Nuevo avance sobre el cáncer cerebral

Nuevo avance sobre el cáncer cerebral

Trabajan en un virus modificado que destruye el tumor del cerebro más maligno, frecuente y letal.

Nuevo avance sobre el cáncer cerebral

El primer prototipo de adenovirus que se replicó más selectivamente en células de cáncer lo publicaron los neurólogos españoles hace 19 años con el nombre de Delta-24.

Foto:

iStock

Por: Gloria Helena Rey 
09 de mayo 2019 , 09:16 a.m.

El hallazgo se ha llevado años de vida y dedicación de investigadores españoles del Centro de Cáncer MD Anderson, en Houston (Estados Unidos), y de la Universidad de Navarra, en España. 

El matrimonio de neurólogos Candelaria Gómez-Manzano y Juan Fueyo, que trabajan en el Centro desde hace casi un cuarto de siglo, demoraron años en demostrar que el virus dos veces modificado del resfriado puede destruir, de forma efectiva pero no permanente, el glioblastoma, el tumor cerebral más común y letal.

“Nuestro sueño era conseguir un tratamiento para el glioblastoma. Desde nuestra llegada al Centro hemos estado trabajando en modificar el genoma del virus del resfriado o adenovirus para usarlo como posible tratamiento contra tumores cerebrales, y en cómo llevar los descubrimientos del laboratorio a la clínica. El primer prototipo de adenovirus que se replicó más selectivamente en células de cáncer lo publicamos en 2000 con el nombre de Delta-24, y la segunda generación, Delta-24-RGD, en la que mejoramos la infectividad del virus, fue publicada en 2013”, explica Gómez-Manzano.

Sostiene que siguen intentando mejorar el tratamiento con el virus y que están satisfechos no solo con los resultados, sino con el equipo que los ha acompañado –pues sus estudios dejaron de ser relatos de ciencia ficción para convertirse en el primer gran paso contra los tumores cerebrales– y por el reconocimiento de la comunidad científica internacional.

La investigación se centró en el glioblastoma porque las terapias convencionales, como la quimio y la radio, no funcionaban contra este tipo de tumor. Tampoco podía pensarse en una operación, porque se corría el riesgo de llevarse con el tumor parte del cerebro y dejar al paciente en condiciones de vida espantosas.

Además, porque la mayoría de los fármacos no penetraban la barrera hematoencefálica, una compleja estructura compuesta por células endoteliales que recubre el interior de los vasos sanguíneos y, sobre todo, la red capilar del sistema nervioso central (SNC).

También era preciso considerar que el cerebro es un órgano inmunodeprimido porque está rodeado de hueso y tolera mal la inflamación. “Cuando te das un golpe en la mano, se te hincha, y no pasa nada. Un edema cerebral producido por una contusión te mata: el cerebro se inflama, choca contra el hueso y la presión que se genera repercute contra centros vitales, que acaban con la vida de la persona”, explicó Fueyo en una entrevista con el diario La Vanguardia, de Barcelona.

Tal vez por eso, el tratamiento, una sola inyección del virus modificado en el tumor cerebral, fue la gran salida que despierta hoy la esperanza en cientos de personas afectadas por el glioblastoma.

Además, porque combatirlo es más económico que los anticuerpos de la inmunoterapia y mucho más que las células T, o CAR T, que tienen precios escandalosos y está relacionado con la modificación en laboratorio de las células T del paciente (un tipo de células del sistema inmunitario) para que ataquen las células cancerosas.

“El virus se inyecta en el tumor, luego ingresa en las células cancerosas y se reproduce. Como resultado, las células explotan y mueren. A medida que las células mueren liberan sustancias denominadas antígenos. Esto provoca que el sistema inmunitario del paciente se dirija a todas las células cancerosas del cuerpo que tengan esos mismos antígenos. El virus no ingresa en las células sanas”, explica el doctor Carlos Francisco Fernández, asesor médico de EL TIEMPO.

Esperemos que la viroterapia se ofrezca a los pacientes a precios asequibles porque ese es nuestro sueño, en el que hemos invertido más de 20 años de nuestra vida profesional”, afirma Gómez-Manzano.

Resultados esperanzadores

“Los resultados del primer estudio clínico fueron publicados el año pasado en la revista Journal Clinical Oncology (órgano de la American Society of Clinical Oncology). Fueron esperanzadores, pues además de no observarse mayores complicaciones, el tratamiento alargó la supervivencia del 20 por ciento de los pacientes por un periodo de 3 a 5 años. Debido a esos resultados se iniciaron otros estudios en Estados Unidos, donde se está usando el virus Delta-24-RGD en combinación con inmunoterapia, y en la Clínica Universitaria de Navarra hay otro para tratar tumores cerebrales en niños”, anota.

Los investigadores admiten que, si bien el tratamiento no cura, sí prolonga la vida de los pacientes. Explican que es la primera vez que un virus oncolítico (que combate el cáncer) mostró ese tipo de beneficios contra el glioblastoma y que hasta ahora se habían obtenido pocos resultados contra los tumores malignos o glioblastomas. Y resaltan que la investigación ha recibido respaldo pues, concretamente, en Estados Unidos y en el mundo occidental la enfermedad ha ganado visibilidad por la afectación de personas públicas como el senador John McCain o como Beau Biden, hijo del exvicepresidente y actual candidato a la presidencia Joe Biden.

“Le estamos ganando posiciones al glioblastoma. No hemos llegado al jaque mate de la enfermedad, pero muchos grupos están dedicados a buscar una solución definitiva y me atrevería a decir que nuestra generación va a poder ver esa jugada de triunfo”, asegura Gómez-Manzano.

Hasta hora, las pruebas hechas en 25 pacientes con glioblastoma, que habían pasado por los tratamientos convencionales, demostraron que el virus redujo el tamaño de los tumores en un 70 por ciento y que el 20 por ciento de los tratados vivieron más de tres años, cuando la enfermedad había reducido la esperanza de sus vidas de uno a seis meses.

Se ha abierto otro camino que hay que explorar y es esperanzador, pero no se puede decir, por el momento, que es la cura

Para los investigadores fue espectacular descubrir que con el virus modificado de la gripa el tumor disminuía de tamaño o desaparecía y ver a pacientes sobrevivir con buena calidad de vida entre 3 y 5 años más, tras los cuales un tumor más agresivo reapareció y les quitó la vida. No obstante, la esperanza es grande y, como dice la doctora Gómez-Manzano, se le está ganando terreno a la enfermedad.

“Aunque hay estudios clínicos abiertos ahora mismo, le podría comentar quizá los resultados del primer estudio clínico cuyos resultados ya se han analizado, en el que participaron 30 pacientes. Como comenté antes, hubo una respuesta positiva en 20 por ciento de los pacientes, con una sobrevivencia de 3 a 5 años. Lo interesante del estudio fue que observamos que la respuesta no era solo debida al efecto destructor del virus dentro del tumor, sino que el sistema inmune de estos pacientes reconocía el tumor como un órgano extraño y sus propias defensas lo atacaban, siendo esto último la causa de la destrucción tumoral, o sea, el despertar de una inmunidad antitumoral. Este aspecto ha hecho que reflexionemos sobre otros mecanismos que debemos investigar para mejorar los tratamientos actuales, y ha abierto áreas de investigación”, explica.

Aunque podría decirse que los resultados de la investigación de los científicos españoles fue como llegar a la Luna: un pequeño paso para el hombre y un gran paso para la humanidad, la bióloga Marta Alonso Roldán, de la Universidad de Navarra, que también participó en la investigación y aplica hoy, conjuntamente con ellos, el tratamiento en niños con tumores en el tronco cerebral, admite que es un paso más en los esfuerzos que se venían haciendo en ese sentido. “Nosotros solo hemos seguido el camino que muchos otros empezaron a recorrer mucho antes”, afirmó la bióloga.

Nuevo avance sobre el cáncer cerebral

Gómez-Manzano (izq.) y Fueyo laboran para el Centro de Cáncer MD Anderson, de Houston (Estados Unidos), y la Universidad de Navarra, en España.

Foto:

Archivo particular

En varios países

Los resultados esperanzadores han desencadenado más estudios en el mundo y hoy se aplica el virus modificado de la gripa sobre los tumores cerebrales en varios países y combinados con apoyos diferentes.

En Estados Unidos, por ejemplo, se han hecho ensayos en adultos, a quienes se les administró el virus, combinado con un remedio de inmunoterapia comercializado por laboratorios Merck. En España, como dijimos, se aplica el virus más radioterapia en niños con tumores en el tronco cerebral.

“Se ha abierto otro camino que hay que explorar y es esperanzador, pero no se puede decir, por el momento, que es la cura. Probablemente, la misma vendrá de combinaciones de diferentes estrategias terapéuticas”, dice la bióloga.

Y explica por qué los resultados han sido esperanzadores. “El virus modificado presenta seguridad y no tiene toxicidad, y vemos que hay eficacia en un subgrupo de pacientes. Trabajamos con un virus inteligente que es capaz de matar a las células tumorales y respetar a las sanas. Además, hace que se desencadene una respuesta inmune del propio paciente contra los tumores. Una especie de vacuna… Hemos visto que la respuesta más eficaz es la que está mediada por el sistema inmune y por ello los nuevos virus que se están desarrollando intentan despertar al sistema inmune de forma más efectiva”.

Lo más curioso es que el de la gripa no es el único virus que se está empleando hoy en pacientes con diferentes tumores. La doctora Alonso cuenta que hay historias de éxito como, por ejemplo, “la combinación del virus del herpes con un modulador del sistema inmune para combatir el melanoma” o tumor, formado por células que tienen abundancia de melanina, que es el pigmento oscuro que da el color a la piel, el pelo y los ojos.

Para Gómez- Manzano y Fueyo, “en el futuro quizá podremos cronificar la enfermedad; inyectar distintas combinaciones de virus junto con otros tratamientos de inmunoterapia para tratar a los pacientes”.

GLORIA HELENA REY
PARA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.