¿Cómo recuperar la estética de los senos después del cáncer?

¿Cómo recuperar la estética de los senos después del cáncer?

Los procedimientos están al alcance de todas las mujeres gracias al sistema de salud en el país.

Los senos después del cáncer

Después de la mastectomía, estas pacientes tienen la opción de usar prótesis o de acudir a una cirugía reconstructiva.

Foto:

123RF

28 de agosto 2018 , 11:36 p.m.

"No me cabía en la cabeza pensar que tendrían que quitarme un seno. La idea de sentirme incompleta me aterraba. Pero después de la cirugía y el tratamiento entendí que existen opciones que permiten llevar una vida tranquila y digna, sin perder mi identidad como mujer”.

Esas palabras son de Edith Fernández, madre profesional que hace tres años y medio se enfrentó a un diagnóstico que al año reciben más de siete mil mujeres en Colombia: cáncer de mama.

Pero, más allá de los tratamientos, que hoy ofrecen resultados favorables, recuperar parte de la forma anatómica y el equilibrio emocional después de una mastectomía (extirpación de la glándula), de manera completa o parcial, son parte integral del manejo que deben recibir estas pacientes.

Alexie Vallejo, psiquiatra de la Universidad del Rosario, explica que el pensamiento y la imagen de un cuerpo mutilado pueden generar tanto impacto como la misma carga de la enfermedad. “Es absolutamente obligatorio enfrentar este aspecto con mucho rigor desde el comienzo. Y esto debe hacerse a través de un equipo interdisciplinario”, añade el especialista.

En tal sentido, manifiesta Ernesto Barbosa, cirujano plástico y secretario de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, los oncólogos, mastólogos, enfermeras y psicólogos que atienden a estas mujeres deben conocer en profundidad todas las alternativas existentes.

El pensamiento y la imagen de un cuerpo mutilado pueden generar tanto impacto como la misma carga de la enfermedad

Según la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS, su sigla en inglés), existen diferentes opciones que les permiten reconfigurar su cuerpo después de que se les ha extirpado uno o ambos senos. Las opciones dependen de varios factores, que van desde las características anatómicas de la mujer, el tipo de tratamiento y el estado de los tejidos hasta la voluntad de cada paciente.

La ACS divide las opciones en dos grandes grupos: la no reconstrucción del seno y la reconstrucción. En el primero se encuentran los postizos o prótesis dentro de los sujetadores. Y en el caso de las reconstrucciones están los procedimientos quirúrgicos que buscan devolver la apariencia y el volumen de la glándula mamaria, mas no así su función, dice la ACS.

Postizos o prótesis

Como su nombre lo dice, se trata de usar un componente artificial que se adapte al cuerpo para simular la apariencia y la sensación de un seno natural. “Es una opción válida para aquellas mujeres que deciden no hacerse cirugía reconstructiva o que por alguna razón tienen contraindicaciones, pero que desean mantener la misma imagen de los senos”, dice Sandra Herrera, psicóloga de la Universidad de Salamanca. Y agrega que “también puede ser una opción temporal, mientras se dan las condiciones para una cirugía”.

La mayoría de esos senos postizos son fabricados con materiales que se asemejan a la estructura mamaria natural en términos de movimiento, sensación y peso. “Es claro que un seno postizo con el peso apropiado proporciona el equilibrio que el cuerpo necesita para corregir posturas, evitar dolores musculares y mantener la simetría”, señala María Fernanda Pérez, coordinadora de fisioterapia del Hospital Universitario San Ignacio, en Bogotá.

En estos casos, los médicos indican el tiempo en que los tejidos permiten la adaptación de este tipo de prótesis y, consecuentemente, el tipo de ellas. Dependiendo de las características de cada paciente, en el mercado se ofrecen diferentes tipos de prótesis, algunas de ellas adaptadas a brasieres especiales o con la posibilidad de adaptarse a los sostenes normales.

El cirujano plástico Ernesto Barbosa añade que algunas mujeres prefieren no usar los postizos; sin embargo, la ausencia de pezones les causa incomodidad, tanta que algunas compañías venden prótesis de pezón que se adaptan y se retiran fácilmente.

Reconstrucción quirúrgica

De acuerdo con Claudia Clavijo, cirujana plástica y reconstructiva, es clave analizar el estado de salud de la paciente, el tamaño y la ubicación del cáncer, el tipo de cirugía al que se sometió, el estado de los tratamientos, la cantidad de tejido disponible y los niveles de cicatrización.

“Es muy importante tener en cuenta el impacto de este tipo de cirugía para otras partes del cuerpo, y es ineludible que de la mano con los demás miembros del equipo se les expliquen a las pacientes los límites, riesgos, beneficios y expectativas de este tipo de procedimientos”.

Clavijo añade que existen varias opciones quirúrgicas para esos procesos reconstructivos.

Para empezar, en los casos de cirugías parciales en las que se haya retirado solo una parte del seno, la recuperación de la forma se hace utilizando las técnicas de las mastectomías de reducción que se realizan en mujeres sin cáncer, para lo cual se modulan ambos senos en busca de la mejor simetría.

Para los casos en los que el seno ha sido retirado en su totalidad, la cirujana advierte que existe la posibilidad de recuperar la forma a partir de los mismos tejidos de la mujer. Para eso, añade, se pueden utilizar colgajos pediculados (segmentos de músculo conectados a vasos sanguíneos), que se ponen en el lugar para dar contenido.

También se pueden utilizar técnicas microquirúrgicas, y en ambos casos se logra una reconstrucción estándar, y posteriormente se logra la simetría interviniendo el otro seno, en procura de formas similares.

Esta opción es la más indicada para reconstrucciones tempranas, incluso en pacientes que requieren otro tipo de tratamientos. En el caso en que la piel esté intacta, se pueden requerir prótesis (implantes de seno), que se ubican para dar contenido y, al igual que con los anteriores, se procura la simetría modulando el seno contra lateral.

¿Y los pezones?

La cirujana Claudia Clavijo aclara que en algunas ocasiones, los pezones se reconstruyen; sin embargo, en la actualidad también se recurre a la técnica de tatuajes, que proporcionan una apariencia estética favorable y menor riesgo quirúrgico.

La especialista insiste en que todos estos procedimientos deben ser absolutamente informados a cada paciente para que, en conjunto con el equipo tratante, se tome la decisión más favorable.

¿Y qué costea el sistema de salud?

Todos los tratamientos anteriormente descritos, con carácter reconstructivo, son cubiertos en su totalidad por el sistema de salud. Según la Ley Estatutaria de Salud (1751/2015), tanto las beneficiarias de régimen subsidiado como las de régimen contributivo tienen incluidos estos componentes como parte integral de su tratamiento y recuperación.

“Solo basta que los médicos tratantes los ordenen”, aclara César Burgos, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas.

Burgos agrega que si bien en algún momento, al tenor del nuevo marco constitucional, se consideró que los implantes mamarios estaban incluidos con fines exclusivamente estéticos, no es el caso cuando se usan para reconstrucción y rehabilitación de las mujeres con cáncer. En otras palabras, todas las pacientes con cáncer pueden tener acceso a todos estos procedimientos.

A pedalear contra el cáncer de seno

El próximo 16 de septiembre, en la ciclovía de Bogotá se llevará a cabo el ciclopaseo ‘La ruta por la vida’, convocado por la Liga Colombiana Contra el Cáncer. El evento busca educar sobre la detección temprana del cáncer de seno y gestionar ayudas para pacientes de escasos recursos que padecen esta enfermedad en distintas regiones del país.

“Invitamos a las mujeres, familias y empresas a que se sumen a este ciclopaseo educativo, que busca ayudarles a muchas pacientes a recuperar su autoestima”, dice Pilar Fernández, directora de Campañas de la Liga Colombiana Contra el Cáncer.

La inscripción para participar se realiza a través de la página www.rutaporlavida.com, llenando el formulario y haciendo una donación por un valor de $ 50.000 por persona. Este valor incluye camiseta, gorra, medalla, hidratación, protección solar, fruta y un cupo para participar en la rifa de una bicicleta.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ
ASESOR MÉDICO DE EL TIEMPO @SaludET 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.