Homofobia, mal de las cavernas / Sexo con Esther

Homofobia, mal de las cavernas / Sexo con Esther

Ya es hora de que el mundo entienda que la orientación sexual es una condición que merece respeto.

Marchas gay

Hay que erradicar la tonta idea de que para ponerse del lado de los integrantes de la comunidad LGBTI hay que pertenecer a ella.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

Por: Esther Balac
06 de julio 2019 , 10:00 p.m.

Bajar la bandera con los colores de la comunidad LGBTI, mientras se vocifera para luego despedazarla con una navaja y echarla a la basura, además de ser manifestaciones de la más retrógrada discriminación, son actos que caen en el campo del Código Penal.

Y, en este contexto, el macho troglodita que protagonizó la semana pasada, en el marco de la celebración del Día del Orgullo Gay, estos hechos a todas luces reprochables debería estar en la mira de las autoridades judiciales y, consecuentemente, recibiendo una significativa sanción social.

No hay razón para que en pleno siglo XX, un individuo –estólido a todas luces– usurpe la vocería de una comunidad entera e incite a la violencia descarada en contra de personas, en razón de su orientación sexual, mientras está convencido de que con esto se eleva a la condición de héroe.

Alguien tendría que recordarle, y de paso a quienes aplaudieron esta insensatez, que en Colombia, la Ley 1482 de 2011 castiga este tipo de manifestaciones con penas representadas en cárcel y en multas, que por lo observado en algún grado los debería cobijar.

De igual forma, también es de censurar la difusión que a través de las redes sociales tienen hechos como estos y que terminan por cumplir a cabalidad la mala intención de quienes los realizan. Llegado el caso, lo único que hay que señalar de ellos es que son actos repudiables.

Ya es hora de que el mundo entienda que la orientación sexual de cualquier persona es una condición que merece respeto, por encima de cualquier creencia e interés político, como parece ser en el caso de los involucrados en episodio de la bandera multicolor en Medellín.

También hay que erradicar la tonta idea de que para ponerse del lado de los integrantes de la comunidad LGBTI hay que pertenecer a ella. Que vivan la comunidad LGBTI+ y sus derechos; desconocerlos es mal de las cavernas.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.