Secciones
Síguenos en:
La locura por los tenis se expande a Colombia
tenis

El Poxte, cofundador de Laced Up, canal de noticias y difusión de la cultura del ‘sneaker’.

Foto:

Fotos: Laced UP

La locura por los tenis se expande a Colombia

El Poxte, cofundador de Laced Up, canal de noticias y difusión de la cultura del ‘sneaker’.

EL TIEMPO conversó con un conocedor del tema, quien estará en el Sneaker Society, en Medellín.

La imagen de jóvenes haciendo filas o dinámicas de concurso para tener un par exclusivo de tenis es cada vez más frecuente y refleja una nueva mirada, casi de culto, a unos zapatos que hace no muchos años eran vistos como un objeto más en el armario, a menos que fuera el de un deportista. Hoy se han convertido en la base de la vestimenta de las nuevas generaciones.

Es tal el boom de esta afición por los tenis que en todo el mundo hay eventos masivos que reúnen coleccionistas, expertos y aficionados. Colombia no está exenta. El 23 y 24 de octubre se celebra la tercera edición de Sneaker Society, el evento más importante del sector en el país.

Una muestra de cómo este fenómeno ha impactado a Colombia y en general a América Latina fue la locura que desató en diciembre de 2020 el lanzamiento de los Nike Air Jordan 1 de J Balvin, uno de los artículos deportivos más esperados de ese año. No se trataba de una oferta, era el lanzamiento oficial a un precio cercano a los US$ 200 y que en minutos quedaron agotados en el mundo.

(Lea también: 'La obra de arte soy yo', una fusión de diseño y artesanías)

Esas mismas zapatillas iban a triplicar su precio en los siguientes días. Fue tal la conmoción que generó el lanzamiento, que hasta fue criticado por el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo. El mandatario criticó las largas filas que hicieron por horas cientos de jóvenes, sin distanciamiento físico en plena pandemia de covid-19.

El boom es total. Hoy un par de tenis es un objeto altamente cotizado por las más prestigiosas casas de subastas, como sucedió con los primeros Air Yeezzy que Kanye West elaboró junto a Nike, vendidos en abril de este año por 1,8 millones de dólares.

Por supuesto, las marcas y las grandes figuras de la cultura pop entienden el fenómeno y las colaboraciones no han parado: Bad Bunny y Beyoncé con Adidas, Cardi B con Reebok, Jaden Smith con New Balance, Travis Scott con Nike y Dua Lipa con Puma, por nombrar algunos.

Los ‘Nike Air Yeezy 1’, usados por Kanye West en los premios Grammy del 2008, fueron el primer modelo de lo que sería una de las colaboraciones más importantes de la industria.

Foto:

Sotheby’s

El más reciente lanzamiento de este tipo son dos pares veganos de Billie Eilish el pasado 27 de septiembre con Nike. Los tiempos en que los referentes eran únicamente deportistas han quedado atrás.

Estas colaboraciones son una respuesta a la explosión del movimiento denominado street culture, que agrupa música, moda, deporte y arte. Parece reciente por la popularidad de la estética del hiphop reforzada con la del reguetón y todo lo que compone el Latino Gang, pero lo cierto es que no es nuevo.

En Estados Unidos la fiebre por los tenis es un fenómeno desde los años 80 debido al esplendor de esa dupla inseparable que son el hiphop y el baloncesto, y que se reflejó fuertemente en las calles neoyorquinas.

Esa movida fue la base de una generación de coleccionistas más enfocados en el diseño con canales en YouTube y cuentas en Instagram en donde se exhiben y se cuentan los pares por cientos. Por supuesto, en un mundo globalizado, el fenómeno tenía que replicarse en Latinoamérica, pero con una identidad propia.

(Le puede interesar: Balenciaga lanza 'una bolsa' para hacer compras por siete millones de pesos)

Uno de esos canales es Laced Up, que cuenta con 228.000 seguidores en YouTube y ha creado una fiel comunidad en redes para todos los que aman las historias detrás de un par de tenis y hablan español. Los mexicanos Luis Chávez y Gustavo Rosas –reconocidos en el mundo de los sneakers como El Poxte y Tavo– crearon el canal hace 5 años y han marcado una diferencia aprovechando el universo digital para mostrar un sentido antropológico detrás de un par de tenis. EL TIEMPO habló con El Poxte –quien será el anfitrión del Sneakers Society– sobre este movimiento cultural.

¿En medio de la explosión de este movimiento cómo explicar que no se trata únicamente de consumismo?

El amor por un par de tenis no se define como la fascinación por comprar goma, piel y textil. Hay que tener en cuenta quién lo va a usar, ese que aporta la otra parte de la historia. El coleccionismo de tenis empezó realmente desde los años 70, cuando Nike empezó a crear piezas raras. Así hasta los 90. En ese momento la gente entendió que eran verdaderas joyas y que si no las conservaba nunca más iba a poder tenerlas. Un par de tenis en realidad no está diseñado para durar más de 8 años, pero ahí la gente empezó a guardar estos tenis y a tratarlos como piezas con historia hasta hoy.

¿Cuándo se convierten los tenis en un símbolo de estatus y dejamos de ver a quien los usa diariamente como informal?

Siempre fue un símbolo de estatus para la gente que estaba dentro del círculo de los tenis. En los 90, los raperos eran los influencers de estilo y todos querían tener los tenis que ellos tenían, pero siempre dentro de esa esfera. El boom de esto se da con Instagram, porque nos volvió homogéneos y cambió completamente el juego. Antes ibas a Europa y veías cosas que no veías en México y viceversa, pero ahora a donde vayas vas a ver lo mismo y si no los tienes en tu país los puedes tener igual. Toda esa fascinación histórica que ya se había construido por la cultura del hiphop, el basketball y la personalidad norteamericana explotó con las redes sociales.

En sus palabras, ¿qué es un 'sneakerhead'?

Es una persona a la que no solo le gustan los tenis por el valor estético, también por el cultural. Le interesa saber quién lo diseñó, entender una colaboración o cómo se llegó a concebir ese par. Alguien que comprende que los tenis son un medio para transmitir un mensaje.

En los 90, los raperos eran los 'influencers' de estilo y todos querían tener los tenis que ellos tenían, pero siempre dentro de esa esfera

¿La pandemia afectó la manera de vestirnos y de ver los tenis como parte del atuendo diario?

Claro, la pandemia ayudó en dos sentidos. Uno, en la generación de contenido, muchos vlogs nacen en este tiempo. Las tiendas empezaron a explorar dinámicas que no fueran presenciales y fue más fácil comprar un par en línea, a partir de eso la gente empezó a crear contenido. Por otro lado, el diseño cambió para ser más cómodo, para estar en casa teletrabajando. Por ejemplo, en la línea de Yeazzy, se venían haciendo cosas muy cómodas, pero lo último que tienen son Slides, chanclas para estar muy cómodo.

¿Qué le aportan a la cultura las colaboraciones con artistas pop como Dua Lipa o Billie Eilish?

Cambia por completo la definición de sneaker. Antes se trataba simplemente de performance, calidad para el rendimiento. Nike quería hacer algo con lo que pudieras correr más rápido o una distancia más larga. Adidas ponía toda su tecnología para que jugaras mejor fútbol. Los influenciadores eran los atletas. Lo que aportan estos referentes de la cultura pop son modelos para un mercado nuevo. Un Jordan 1 de J Balvin para el nuevo sneakerhead que lo prefiere por los colores. Ese nuevo comprador ve la figura del hombre brincando en su par y seguramente no sabe quién es Michael Jordan. Toda esa herencia cultural perdió su característica de performance y luego perdió exclusividad, pero ganó espacios en la cultura popular. Ya no se trata de ir a jugar con estos tenis que me harán sentir y rendir increíble, se trata de quiero tomarme una foto y que me lluevan los likes.

Con tantos lanzamientos, ¿qué determina que ustedes decidan reseñar un par sobre otros?

Hay pares que te pueden gustar o no, pero si tiene un impacto cultural vamos a reseñarlos. Un ejemplo, puede no gustarte la silueta de los pares de Bad Bunny, pero él es prácticamente el artista pop más importante que hay en este momento. Si algo tiene una relevancia y tiene una historia detrás, definitivamente vamos a hablar de eso. Por otro lado, aunque las marcas nos envían algunos lanzamientos o nos prestaran pares para reseñar, somos amantes de los tenis y buscamos que sean pisados por nosotros. Así que tiene que ser nuestro y relevante.

Todo viene muy enfocado
en la onda ecológica y sustentable, desde la reutilización de materiales hasta la creación de textiles muy novedosos

Entonces, ¿cómo hacer para estar en la conversación de los últimos lanzamientos y no caer en mostrar lo que está en demanda únicamente?

Eso es muy importante, busco cosas que no necesariamente sean lo que está de moda como propuestas que tengan que ver con el medioambiente o innovación. Siempre quiero sorprender con algo de cultura que sea de ahora o del pasado. En Laced Up hemos hablado del afrocentrismo, del apartheid, de la historia del funk, de clubes como el CBGB, de la importancia del diseño japonés a través de unos tenis.

¿Cuál es el concepto que hay detrás su pódcast #no hype?

El hype es algo que se masifica por completo. Esto se trata de hablar de lo que nadie tiene como cuando encuentras un autor o un libro que nadie más ha leído, siluetas que pueden acompañarte durante toda la vida y que seguro otra generación va a descubrirlos y los va a hacer parte de su vida de una manera completamente diferente. Hablamos de pares que no tienen hype, ese valor monetario o likes, pero culturalmente tiene un valor enorme.

¿Qué le aporta Laced Up al movimiento en Latinoamérica?

Lo que nosotros le damos al mercado latinoamericano es nuestra perspectiva como consumidores que hacemos parte de toda una realidad socioeconómica completamente diferente a la norteamericana. Somos compradores que no podemos tener todo. De lo que se trata es de alejarnos un poco del lado consumista e invitar a ponerle historia a ese par de tenis que tienes. Como decimos en Laced Up: los pares no son tuyos hasta que los pisas.

En medio del crecimiento de la cultura, ¿cómo interpretar las falsificaciones?

Comprar piratería es darle tu dinero a alguien que no tiene que ver en el desarrollo de una nueva tecnología, ni con la cadena de distribución o la publicidad en la que participan muchas personas. Si hoy puedes disfrutar de toda la innovación que se desarrolló para tu comodidad es por el dinero que has pagado antes por unos tenis originales. No se trata solo de participar desde lo monetario sino también haciendo parte de la cultura conociendo e investigando sobre ese par de tenis que estas comprando.

¿Hacia dónde va el movimiento y la industria del sneaker?

La innovación se va a ir especializando cada vez más, tenis que se adaptan mejor a tu manera de vivir, a tu pisada, al movimiento. Todo viene muy enfocado en la onda ecológica y sustentable, desde la reutilización de materiales hasta la creación de textiles muy novedosos. Y del lado de la moda, muchas colaboraciones y más gente extraña al mundo de los tenis que tengan un mensaje muy atractivo para todos o para un nicho en específico, los nichos serán muy importantes.

¿Cuál es su consejo para alguien que quiere iniciar una colección de tenis?

Es muy básico: compra lo que te gusta. Si lo haces, tu colección va a reflejar lo que tú eres. Si no, es como comprar arte de un artista que ni siquiera te gusta para ponerlo en la sala de tu casa, no será algo que muestres con orgullo a tus amigos cuando te visiten.

El Museo de Diseño de Londres rindió un homenaje a la historia de los tenis en mayo de este año con su exhibición ‘Sneakers Unboxed: Studio to Street’ .

Foto:

Museo de Diseño

Una industria global que no para de crecer

El coleccionismo de tenis y el posicionamiento de la tendencia athleisure, que combina piezas deportivas con prendas sofisticadas, han convertido a la industria de los tenis, ropa y accesorios de linea deportiva en una empresa multimillonaria.

Según cifras de Dafiti,tienda de moda en línea, desde el 2018 la venta de calzado deportivo ha tenido un crecimiento del 84 por ciento. Comparando únicamente los casi diez meses del 2021 con respecto a los mismos periodos de los últimos 3 años, ha aumentado más que el total de la venta de entonces (2018).

Desde la pandemia se ha observado un crecimiento importante en la venta de esta categoría, teniendo en cuenta que en 2020 la venta creció casi 25 por ciento con respecto al año anterior. Desde el comienzo de la pandemia, esta categoría ha tenido crecimientos mensuales que la han posicionado como una de las más fuertes en ventas tanto en Colombia como en los demás países donde hacen presencia.

(Lea además: ¡El estilo desarreglado se sube a la cabeza!)

En la actualidad los consumidores buscan una sensación reconfortante y protectora, por lo que la comodidad y funcionalidad son las protagonistas a la hora de la venta de calzado

En la actualidad los consumidores buscan una sensación reconfortante y protectora, por lo que la comodidad y funcionalidad son las protagonistas a la hora de la venta de calzado. En los últimos años se ha dado un giro hacia algo menos formal y más deportivo.

Según Rodolfo Palma, Fashion Advisor de Dafiti “las tendencias van cambiando temporada tras temporada y podemos ver el alza que está teniendo la preocupación por la sostenibilidad en los materiales, donde las innovaciones técnicas y los materiales naturales marcan el camino hacia un futuro más circular”.

Tras la pandemia, el auge por los tenis de running va en aumento, y aquí la paleta de colores es variada y la tecnología se destaca. También hay un creciente furor por el estilo retro, donde los modelos de Reebok y Adidas performance marcan la pauta.

Por otro lado, como característica principal se siguen destacando los modelos básicos y atemporales, las preferencias van por los zapatos deportivos de lona donde Converse y Vans son las marcas protagonistas.

Siguiendo la línea de lo retro, los tenis al tobillo sobresalen en esta temporada con un estilismo vintage renovado, rescatando la nostalgia donde los tenis de baloncesto y skate ganan protagonismo en las marcas como Nike y Adidas.

En línea con los impactos de la pandemia, los consumidores priorizan los estilos duraderos y de buena calidad. Es por lo mismo que la tendencia de los modelos más básicos y atemporales crece frente a consumidores que moderan el gasto.

Por otro lado destaca que los estilos de vida son cada vez más activos pospandemia y son los diseños deportivos los que actualmente tienen un crecimiento.

Las marcas top dentro de la venta de Dafiti actualmente son Skechers, Adidas, Nike, Reebok, Under Armour. Los clientes las escogen por su oferta en cuanto a looks casuales y adaptables a un estilo de vida de trabajo en casa y experiencias al aire libre, es por esto que los modelos de running o trekking van en alza, respondiendo a las ganas de aventuras en la naturaleza.

Adidas Forum low

Adidas Forum low: Desde su presentación más vintage en el Forum 84 Low hasta las tres combinaciones de color de la colaboración con Bad Bunny, el Adidas Forum ha sido protagonista. 

Foto:
adidas Yeezy

Adidas Yeezy: Esta línea de Kanye West arranca su trayectoria con Nike en 2008 y termina en un matrimonio perfecto con Adidas.

Foto:
Nike Dunk Low

Nike Dunk Low: nació en los 80 para las canchas de basketball, ha tenido sucesivos lanzamientos que se agotan en minutos. Tres pares imperdibles: What The P-Rod, Street Hawker y Parra Abstract Art.

Foto:
converse

Converse: El 2021 está siendo un gran año para Converse gracias a las colaboraciones, como las hechas con Kim Jones , director creativo de Fendi; o Golf Le Fleur, la marca de Taylor The Creator. 

Foto:
New Balance

New Balance: Aunque a principio del año, el 327 parecía que nunca perdería la corona, poco a poco el mercado se ha llenado de versiones como el 990v3, de Joe Fresh Goods; los 2002R, de Salehe Bembury.

Foto:

Para no perder de vista, la tendencia por los slides o chanclas y todas sus variantes. Los ejemplos más destacados son los de la linea Yeezy de Adidas y la propuesta del diseñador neoyorkino Salehe Bembury, quien, con un diseño futurista, logra dar a los clásicos Crocs un aspecto completamente renovado.

Es una moda que pisa fuerte entre famosos como Justin Bieber y Kim Kardashian y obedece a las propuestas de las grandes marcas ante la demanda de calzado para quienes siguen trabajando en casa y no quieren perder el estilo.

El informe Industria global del calzado deportivo (2020 a 2027): tendencias e impulsores claves del mercado, de Research and Markets, proyecta que el mercado global de calzado deportivo –estimado en US$ 71.800 millones en el año 2020– alcance un tamaño revisado de US$ 100.300 millones para el 2027, creciendo a una tasa compuesta anual de 4,9 por ciento durante el período 2020-2027.

Ante estas cifras, es fácil entender por qué hoy los tenis también son activos de inversión que, en plataformas de reventa como Stockx, al ser piezas limitadas o modelos antiguos muy valorados, alcanzan los miles de dólares y se ofrecen como joyas de colección.​

La fiesta del ‘sneaker’ y el ‘streetwear’ se celebra en Medellín

Hoy las mujeres son una parte activa en la promoción de la cultura de la ropa de calle y tenis. Aquí, en las charlas de Sneaker Society 2020.

Foto:

Sneaker Society

La evolución del culto a los tenis y la cultura urbana no han sido ajenas para las nuevas generaciones en Colombia. Por el contrario, actualmente es un movimiento en auge, capaz de mover masivamente a seguidores más allá de las redes sociales hacia espacios de pedagogía, intercambio y comercialización.

Un ejemplo de esto es el Sneaker Society, actualmente la feria más grande en Colombia dedicada al público amante la cultura de la calle y el universo de los tenis. Colombia no es un mercado nuevo, teniendo en cuenta que para este año, en su tercera edición, esta feria que en 2020 convocó 7.800 asistentes, espera entre 10.000 y 15.000 visitantes en el centro de eventos El Tesoro el 23 y 24 de octubre.

La motivación principal es que la gente entienda qué hay detrás de la creación de los tenis, que se encuentren con las historias a través del diseño de cada marca y su universo

El evento, creado para generar cultura en el país a partir de la idea de juntar marcas, coleccionistas y artistas, es un referente para los amantes de los sneakers en Latinoamérica que, por distancia geográfica, no son cercanos al mercado de los eventos en México, país que lleva un gran recorrido y es una autoridad en el tema del coleccionismo de tenis en la región.

Para Juan Carlos ‘Chino’ Ossa, cofundador del Sneaker Society, no se trata de crear eventos exclusivamente para vender, “la motivación principal es que la gente entienda qué hay detrás de la creación de los tenis, que se encuentren con las historias a través del diseño de cada marca y su universo. Buscamos educar y crear conciencia de compra para formar comunidad”, explicó.

La tendencia, tanto en ferias como en tiendas, es brindar experiencia de compra. Por eso las dinámicas para adquirir un par e invitar al público a visitar las tiendas con la intención de tener una experiencia sensorial ante los materiales, los colores, incluso el olor de un buen par de tenis. Es una tarea que en el país vienen adelantando espacios como Broken Chains en Pereira y que son revolucionarios por la asesoría personalizada frente a incremento de compra por internet.

Una de las lineas más importantes de Sneaker Society 2021 es el aula académica Sneaker Society Talk, en donde los invitados hablarán de mercado, nuevas tendencias y desarrollo tecnológico. Para esta edición habrá figuras de gran reconocimiento en el tema, como El Poxte, Tavo Rosas y Édgar Román desde México, Lorenz Wiedenmann desde Costa Rica y Reshoevn8tr, uno de los gigantes de productos para limpiar zapatillas.

Por otro lado, y a partir de la pandemia, hay un crecimiento exponencial de influenciadores en redes sociales y medios de comunicación especializados en el tema, como Sneakerzine y Kordon. Adicionalmente, existe un furor no solo por crear nuevas siluetas sino por trabajar sobre las ya existentes, recreando el juego de famosos diseñadores, como The Shoesurgeon, quien da nueva vida a un par de tenis usados o nuevos, con sus ‘cirugías’ a modelos icónicos. Una suerte de zapatero para millennials.

El futuro de la cultura de los tenis rebasa la imaginación en cuanto a avances tecnológicos e innovación. Hoy es una realidad usar tenis que a través de una aplicación ajustan los cordones de acuerdo con sus preferencias. Precisamente de esto se trata el futuro de los tenis, la personalización enfocada al estilo de vida del usuario, sin dejar de lado el entorno en el que vive.


ANDREA MORENO CHACÓN 
FOTOGRAFIA DOMINGO ​@ANDREAMFOTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.