Cómo proteger la piel ante la llegada del fenómeno del Niño

Cómo proteger la piel ante la llegada del fenómeno del Niño

Ideam advirtió sobre el aumento de los niveles de irradiación solar en los primeros meses del año.

Radiación solar

Es mandatorio usar protector solar y evitar exponerse directamente al sol entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde.

Foto:

iStock

Por: Carlos Francisco Fernández
13 de enero 2019 , 11:05 p.m.

Nadie puede echar en saco roto la advertencia hecha por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) sobre el aumento de los niveles de irradiación solar, como consecuencia del fenómeno del Niño (que se extenderá hasta marzo) y que en algunas regiones podría ser hasta del 75 por ciento.

Esto en razón, según el dermatólogo César Burgos –expresidente de la Asociación Colombiana de Dermatología–, de que la piel sería el órgano más afectado por esta situación, dado que dichas radiaciones involucran un aumento de los rayos ultravioleta, que podrían modificar de manera grave la estructura de las células.

“Hay evidencia suficiente que confirma la relación directa entre exposición a la luz solar y el cáncer de piel, que es el más frecuente de todos los tumores malignos en el organismo”, asegura Burgos. Y si bien el cáncer de la piel suele tener mayor incidencia en pieles blancas –en palabras del dermatólogo Campo Elías Páez–, nadie está exento de verse afectado seriamente por esta situación si no se protege.

Y aunque la exposición a los rayos ultravioleta de manera excesiva pone en alerta sobre el cáncer, por ser el efecto más grave, lo cierto es que de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (INH) de los Estados Unidos, los daños son más numerosos: empiezan por la aparición de manchas y la pérdida de la elasticidad (que con el tiempo acelera el envejecimiento prematuro), sin contar con las quemaduras que se presentan por exposiciones prolongadas.

De ahí que, tanto Páez como Burgos, son enfáticos al manifestar que independientemente del clima en el que viva la gente, la protección de la piel debe ser una constante en todas las edades. “Por lo general, y de manera equivocada, muchas personas piensan que esta recomendación opera esencialmente en climas cálidos y en temporadas de vacaciones”, dice el dermatólogo Páez.

Algunos beneficios

Y antes de hablar de la protección, los INH recuerdan que no se trata de eliminar completamente la exposición al sol. Eso, teniendo en cuenta el hecho de que la piel requiere de un poco de sol para ser más saludable, pero con sus debidas precauciones. “Además de ciertas características, para su composición y textura, la piel utiliza la luz solar para producir vitamina D, la cual es importante para la formación de los huesos”, dicen los institutos.

Hay evidencia suficiente que confirma la relación directa entre exposición a la luz solar y el cáncer de piel, que es el más frecuente de todos los tumores malignos en el organismo

Aprender a proteger

César Burgos advierte que el primer efecto que se pone de presente con la exposición al sol es un cambio de color y un enrojecimiento, que la gente identifica como bronceado. Sin embargo, esta reacción de la piel va más allá de un simple cambio de tono porque los rayos actúan de manera negativa directamente sobre estructuras vitales de la célula, como el núcleo y otros componentes.

Páez manifiesta que el principal factor de este año es la radiación ultravioleta tipo A y B, que en realidad son rayos invisibles que logran penetrar las capas superficiales de la piel y que con el tiempo provocan cambios visibles como la aparición de arrugas, pérdida de firmeza , deshidratación y manchas.

“El problema es que en algunas células este tipo de luz altera el ADN, transformando de manera irreversible las características normales de las células y empiezan a multiplicarse de manera incontrolada, dando lugar al cáncer, del cual existen varios tipos”, dice Páez.

Con respecto a los tipos de cáncer, se sabe que en la piel se producen los melanomas a partir de las células que dan el pigmento; también carcinomas basocelulares (de células de soporte) y carcinomas escamocelulares (de células escamosas).

Las señales de aviso de estos tumores pueden ser la aparición de una masa, una mancha o una protuberancia que crece o una lesión que no sana, a pesar de los tratamientos.

Signos de alerta

Aunque los cambios del sol sobre la piel pueden ser lentos, esté alerta a las siguientes señales y consulte con el médico de inmediato:

1. Aparición de manchas en cualquier parte del cuerpo.

2. Presencia espontánea de lunares, y más si son asimétricos, con bordes irregulares, levantados o que sangran.

3. Heridas o lesiones sobre la piel que permanecen activas con fondos muchas veces limpios, pero que no curan no obstante el tratamiento.

4. Aparición de ganglios, masas en la piel, sensación de rascado y resequedad mayor.

El protector solar y otras recomendaciones

Con base en los vaticinios estructurados sobre los cambios de clima, la única medida es prevenir de manera rigurosa estas complicaciones, para lo cual vale la pena tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Evite. De ninguna manera se puede exponer la piel al sol entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde, porque es el periodo en el que los rayos caen más perpendicularmente sobre la tierra, lo que quiere decir que están más cerca.

Protector. En todos los climas se hace mandatorio el uso de protectores solares, con un factor de protección no inferior a 30, aplicado en las áreas expuestas. Esto incluye el uso en niños y en personas con pieles sensibles, bajo recomendación específica del médico.

Ropa. En la medida de lo posible, resulta útil cubrir la mayor parte del cuerpo con ropa cómoda, sombreros e incluso lentes para el sol. Hay que tener en cuenta que algunos tejidos no son suficiente barrera, por lo que en caso de telas delgadas, se debe usar también el bloqueador.

Hidratación. Es importante mantener una buena hidratación con el consumo de agua y el uso de cremas y ungüentos hidratantes para la piel, sobre todo en personas con tendencia a tener piel seca.

No abuse. El uso de productos para broncear, cambiar de color o que favorezcan los efectos del sol sobre la piel tiene límites. En caso de usarlos, es necesaria la valoración previa del médico.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ
Asesor médico de EL TIEMPO
@SaludET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.