Volver con el ex, una nueva oportunidad para la pareja

Volver con el ex, una nueva oportunidad para la pareja

Pasado el tiempo, y si hay cariño, ¿por qué no intentarlo otra vez?

pareja

La pareja necesitará revisar en qué cosas fallaron y poder pensar si las pueden cambiar.

Foto:

123RF

Por: LAURA REINA - LA NACIÓN, ARGENTINA (GDA)
29 de agosto 2018 , 12:48 a.m.

Todos les dicen que son como Mercedes Morán y Ricardo Darín, los protagonistas de la película 'El amor menos pensado'. Aunque no la vieron todavía, Andrea Spreyer y Roberto Villarruel saben muy bien de qué se trata: pareja de más de 50, con hijos ya grandes, que entra en crisis y decide separarse tras varios años de matrimonio. Pero, después de un tiempo y algunos sinsabores que experimentan en su nueva vida de solteros, deciden volver.

Sacando algunas diferencias, la de Ana (Morán) y Marcos (Darín) parece el calco de la historia de Andrea y Roberto. En 2014, después de 30 años juntos –contando la etapa de novios– y con hijos de 20 y 22 años, le pusieron punto final a su relación.

“Decidimos tomarnos un tiempo para ver qué pasaba; nos queríamos mucho, pero no nos estábamos llevando bien, estábamos como desencontrados. El primer año de la separación nos veíamos, después hubo una ruptura total. En el medio yo me fui de viaje, y cuando volví él me planteó volver a ser novios sin convivir. Estamos así desde fines de 2015”, cuenta Andrea.

Si antes volver con el ex significaba ‘tropezar otra vez con la misma piedra’, hoy asistimos a una especie de reivindicación de aquella persona con la que se decidió transitar una parte importante de la vida. “Las segundas vueltas están a la orden del día, y los motivos pueden ser muy diversos y subjetivos: desde los hijos hasta la valoración, a la distancia, de los aspectos positivos del otro –sostiene el psicólogo especialista en pareja Sebastián Girona–. También puede deberse a un fracaso sentimental en la nueva vida postseparación. Muchas veces, otras relaciones enriquecen la perspectiva con la que una persona mira a su ex. Y, además, es habitual que los fracasos en relaciones nuevas inviten a mirar al pasado con cierta nostalgia”.
Andrea cuenta que no hubo de parte de los dos nuevas relaciones. “En nuestro caso, nos extrañábamos y nos queríamos mucho. La nuestra fue una separación amorosa, para cuidarnos”, asegura.

La actual es una época en la que el amor vive permanentemente amenazado y las rupturas son más frecuentes que nunca. Y los arrepentimientos por separarse, también

Para la psicoanalista Silvia Ons, autora del libro 'Amor, locura y violencia en el siglo XXI', la actual es una época en la que el amor vive permanentemente amenazado y las rupturas son más frecuentes que nunca. Y los arrepentimientos por separarse, también. “Vivimos en una época en la cual creemos que lo nuevo es lo mejor y se promueve la búsqueda de aventuras. Cambiamos celulares que funcionan por un modelo nuevo porque creemos que es superior. Con las relaciones pasa lo mismo, la diferencia es que son personas”.

Para Ons, muchas de las nuevas relaciones no son garantía de felicidad. “En muchos casos, los problemas persisten o se arrastran de la relación anterior, y en otros surgen nuevos. El caso típico es el del hombre que busca una pareja más joven que quiere tener hijos y él no, porque ya pasó por ese proceso. Cuando las nuevas relaciones no funcionan se empieza a añorar al ex. Si se conservan los lazos de cariño, que son los que perduran, entonces se puede dar un escenario propicio para volver. A veces, lo que influyó fue el tedio de la convivencia”.

Eso fue lo que pasó con Andrea y Roberto. “Nuestra separación tuvo más que ver con el hartazgo de la convivencia que con otra cosa. Después de 27 años me cansé de los horarios, de pensar qué íbamos a comer, de tener la organización familiar. Cuando cada uno tuvo su espacio, todo se calmó. En la semana cada uno hace su vida, y los fines de semana y las vacaciones los pasamos juntos. Mi casa sigue siendo la casa familiar”.

Sin heridos que lamentar

Para hacer posible una segunda vuelta, los especialistas aseguran que lo fundamental es que ninguno de los dos haya salido herido (al menos no de gravedad) de la ruptura. Y evitar, dentro de lo posible, el famoso pase de facturas tan típico de estos regresos. Aunque está claro que es imposible empezar de cero, hay que tener en cuenta que es un nuevo comienzo. No se trata de hacer borrón y cuenta nueva, sino de analizar lo que se hizo mal para modificarlo y conservar aquello que funcionaba bien y que, por lo general, es lo que motiva a los ex a volver a intentarlo.

“Una segunda vuelta necesariamente demandará reinventar la relación teniendo en cuenta que la primera versión no terminó de funcionar, pero reconociendo que no todo en esa primera etapa fue malo”, plantea Girona, autor del libro '¡No te aguanto más!'

En este sentido, la pareja necesitará revisar en qué cosas fallaron y poder pensar si las pueden cambiar o si son estructurales de las personalidades de esa pareja. “Además de tener la tarea de reinventar la relación, el vínculo ya no tendrá el enamoramiento como viento de cola, y eso puede llegar a demandar mayor esfuerzo”.

LAURA REINA
LA NACIÓN, ARGENTINA (GDA)

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.