Corte ordena agilizar tratamientos contra el cáncer

Corte ordena agilizar tratamientos contra el cáncer

"Las personas con sospecha o diagnóstico de esta enfermedad merecen una protección constitucional".

Cancer

Las demoras en la asignación de citas especializadas son uno de los tantos trámites que tienen que sortear los pacientes con cáncer en el país. Y esa espera es fatal.

Foto:

123RF

Por: Milena Sarralde
04 de octubre 2018 , 10:37 p.m.

Un diagnóstico y un tratamiento a tiempo son cruciales para los pacientes con cáncer. Pero las trabas burocráticas y las demoras en la autorización de procedimientos siguen poniendo en riesgo la vida de estos colombianos.

En diciembre del año pasado, Sor Adiela Sánchez Quintero interpuso una tutela a favor de su hermano Adalberto Antonio Sánchez porque Coomeva estaba vulnerando sus derechos a la salud y a la vida digna, ya que no estaba suministrando de forma oportuna los tratamientos que requería tras ser diagnosticado con esta enfermedad.

Aunque el 10 de noviembre del año pasado, Sánchez –de 62 años– fue diagnosticado con cáncer de lengua en la Clínica León XIII de Medellín, no se le comenzaron a practicar a tiempo la quimioterapia y radioterapia. Esa demora llevó a la familia a temer que la enfermedad avanzara y se propagara a otros tejidos.

Por eso, en diciembre, la mujer interpuso la tutela pidiendo que se le autorizaran las fórmulas médicas, diagnóstico, exámenes especializados, consultas de médicos generales y especialistas, así como la hospitalización. Hasta esa fecha, el paciente solo había recibido medidas paliativas para el dolor.

Antes de llevar este recurso ante los jueces, Sánchez ya había acudido a la Superintendencia de Salud, pero esa entidad no ordenó ninguna medida urgente de protección.

En medio de la tutela, la EPS dijo que a Sánchez no se le vulneraron sus derechos porque “la programación de citas y disponibilidad de los especialistas depende, exclusivamente, de la capacidad de atención que tenga el prestador del servicio”.
Mientras la Corte revisaba la tutela, en julio de este año Sánchez aseguró que su hermano ya estaba recibiendo el tratamiento que requería y que a esa fecha se le habían practicado 35 sesiones de quimioterapia.

Sin embargo, muchas veces han tenido que acudir a médicos particulares por las demoras para poder tener una atención integral.

Por eso, aunque en la fecha en la que el fallo de la Corte fue emitido a Sánchez ya se le habían realizado algunos procedimientos, para la Corte “la garantía del tratamiento integral por parte de Coomeva EPS no se realizó de la forma más ágil y eficaz”.
Así, aunque se autorizaran los procedimientos, la demora para acceder a esas garantías terminó vulnerando sus derechos.

El caso de Sánchez, que es el mismo que padecen muchos colombianos, le sirvió a la Corte para regañar al Estado y recordarle que “las personas con sospecha o diagnóstico de cáncer merecen una protección constitucional reforzada”. Así, le ordenó a la Superintendencia de Salud que desarrolle medidas urgentes que permitan mejorar la oportunidad del diagnóstico y atención eficaz del cáncer. La Corte aseguró que a estos pacientes se les debe brindar “acceso sin obstáculos” a los sistemas de salud y un oportuno tratamiento integral.

“Debido a que el cáncer es una enfermedad que por su gravedad y complejidad requiere un tratamiento continuo que no puede sujetarse a dilaciones injustificadas ni prestarse de forma incompleta, la Corte ha sido clara en afirmar que la integralidad y la oportunidad en la prestación del servicio de salud en estos casos cobra mayor relevancia y debe cumplirse de forma reforzada”, dijo el alto tribunal.

Aunque la demora en el tratamiento no desencadenó consecuencias más graves para Sánchez, la Corte aseguró que Coomeva debe establecer un protocolo para atender a las personas con sospecha o diagnóstico de cáncer, para que puedan tener acceso a un tratamiento integral.

Ese protocolo debe tener rutas para atender a los pacientes, indicadores razonables de tiempo entre la primera consulta, el diagnóstico y el tratamiento, y la eliminación de barreras.

La tramitología

Aunque un diagnóstico y tratamiento a tiempo pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte, los diferentes trámites que debe surtir un paciente para poder acceder a esos servicios terminan poniendo en riesgo la salud.

Según el Observatorio Interinstitucional de Cáncer para Adultos (Oica), un paciente tiene que surtir 30 trámites en promedio –que comienzan con la visita a un médico general, siguen con órdenes para cada uno de los exámenes y citas con especialistas–, para por fin obtener una autorización de tratamiento para su enfermedad.

Incluso, el Instituto Nacional de Cancerología ha denunciado que obtener un diagnóstico de cáncer en Colombia puede tardar en promedio unos tres meses. La demora en los diagnósticos y en la iniciación de los tratamientos de radioterapia y quimioterapia termina desgastando al sistema de salud y afecta a los pacientes, pues según el Instituto de Cancerología muchos enfermos llegan en estadios III y IV de cáncer, “que son prácticamente incurables”, impidiendo que se trate a las personas en los estadios iniciales, cuando el tratamientos es más sencillo y menos costoso.

Leyes no han cambiado las barreras

El alto tribunal recordó que hay varias leyes que reconocen el cáncer como una enfermedad de interés prioritario y que ordenan un acceso integral al sistema de salud para estos pacientes, que determinan los cuidados paliativos, y que ponen a cargo de la Supersalud el deber de vigilar a las entidades que incumplan con esos lineamientos.

Así, por ejemplo, las leyes establecen sanciones como multas y hasta la cancelación de licencias de funcionamiento para empresas que incumplan con sus deberes en la atención a pacientes con sospecha o diagnóstico de cáncer.

Pese a todas esas normas, la Corte afirma que la atención en salud para pacientes con cáncer sigue siendo inefectiva. “La realidad es que en la práctica los estándares de oportunidad para la garantía de una atención integral siguen siendo preocupantes”, dice el fallo.

Ni siquiera el Pacto Nacional por los Pacientes con Diagnóstico o Presunción de Cáncer en Colombia, firmado el 4 de febrero pasado entre diferentes instituciones como la Oica, la Supersalud, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría, ha permitido mejorar el problema de acceso a los servicios de salud para estos enfermos.

Los numerosos fallos de tutela que se estudian diariamente en sede de revisión en esta Corte y que están relacionados con la demora en la prestación de los servicios de salud, dan cuenta que los esfuerzos no han sido suficientes para poner freno a esta problemática generalizada”, dice el fallo, que ha sido muy bien recibido entre los pacientes.

Medidas insuficientes

La primera falla viene de la Superintendencia de Salud, pues aunque la familia Sánchez puso la queja contra su EPS por las demoras, la respuesta de esa entidad no permitió protegerlo.

Por eso tuvo que acudir a una tutela, ya que en diciembre “no se le había iniciado el tratamiento de quimioterapia y radioterapia al paciente, lo cual permite advertir la ineficacia y falta de celeridad de dicho mecanismo para la protección del derecho a la salud del agenciado, el cual sin duda requería una atención urgente e inmediata debido al grave estado de salud en que se encontraba”.

MILENA SARRALDE
EL TIEMPO
@MSarralde

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.