Aprenda a vivir con buena onda todo el año

Aprenda a vivir con buena onda todo el año

La vida puede ser magnífica durante los 365 días. Un orientador psicológico nos dice cómo lograrlo.

Pensamientos positivos

Un consejo: piense qué personas, pensamientos, actitudes o acciones le suman. Aquellas que lo hacen sentir bien, lo llevan más allá y lo hacen mejor persona.

Foto:

123RF

01 de septiembre 2018 , 10:00 p.m.

Adiós a la playa, a los paseos por la montaña, a la siesta, a las reuniones de amigos, a los asados, a trasnochar viendo series de Netflix, a no hacer sino lo que nos plazca... Para muchas personas, el final de las vacaciones –y acaban de concluir las de mitad de año– es una especie de pesadilla. Y la vuelta al día a día se ve como una larga y pesada condena...

Pero “¿dónde está escrito que el final de las vacaciones sea el inicio de una condena?”, se pregunta Pedro Palao Pons, escritor, orientador personal y corporativo y cabeza de The International School Of Coaching (Tisoc).

Para Palao, tendemos a idealizar las vacaciones y a pensar en el resto de año como una calamidad, pero, en realidad, las vacaciones no son tan perfectas ni el resto del año resulta tan horrible, porque disponemos de recursos para disfrutar de la vida durante los 365 días anuales.

Este ‘master coach’ y presidente de la escuela europea líder en 'coaching' en español (Tisoc) compartió con Efe una serie de recomendaciones, no solo para retomar el trabajo y la rutina de la mejor forma posible y con buen humor, sino además para que la actitud positiva que solemos mantener en las vacaciones nos acompañe durante todo el año.

Agradezca su tiempo de vacaciones y ¡suéltelo!

“No todo el mundo puede disfrutar de unas buenas vacaciones. Todo aquel que ha tenido ese ‘lujo’ debe tenerlo en mente a la hora de volver al trabajo”, eso le ayudará a volver “con actitud positiva”. “Después de agradecer la vacaciones hay que dejarlas partir y bajar de la nube, porque el ocio y la desconexión provocan una sensación de bienestar o ‘euforia vacacional’, que nublan la realidad y las obligaciones”, dice Palao.

No todo el mundo puede disfrutar de unas buenas vacaciones. Todo aquel que ha tenido ese ‘lujo’ debe tenerlo en mente a la hora de volver al trabajo”, eso le ayudará a volver “con actitud positiva

Piense en el aquí y el ahora... y ayúdese!

“Si nos pasamos el día pensando en lo bien que lo pasamos en vacaciones, ocuparemos la mente con el pasado” y tendremos una mala visión del presente. ¿La solución? “Enfocarnos en el día a día y en los aspectos más agradables de la rutina, programar una agenda de futuro y ocio a corto y medio plazo y pensar positivo. Las semanas tienen siete días para disfrutar momentos especiales: ¡encuentre los suyos!”.

Metas a corto plazo

Nada más dañino para su salud mental que empezar a tachar en un calendario para llevar la cuenta de los días que faltan para el ‘regreso a la felicidad’: para sus próximas vacaciones. “En lugar de soñar con el próximo descanso sueñe con el próximo fin de semana, ya que los planes a muy largo plazo incomodan, mientras que la metas cortas son estimulantes”, enfatiza Palao.

Adopte rutinas de las vacaciones todo el año

“Es muy útil incorporar hábitos de las vacaciones a la rutina del trabajo. Por ejemplo, el hecho de desayunar con tiempo y leyendo el periódico es algo asociado al tiempo libre, pero, si se lo propone, es posible hacerlo cada día antes de ir a trabajar”.

El reloj no es el que lo esclaviza

“Tras las vacaciones debemos cambiar nuestros horarios, es cierto, pero ¿acaso el día tendrá menos de 24 horas? La forma como nuestro cerebro percibe el tiempo depende de la actitud”, explica Palao, así que revise sus tiempos y horarios para ver cómo puede hacerse la vida más placentera. Siempre hay algo que se puede mejorar en este terreno, y el aprender a decir no es fundamental.

No se ponga metas imposibles

“El ‘genio de la lámpara’ suele hablarnos en vacaciones y, al escucharlo, decidimos ponernos a dieta, ir al gimnasio, aprender inglés o hacer una vida más sana apenas volvamos a casa. Pues bien, no hay que olvidar que son metas trazadas en medio de ‘la euforia vacacional’, donde solemos olvidar la realidad, el día a día y las obligaciones. Pero se puede lograr. La clave es: trácese metas específicas, realista y medibles, porque medir nos motiva y nos da la fuerza para seguir adelante”.

Saque tiempo para usted

Este coach sugiere regalarnos todos los días un “tiempo personal”, un lapso que “será nuestro, para nuestros chats, paseos o música. “Un tiempo único, personal e intransferible para desconectar”.

Rompa rutinas de vez en cuando

Hacerlo, sin caer en el caos, le ayudará a romper la monotonía y puede llevarlo a gratas sorpresas, pues es claro que si siempre hacemos lo mismo, obtendremos idénticos resultados.

MARÍA JESÚS RIBAS
EFE Reportajes

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.