gente y su rica naturaleza

Delfines

Los delfines suelen salir del agua y sorprender a los turistas que están atentos a verlos.

Foto:

Martin Escudero / EL TIEMPO

Para quienes deseen mirar al extremo sur de Colombia, este departamento –uno de los más grandes– tiene lugares recónditos que ocultan las mejores tradiciones y tesoros naturales que, como la misma comunidad pide al unísono, se deben preservar y cuidar, pues son nuestro patrimonio, nuestra alma y nuestra identidad.

Si usted va: 

1. Al Amazonas se puede llegar en avión desde Bogotá con vuelo directo. Desde Medellín y Cali, con escala en la capital. Avianca y Latam ofrecen vuelos diarios.

2. Reserve por lo menos cinco días. Puede contratar su paquete turístico con la agencia de viajes Amazonas Extremo. Correo: amazonasextremo@gmail.com. Tel. 312 760 1980.

3. Recomendable ir de julio a octubre con clima seco.

4. Vacúnese contra la fiebre amarilla y porte el carné.

5. Lleve camisetas de manga larga, botas y tenis para los recorridos por la selva. Use repelente, incluso sobre la ropa.

6. No arroje basura.

7. Procure hacer caso a las indicaciones de los guías nativos para evitar perderse en la selva.

AURA SAAVEDRA*Invitación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Fondo Nacional de Turismo.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.