Las diez urgencias más frecuentes en Navidad y Año Nuevo

Las diez urgencias más frecuentes en Navidad y Año Nuevo

En diciembre abundan males y condiciones típicos de la época, pero que se pueden llegar a prevenir.

Intoxicaciones en Navidad

Es recomendable consumir bebidas confiables para evitar intoxicaciones.

Foto:

123RF

19 de diciembre 2017 , 07:02 a.m.

“Llegó Diciembre con su alegría”. Es un verso convertido en premisa que, desafortunadamente, por ligerezas, falta de previsión, negligencias y excesos, muchas veces se transforma en algo así como” llegó diciembre con sus angustias”, sobre todo en temas de salud.

Y esto no es cuento, porque basta ver las estadísticas de los servicios de urgencias para comprobar que el dichoso decimosegundo mes del año, tiene una especie de epidemiología propia, como paradójico desenlace del ejercicio de la felicidad obligada que la época impone.

De acuerdo con Atilio Moreno, director de Urgencias del Hospital Universitario San Ignacio, uno de los más grandes de Bogotá, por cuenta de la temporada es necesario hacer ajustes, tanto en personal como en recursos, para garantizar la atención de servicios específicos, que podrían llamarse típicos de Navidad y Año Nuevo.

“Quemaduras, intoxicaciones, heridas por riñas y accidentes de tránsito, están entre los principales motivos de consulta, con el agravante de que la mayoría se pueden prevenir”, asegura Moreno.

De ahí que no sobra, antes de que las festividades entren en pleno furor, recordar las primeras diez condiciones de salud que podrían enmarcarse como urgencias navideñas. Todo con el fin de tenerlas presentes para saber cómo actuar y, mejor aún, para evitarlas.

Quemaduras por pólvora

A pesar de las campañas y de la prohibición de la pólvora, las quemaduras con este elemento se siguen presentando principalmente en niños.

Se sabe que este tipo de lesiones pueden llegar a comprometer de manera significativa todo el cuerpo, al punto de dejar graves secuelas y hasta causar la muerte.

De ahí que la mejor forma de tratar este tipo de eventos es evitar, de manera absoluta, el uso de pólvora en todas las edades, pero especialmente la manipulación hecha por niños.

Aquí no hay excusa. En caso de presentarse algún tipo de quemadura, la recomendación fundamental es no aplicar sobre la piel ningún tipo de elemento (cremas, ungüentos, hojas, etc.) excepto agua. Tampoco cubrirlas, hacer curaciones o dejarlas pasar. La situación exige traslado inmediato a un hospital.

Quemaduras por aceite y líquidos hirvientes

La preparación de alimentos propios de esta época como buñuelos, natilla, ajiacos o asados, exige la manipulación de aceites líquidos o grasas, que al hacerse sin las debidas precauciones, pueden ocasionar quemaduras muy severas, principalmente en áreas descubiertas como la cara, el cuello y las extremidades.

De nuevo, la mejor forma de prevenir es tomando todas las medidas necesarias para manejar de manera adecuada todos estos ingredientes e insumos, pero además hacerlo con responsabilidad y cuidado, lo que incluye alejar a los niños de ellos.

Sin embargo, en caso de presentarse una quemadura, al igual que las quemaduras por pólvora, solo requieren descubrir el área y aplicar sobre la piel quemada abundante agua limpia corrida de la llave o con un recipiente o manguera, cubrir el área con un trapo limpio o una gasa sin apretar y acudir al hospital más cercano. De nuevo se insiste en no aplicar ninguna sustancia.

Intoxicaciones por alimentos

Los cambios en la dieta, la inclusión de ingredientes nuevos, la ingesta excesiva y hasta el consumo de alimentos vencidos, pueden desencadenar desde indigestión, hasta intoxicaciones severas. Como esto se puede evitar, es muy importante enfatizar en el lavado de manos antes de cocinar, conservar las cadenas de frío de los elementos que lo requieran, revisar fechas de vencimiento en productos elaborados, almacenarlos y refrigerarlos adecuadamente, no consumir alimentos en los que se sospeche descomposición y adquirirlos en sitios seguros.

Si después de una comida se presenta dolor abdominal, mareos, malestar, sudoración, cólico, nauseas, diarreas o vómito y dolor de cabeza, no lo dude, existe una intoxicación.

En estos casos, es importante no auto medicarse, tomar líquidos en pequeñas cantidades para evitar la deshidratación, evitar el consumo de alimentos sólidos y lácteos, no tomar medicamentos para controlar la diarrea y el vómito, y si los síntomas no mejoran y, por el contrario aumentan hasta comprometer el estado general, es importante asistir al servicio de urgencias.

Intoxicación por alcohol

Los excesos en el consumo de licor adulterado pueden desencadenar una intoxicación que, en algunos casos, compromete de manera seria la vida de las personas.

Aquí el llamado es a evitar los desbordes y a consumir bebidas de las cuales se tengan absoluta confianza.

Pero si al tomar presenta alteraciones en la palabra, somnolencia, visión borrosa, mareos y falta de coordinación, no piense solo que ya está borracho, sobre todo si esto se presenta con pocas cantidades. Aquí no hay que esperar, la prudencia indica que es mandatorio trasladarse a un hospital.

Accidentes de tránsito

La indebida mezcla de alcohol y conducción es la principal causa de accidentes de tránsito en la época navideña, lo mismo que el exceso de velocidad.

Esto incluye también a quienes conducen motocicletas. En este caso, lo mandado es prevenir y por nada del mundo se puede permitir que una persona maneje, incluso si ha tomado una sola copa. La evidencia demuestra que esto puede ser suficiente, para alterar la coordinación y el estado de alerta que se requiere para esta tarea. No está por demás insistir que la revisión técnica y mecánica de los vehículos, al igual que el respeto por las normas de tránsito, son deberes que deben asumirse sin recato.

En esto, los amigos y familiares de los potenciales infractores deben ser garantes de este cumplimiento, por encima de cualquier disgusto.

Esto incluye dormir suficiente, después de haber tomado licor. No bastan unas horas.

Riñas callejeras y familiares

Llama la atención que una época enmarcada dentro del contexto de la paz, la armonía y la alegría, en no pocos casos, sea el detonante de agresiones personales entre desconocidos y familiares, en donde se esgrimen armas blancas y de fuego.

Elementos condicionados por el supuesto mandato de reunir a la familia, incluso entre miembros con diferencias que empujados por el licor, terminan envueltos en riñas con desenlaces que pueden llegar a ser letales.

De igual forma, el licor fomenta peleas entre desconocidos. En este caso, la idea es prevenir esto con decisiones que aunque parezcan contrarias a lo exigido por la época, resultan salvadoras. Por ejemplo, no realizar reuniones familiares si hay rencillas entre sus integrantes, también evitar la presencia de quienes tienen antecedentes de agresividad por efecto de los tragos. A lo que se debe sumar la moderación en el consumo y estar vigilantes para abortar situaciones que se puedan salir de control.

Desajustes emocionales

Como es una época en donde afloran las emociones, se realizan balances, se retoman situaciones y se reviven duelos, algunas personas pueden incrementar la depresión, la agresividad o los resentimientos.

Llegado el caso, en situaciones como estas, es importante tener presente las condiciones de personas con estas características, para proporcionarles ayuda y acompañamiento de manera preventiva antes de que se desencadenen estas situaciones. No sobra buscar ayuda o consultar en los días previos.

Accidentes en el hogar

La presencia de niños y adultos en la casa y en los sitios de recreo por cuenta de las vacaciones incrementan los accidentes. Es importante revisar todas las áreas para eliminar las condiciones potencialmente riesgosas.

De igual forma, en los casos en que se manipulen instalaciones eléctricas a la hora de adecuar adornos navideños es conveniente hacerlo con personas expertas para evitar descargas eléctricas. Es muy importante no dejar a los niños y a los ancianos solos y estar pendiente de ellos en toda situación.

En caso de accidentes que involucren pérdidas de conciencia, así sea momentáneas, deformidad en alguna parte del cuerpo o moretones excesivos, se hace necesario el traslado a un hospital.

Infecciones tropicales

El desplazamiento por vacaciones a áreas endémicas de males como el dengue, el zika, el chikunguña o la malaria, promueve la aparición de estas enfermedades que en algunos casos pueden requerir de los servicios de urgencias.

Por eso es preciso insistir en que la mejor forma de evitar estos males es poner en práctica todas las medidas de protección y prevención.

Repelentes, mosquiteros, fumigaciones, además de desocupar los recipientes donde se pueda depositar agua y limpiar adecuadamente estanques y piscinas.

Si al poco tiempo de llegar a una zona de estas se presenta fiebre, decaimiento, malestar general, dolor en la cabeza y las articulaciones, y dificultad para el movimiento, es conveniente pensar en la presencia de una de estas enfermedades, por lo que se recomienda acudir con prontitud al médico y evitar los tratamientos empíricos.

Infecciones respiratorias.

Aunque no es una enfermedad navideña, en el país y especialmente en Bogotá, los picos de enfermedades respiratorias abarcan el mes de diciembre.

En este caso lo que circulan son virus respiratorios, que en lo posible deben atajarse. El lavado frecuente de manos, el uso de tapabocas, la incapacidad de las personas afectadas, la ventilación de los hogares, de los sitios de trabajo, son medidas de protección que deben desplegarse.

Sin embargo, si hay tos persistente, dificultad para respirar, decaimiento, tiraje en las costillas, aleteo nasal al respirar, indican que es necesario una consulta al médico y mucho más si estos síntomas y signos se presentan en niños o en adultos mayores.

Fuentes: Unidad de Urgencias Hospital Universitario de San Ignacio (HUSI), Bogotá. Atilio Moreno, jefe HUSI. Carlos Arango, director Consulta Externa HUSI.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ R.
Asesor Médico EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.