Las personas con VIH siguen siendo discriminadas en el trabajo

Las personas con VIH siguen siendo discriminadas en el trabajo

Conseguir un empleo o sostenerlo, con este diagnóstico, es todo un reto para miles de trabajadores.

Día mundial de la lucha contra el sida

El pasado sábado fue el Día mundial de la lucha contra el sida. Y una de las consignas fue no discriminar en el trabajo.

Foto:

Piyal Adhikary / EFE

Por: Pablo Alejandro Alzate
02 de diciembre 2018 , 11:20 p.m.

El pasado primero de diciembre se conmemoró el ‘Día mundial de la lucha contra el sida’.

¿Se ha progresado para permitirles a personas portadoras del virus trabajar de manera normal? Aunque hay avances, lo cierto es que continúan siendo discriminadas al momento de buscar empleo, cuando quieren permanecer en su actual puesto de trabajo o cuando quieren dar un paso adelante en sus carreras.

Esta es una de las principales conclusiones del más reciente estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Red mundial de personas que viven con el VIH (GNP+).

El análisis se basó en encuestas realizadas a más de 100.000 personas que viven con el VIH, en 13 países del mundo. Y arrojó datos importantes en cuanto a la relación de las personas infectadas con el trabajo; por ejemplo, que un gran número de personas que vive con el VIH está sin empleo, con tasas que varían del 7 por ciento de los entrevistados en Uganda a 61 por ciento en Honduras.

En el informe ‘El impacto del VIH y el sida en el mundo del trabajo, estimaciones mundiales’, publicado por la firma International Labour Organization, indica que el número de trabajadores, ya sea total o parcialmente incapacitados para trabajar debido al VIH y el sida, ha disminuido drásticamente desde 2005, y se proyecta que la tendencia continúe. Se espera que el número total de personas que no puedan trabajar sea de 40.000 en 2020. En el 2005 esa cifra era de alrededor de 350.000. El estudio destaca que cada vez hay más acceso a terapia antirretroviral, las personas viven más años y con mejor calidad de vida, y con capacidad para trabajar. Un punto importante para que las personas con VIH sean adherentes a la terapia y tengan más bienestar es un trabajo digno y estable.

Otra investigación reciente, en China, demostró que los dos factores que más influencian a los empleadores para no contratar personas con VIH/sida es “el miedo a que propaguen la infección”.

El caso colombiano

En Colombia los casos de discriminación no son ajenos. Un profesor de sociales, quien pidió no revelar su identidad, sufrió en carne propia la problemática entre el 2016 y 2017. Trabajaba en un colegio en el norte de Bogotá cuando se dio cuenta de que tenía VIH. Sus empleadoras, ilegalmente, le exigieron la historia clínica, amenazándolo con no pagarle unos días de incapacidad. Se dieron cuenta de que tenía VIH, lo discriminaron y lo aislaron.

Le restringieron los permisos para acudir a las citas médicas y le dijeron que se los autorizaban únicamente si él le contaba a la junta directiva del colegio su estado de VIH. También lo condicionaron a que fuera cuidadoso al ir al baño, porque “podría infectar a alguien”.

“Uno termina pensando que uno no sirve para nada, y que con la enfermedad está uno acabado. Es como si fuera una sentencia de muerte. Es muy triste”, comenta el hombre.

Uno termina pensando que uno no sirve para nada, y que con la enfermedad está uno acabado. Es como si fuera una sentencia de muerte. Es muy triste

Casos como este no son pocos en nuestro país. El estudio Índice de Estigma y Discriminación, realizado por la Red colombiana de personas que viven con VIH con base en entrevistas a 1.000 personas portadoras, arrojó que un 10 por ciento del total de encuestados que perdieron su empleo, por lo menos una vez en el último año, afirmó que esto se debía principalmente a su condición de VIH positivo.

En los casos en los que las personas perdieron sus empleos por esta condición, un 15 por ciento le atribuyó su despido a la discriminación de sus jefes; un 5 por ciento, a sus compañeros de trabajo; y un 7 por ciento, a cuestiones de salud.

Si bien este estudio fue publicado en el año 2012, la realidad del impacto de la epidemia en lo social y laboral no ha cambiado mucho. “Y sigue siendo necesario promover los derechos de las personas que viven con el VIH, sobre todo en el acceso al trabajo y su estabilidad, lejos de cualquier tipo de la discriminación, que sigue existiendo”, afirma José Rafael Guillén, coordinador de Investigación en la Corporación Red Somos.La prueba de VIH, según decreto 1543 de 1997 del Ministerio de Salud, está prohibida para el ingreso o permanencia de cualquier persona a una actividad laboral.

Lo que dice la ley...

El derecho a la estabilidad laboral está en cabeza de todos los empleados, pero para el caso de las personas que viven con VIH se transforma en el derecho fundamental a la estabilidad laboral reforzada gracias a que su titular es un sujeto de especial protección por su vulnerabilidad y tradicional discriminación o marginación. Y, por tanto, puede ser defendido a través de la acción de tutela.

PABLO ALEJANDRO ALZATE
www.elempleo.com
@elempleocom

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.