Esto es lo que usted realmente se come en un paquete de papas

Esto es lo que usted realmente se come en un paquete de papas

Le explicamos lo que hay tras los alimentos procesados más comprados por los colombianos.

#QuéTeComes

Recuerde que no hay un alimento completamente malo, sino dietas poco balanceadas.

Foto:

123RF

17 de septiembre 2018 , 11:44 a.m.

¿Se le antojan unas papitas fritas? Sí, de esas de paquete. Comerlas es toda una tentación, se empieza con una y cuando se da cuenta ya no queda ninguna. 

Generalmente estos productos tienen una textura y un sabor que encanta al paladar y como las podemos encontrar en cualquier lugar se convierten en una salida rápida para el hambre. Pero, ¿qué estamos dándole a nuestro cuerpo cada vez que ingerimos este tipo de productos? 

Partiendo de la idea que no hay un alimento completamente malo, sino dietas poco balanceadas, en #QuéTeComes nos unimos a varios especialistas para ayudarlo a entender las tablas nutricionales de eso que suele incluir en su dieta.  En esta ocasión analizaremos las famosas papas procesadas o también conocidas como papas en paquete.

¿A qué equivale un paquete de papas?

Comparamos las equivalencias de este alimento frente a otros similares y hallamos algunas conclusiones interesantes que se pueden resumir en esta imagen:

Qué te comes

Equivalencias alimenticias en un paquete de papas

Foto:

Diana Ravelo/EL TIEMPO

Ahora analicemos de qué están hechas...

Según explica Lizeth Lorena Sua, nutricionista dietista de la Universidad Javeriana, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda mantener una dieta 'equilibrada y variada moderando la ingesta de alimentos fritos y ricos en grasa', debido a que el consumo excesivo de productos procesados y con aportes calóricos altos, como las papas de paquete, sumado a otros malos hábitos como la falta de actividad física, el desorden en los horarios de comida y de sueño, y el aumento en las porciones, pueden contribuir al aumento del sobrepeso y la obesidad en la población.

En esta medida, este producto pertenecería a la lista de alimentos que se consideran con 'baja densidad nutricional', es decir, que una porción nos aportan muchas calorías pero pocos nutrientes.

Al analizar la tabla de uno de estos productos, se puede resaltar la siguiente información:

Al respecto, nuestra experta aclara que las grasas en general son nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Sin embargo, un consumo excesivo de un alimento frito como éste puede aumentar el riesgo de sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial, problemas metabólicos y cardíacos, ya que las grasas saturadas en exceso pueden llegar a recubrir nuestras venas y arterias tapándolas o afectando la correcta circulación de la sangre.

"En cuanto al colesterol, las papas de paquete naturalmente no lo tienen, pero sí ácidos grasos saturados que aumentan la producción de colesterol propia del organismo (colesterol endógeno), y que elevan los niveles de LDL o también conocido como el 'colesterol malo'", añade.

Algunos consejos de nuestra especialista
#QuéTeCome

Lizeth Lorena Sua, nutricionista dietista de la Universidad Javeriana. Encuénbtrela en Instagram con @lilonutricionist

Foto:

@lilonutricionist

¿Qué revisar antes de comprar un paquete de papas?

"Es importante revisar en la tabla nutricional tanto las calorías totales como las calorías de grasa. Un paquete de papas tradicional tiene entre 140 y 160 calorías de las cuales 70 calorías, la mitad, son de grasa. Yo recomiendo que en un snack las calorías de grasa sean la tercera parte de las calorías totales.

Para eso pueden ver la tabla nutricional y dividir las calorías totales en tres. En el caso de las personas que están en proceso de perder peso,  debería ser la cuarta parte,  es decir que se debe dividir las calorías totales en 4 para corroborar un buen aporte de grasa en el producto".

¿Por qué alimentos se podría reemplazar para que sea una mejor opción?

"Pueden ser snacks o meriendas. Recomiendo diferentes opciones que nos aportan nutrientes de mejor calidad como: 1 porción de cualquier fruta picada; un puñado (20 gramos) de frutos secos como maní, nueces o almendras; un vaso de yogurt, también podría ser kumis; una tajada o 30 gramos de queso bajo en grasa o queso campesino; un paquete de galletas integrales o un par de tostadas de maíz y quinoa o una barra de cereal. Lo importante es planear las 'entre comidas', para que en el afán del día no escojamos siempre lo más fácil de conseguir".

Para seguir a nuestra experta invitada en redes sociales búsquela en Instagram @lilonutricionista

EL TIEMPO.COM

Qué te comes

.

Foto:

Diana Ravelo

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.