Técnica de edición genética CRISPR/Cas9 puede causar daños imprevistos

Técnica de edición genética CRISPR/Cas9 puede causar daños imprevistos

Primer análisis sistemático encontró efectos inesperados que se subestimaron, según investigadores.

Crispr

La técnica se basa en una enzima que actúa como unas tijeras moleculares, capaces de retirar partes indeseables de un genoma para reemplazarlas por nuevos trozos de ADN.

Foto:

123RF

16 de julio 2018 , 11:07 a.m.

La esperanzadora técnica experimental Crispr-Cas9, utilizada para modificar genes defectuosos, es menos precisa de lo que se creía y causa mutaciones inesperadas, según un estudio divulgado este lunes.

Estas tijeras genéticas provocaron durante unos experimentos mutaciones “importantes” y “frecuentes” en ratones y en células humanas, según el estudio publicado en la revista ‘Nature Biotechnology’.

En concreto, la investigación desarrollada por el Instituto Wellcome Sanger del Reino Unido alerta sobre algunas consecuencias del uso de esta revolucionaria técnica de “corta-pega”, que permite a los expertos eliminar y reemplazar secciones de ADN en las células de cualquier organismo, incluido el humano.

Los científicos revelaron que las pruebas estándar diseñadas para detectar cambios en el ADN no son capaces de prever este daño genético, por lo que recomiendan precaución y proponen test específicos para evaluar la validez de las terapias genéticas.

"Cualquier intento de utilizar esta técnica en terapia genética debe acompañarse de muchas precauciones, vigilando los eventuales efectos negativos", declaró en un comunicado Allan Bradley, del Instituto Wellcome Sanger.

Además de su extendido uso en investigaciones científicas, el CRISPR/Cas9 ha dado resultados positivos en el diseño de terapias de edición del genoma para tratar el cáncer, el VHI o la falcemia. Sin embargo, recuerdan, estudios anteriores no han detectado la existencia de mutaciones imprevistas en el ADN en la zona precisa de edición del genoma efectuada con el CRISPR/Cas9.

Por ello, los expertos del Wellcome Sanger acometieron un amplio estudio sistemático tanto en ratones como humanos y constataron que el CRISPR/Cas9 causa, a menudo, extensas mutaciones, si bien estas se localizan a cierta distancia de lugar de edición del genoma.

En consecuencia, muchas células genéticas sufrieron significativas reorganizaciones, con "borrados" e "inserciones" de ADN, lo que puede provocar que algunos genes clave se "activen" o "desactiven".

“Este es el primer análisis sistemático de los efectos inesperados que provoca la edición con CRISPR/Cas9 en células relevantes desde el punto de vista terapéutico, y descubrimos que los cambios sobre el ADN se han subestimando hasta ahora”, explicó en un comunicado uno de los autores, Allan Bradley.

Este trabajo, destacan, plantea interrogantes respecto al uso del CRISPR/Cas9 y debe abrir el camino para que la comunidad científica encuentre alternativas a este método estándar de edición genética. "En mis primeros experimentos usé el CRISPR/Cas9 como herramienta para estudiar la actividad genética, sin embargo, se hizo evidente que algo inesperado estaba ocurriendo", aportó Michael Kosicki, el experto al frente de esta investigación.

Para Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick de Londres, el informe ratifica que en la edición genética, “hay que verificar que las modificaciones que se producen sean únicamente las deseadas”.

“Estos resultados no justifican que se entre en pánico o que se pierda la fe en estas técnicas”, afirmó este investigador, que no participó en el estudio.

En qué consiste la técnica

Crispr-Cas9 supuso un gran descubrimiento en 2012, atribuido al dúo franco-estadounidense de Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, citadas con frecuencia en las apuestas para el Nobel.

Se basa en una enzima que actúa como unas tijeras moleculares, capaces de retirar partes indeseables de un genoma para reemplazarlas por nuevos trozos de ADN, como si se corrigiera un error tipográfico en un programa de tratamiento de texto.

La técnica, en estado de investigación, no ha sido utilizada por ahora en humanos. Pero los investigadores lograron corregir una anomalía genética en embriones humanos, abriendo potencialmente la vía a grandes progresos de tratamiento de enfermedades genéticas, no sin plantear grandes cuestiones éticas.

Y es que teóricamente, esta técnica podría servir para crear bebés genéticamente modificados, con el fin de elegir por ejemplo el color de su pelo o aumentar su fuerza física.

EFE y AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.