Así daña el computador sus ojos; algunos ‘tips’ para contrarrestarlo

Así daña el computador sus ojos; algunos ‘tips’ para contrarrestarlo

La frecuencia de parpadeo se reduce a casi la mitad y forzamos la vista mucho más de lo que creemos.

Uso excesivo de pantallas

El agotamiento visual y ojo seco son dos de las molestias por uso excesivo de pantallas.

Foto:

iStock

Por: Europa Press
29 de junio 2019 , 10:00 p.m.

¿Eres de los que pasan muchas horas frente al computador a lo largo del día? “Cada vez son más los puestos de trabajo que, a día de hoy, exigen pasar una importante cantidad de tiempo delante de pantallas de dispositivos, lo que ha desencadenado nuevas patologías”, denuncian desde la Sociedad Española de Oftalmología.

La misma fuente lamenta que en la mayor parte de la gente no se llega a ser consciente de los síntomas que puede acarrear el fijar la mirada en exceso sobre una pantalla. “En reposo, el ojo está enfocado naturalmente para ver de lejos y a una distancia media. Pero mantener el enfoque en un objeto que se encuentra a una distancia corta supone un esfuerzo adicional. Forzamos nuestra vista mucho cuando estamos frente a pantallas” y más si lo hacemos por largo tiempo.

En concreto, la organización cita que los síntomas derivados de mantener la vista son, en la mayor parte de las ocasiones, consecuencia de una falta de parpadeo. “La naturaleza de trabajar frente a pantallas requiere de una concentración y atención especiales, por lo que, inconscientemente, la media de parpadeos por minuto baja considerablemente si lo comparamos con la media tomada en otras actividades que no requieren fijación visual”, advierte la sociedad científica.

Desde la Academia Americana de Oftalmología (AAO, por su sigla en inglés) añaden que, normalmente, los seres humanos parpadean unas 18 veces por minuto, pero los estudios demuestran que solo la mitad del parpadeo sucede durante el uso de un computador, y otros dispositivos de pantalla digital, bien sea trabajando o jugando.

Esta disminución de la frecuencia del parpadeo se traduce en sequedad de ojos, irritación ocular y fatiga visual. Esta patología es conocida como Enfermedad de Ojo Seco, según indica.

“La lectura o escritura por largos períodos de tiempos, u otro tipo de trabajo que requiera mirar de cerca también, puede causar una fatiga visual”, advierten los expertos de la AAO.

Por otra parte, la Sociedad Española de Oftalmología advierte que si no llevamos la graduación o corrección adecuada en nuestros lentes, el esfuerzo muscular para mantener una imagen nítida se puede producir dolor ocular y de cabeza, lo que se conoce con el nombre de astenopía. Eso sí, reconocen que no se asocia ni se ha relacionado jamás en ningún estudio científico el uso de computadores y otras pantallas de visualización con el desprendimiento de retina.

Mientras, el Colegio Nacional de Ópticos Optometristas señala que, según los expertos, el uso excesivo de computador puede provocar el denominado Síndrome Visual Informático, una serie de molestias relacionadas sobre todo con la visión, los músculos cervicales, las muñecas, el estrés y la irritabilidad.

“Aunque estas anomalías son en la mayoría de las ocasiones subsanables y transitorias, es bien sabido que son causa de un gran porcentaje de baja laboral y de reducción en el rendimiento. Son trastornos derivados de trabajar con el computador, pero no motivados por él. Es decir, el PC –portatil o fijo, da igual– no suele causar estos problemas; el origen de los mismos se encuentra en un abuso o un mal uso del aparato”, subrayan.

Con ello, detalla que los principales síntomas del síndrome son: visión borrosa, visión doble, fatiga ocular, fobia a la luz intensa, lagrimeo, sequedad ocular, ojos rojos, rigidez y dolor de hombros, molestias en el cuello, espalda, brazos, muñecas y manos; picor e hinchazón facial, cefaleas, náuseas, mareos y vértigo.

el PC –portatil o fijo, da igual– no suele causar estos problemas; el origen de los mismos se encuentra en un abuso o un mal uso del aparato

¿Qué podemos hacer para reducir sus efectos nocivos?

La Academia Americana de Oftalmología propone los siguientes ‘tips’ para limitar los daños que nos puede provocar el uso del computador:

Siéntese a una distancia aproximada de 60 centímetros de la pantalla del computador, y coloque la pantalla de tal forma que pueda mirarla levemente hacia abajo.

Reduzca el brillo de la pantalla iluminando el área de trabajo adecuadamente, y use un filtro para pantallas si es necesario.

Escriba una nota que diga ‘¡Parpadee!’, y péguela en el ordenador como un recordatorio.

Use la regla ‘20-20-20’, esto significa que cada 20 minutos se eche un vistazo a un objeto que esté a unos 6 metros de distancia, por unos 20 segundos.

Emplee el uso de lágrimas artificiales para refrescar los ojos cuando los sienta secos.

Tome descansos regulares en el trabajo que mantengan los ojos alejados del computador, y trate de dormir lo suficiente durante la noche.

EUROPA PRESS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.