Estas son las razones por las que el cuerpo tiembla

Estas son las razones por las que el cuerpo tiembla

A propósito de los temblores que presentó Angela Merkel, revisamos las causas y tratamientos.

Angela Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel.

Foto:

Clemens Bilan / EFE

Por: Carlos Francisco Fernández
30 de junio 2019 , 10:00 p.m.

En primer lugar, hay que decir que los temblores que experimentó la canciller alemana Ángela Merkel pueden tener múltiples causas, y mientras sus médicos no emitan un diagnóstico específico, cualquier acercamiento clínico cae en el campo de la especulación.

Sin embargo, el síntoma que presenta la mandataria es una excusa para recordar que los temblores, de acuerdo con el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos de Estados Unidos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por su sigla en inglés), son contracciones musculares involuntarias y rítmicas que provocan movimientos agitados o sacudidas en una o más partes del cuerpo.

Según el instituto, es una alteración frecuente que puede ser constante o intermitente y que se desencadena por sí sola o como consecuencia de otra alteración.

Esta condición es más común en los adultos mayores, aunque puede presentarse en cualquier edad, y afecta por igual a hombres y a mujeres. Gustavo Castro, médico neurólogo y miembro de la Asociación Colombiana de Neurología (ACN), explica que los temblores por sí solos no son una alteración que comprometa la vida, pero pueden llegar a ser incapacitantes y afectar la cotidianidad de quien los padece.

¿Por qué aparecen?

Castro manifiesta que sus orígenes deben relacionarse con los componentes neurológicos, específicamente cerebrales, que controlan los movimientos. Y aunque la mayoría de los temblores no tienen causas conocidas, hay algunos que pueden identificarse; incluso, algunos pueden ser hereditarios.

También, de acuerdo con el NINDS, este síntoma puede estar también asociado a enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple, secuelas de accidentes cerebrovasculares o traumas cerebrales, y otras relacionadas con enfermedades degenerativas del cerebro, como el mal de Parkinson.

De reposo y de movimiento

El NINDS clasifica estos síntomas en dos tipos. El que se produce en reposo, también llamado temblor estático, y el de acción, aquel que acompaña los movimientos voluntarios.

El temblor de reposo ocurre cuando la persona y sus músculos están relajados, incluso, cuando las extremidades están apoyadas sobre algo. Según el NINDS, por lo general son más visibles en la mano o los dedos, y acompañan enfermedades como párkinson.

Los temblores de acción son más frecuentes y existen varias categorías, caracterizadas por un movimiento involuntario sumado a la actividad que se realiza.
El temblor postural es el que se presenta cuando hay un movimiento contra la gravedad; el cinético está asociado con cualquier movimiento voluntario; el intencional aparece cuando hay una actividad específica del músculo, como agarrar o pinzar, y el isométrico, que aparece así no haya movimiento, se da cuando solo hay contracción del músculo y se agarra algo pesado.

Tipos de temblores

Desde el plano académico se han identificado temblores que incluyen hasta 20 manifestaciones.

El esencial: Que no tiene causa exacta, pero puede acompañar a las personas por muchos años y suele afectar a ambos lados del cuerpo, aunque es más notorio en el lado dominante.

"Es un temblor lento, tanto en manos como en brazos; puede estar presente en actividad o en reposo, sin que existan posturas anormales ni alteraciones de la velocidad de los movimientos", dice Castro.

Temblor fisiológico: Según el NINDS, presente en las personas sanas y rara vez es visible. Por lo general compromete a ambas manos y a los dedos, y no es una enfermedad. Sin embargo, en algunos aumenta por reacción a ciertos medicamentos, abstinencia del alcohol o, incluso, problemas de la glándula de la tiroides o del azúcar, condición que se elimina cuando se trata. 

Temblor del párkinson: Síntoma de esta enfermedad, y no se presenta en todos los afectados. "Se da como una agitación en una o ambas manos, o en los dedos cuando se está en reposo. También afecta mentón, labios, cara y piernas. Puede aparecer en un solo lado del cuerpo y progresar hasta extenderse a ambos lados", afirmó.
Existen temblores como los psicogénicos, ortostáticos, cerebelosos o distónicos con características específicas.

El diagnóstico

Una historia clínica con un examen neurológico exhaustivo es la base del diagnóstico, manifiesta el neurólogo Castro. En este acercamiento, dice, es importante clasificar de entrada el síntoma, "es decir, si es de reposo, movimiento o si acompaña alguna actividad, etc.". También se debe verificar su frecuencia, amplitud y consecuentemente se realizan exámenes correspondientes para identificar la causa.

El tratamiento

El NINDS asegura que no hay cura precisa para la mayoría de temblores no asociados a una causa específica. Sin embargo, hay medidas terapéuticas para atenuarlos.

En los casos en los que se identifica el determinante, como problemas de tiroides o déficit musculares, es clave manejar esta causa con la cual se interrumpe el síntoma, al igual que cuando se asocia a la toma de medicamentos.

Castro dice que se ha avanzado en el manejo del temblor con procedimientos como la estimulación eléctrica e incluso la cirugía sobre centros específicos del cerebro. Y estos son procedimientos que quedan en manos de especialistas para casos graves.

Rehabilitación y cambios de estilo de vida

María Fernanda Pérez, jefe de la Unidad de Rehabilitación del Hospital Universitario San Ignacio de Bogotá, dice que los abordajes integrales a través de equipos de rehabilitación para pacientes con temblores severos han mostrado resultados. Para eso utilizan técnicas con fisioterapia, regulación de los movimientos, incluso férulas y equipos de adaptación.

El pronóstico

El NINDS manifiesta que el temblor no es un síntoma que ponga en peligro la vida. Sin embargo, puede representar alguna incapacidad para actividades básicas e incluso alteraciones emocionales en quienes lo padecen. De ahí que es importante, también, los soportes desde el punto de vista psicológico.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ R.
ASESOR MÉDICO EL TIEMPO
Twitter: @SaludET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.