¿Cómo detectar cuando estamos siendo víctimas de engaños o mentiras?

¿Cómo detectar cuando estamos siendo víctimas de engaños o mentiras?

Felipe Riaño, experto en conducta humana, habló con Phil Houston, oficial de la CIA, al respecto.

Mentiras

La mejor impresión de una persona está acompañada por la sinceridad.

Foto:

123rf

Por: Felipe Riaño Jaramillo
25 de octubre 2018 , 06:43 p.m.

Fue pupilo de Joe Navarro, quien fue un alto directivo del FBI, y tuve el honor de aprender de él, durante tres años, todo acerca del lenguaje corporal: perfilación, detección de mentiras, pronóstico de comportamientos, entre otros.

La intriga y la curiosidad de profundizar en la detección de mentiras me surgieron cuando mi mentor me referenció para un curso con un colega suyo, Phil Houston.

Houston fue oficial de carrera de la CIA, donde se desempeñó como examinador de polígrafo y supervisor de investigaciones internas y de seguridad del personal y las instalaciones de la agencia. Además, sus años de experiencia fueron vitales para crear un modelo único de interrogación, que nació de cientos de entrevistas e interrogatorios no coercitivos.

Phil fue el arquitecto principal de esa metodología, que se desarrolló dentro de la CIA para aplicaciones específicas de la misma. No obstante, su efectividad se hizo tan reconocida que otras agencias federales de aplicación de la ley fueron capacitadas en ella.

En una charla que tuve directamente con Houston, habló sobre cómo detectar los momentos en los que estamos siendo víctimas de engaños y mentiras.

¿Qué cosas tenemos que tener en cuenta para saber si nos están diciendo una mentira?

Lo primero es saber si hay una pausa o retraso del comportamiento. Es decir, se le hace una pregunta a una persona y al principio no se obtiene nada. Después de un retraso, comienza a responder.

¿Cuánto tiempo debe durar un retraso antes de que sea significativo, antes de ser considerado un indicador engañoso?

Eso depende. Pruebe este ejercicio con un amigo: pregúntele ‘en esta fecha, hace siete años, ¿qué estaba haciendo ese día?’. La persona, invariablemente, se detendrá antes de responder, porque no es una pregunta que naturalmente evoque una respuesta inmediata: la persona tiene que pensar en ello y, probablemente, no podrá ofrecer una respuesta significativa. Ahora, pregúntele ‘en esta fecha, hace siete años, ¿ha robado en su empresa?’. Es probable que no haya ninguna pausa y su amigo responderá de inmediato ‘¡no!’, ‘¡por supuesto que no!’. Por el contrario, si su amigo se detiene antes de responder, es probable que deba elegir a sus amistades con más cuidado.

Este ejercicio es simple, pero señala el hecho de que la demora debe considerarse en el contexto de si es apropiado para la pregunta.

Populismo y posverdad

Una persona engañosa a menudo oculta su boca u ojos cuando no es sincera.

Foto:

123rf

En su curso, siempre decía que a la hora de detectar algo es primordial tener en cuenta tanto lo verbal como lo no verba, pero ¿cuál es la desconexión entre lo verbal y lo no verbal?

Hay muchas personas desinformando y vendiendo la detección de mentiras como algo netamente corporal, pero en realidad tiene mucho de verbal.

Nuestros cerebros están conectados de una manera que hace que los comportamientos verbales y no verbales coincidan naturalmente. Entonces, cuando hay una desconexión, consideramos que es un posible indicador engañoso.

Una desconexión verbal/no verbal común ocurre cuando una persona asiente afirmativamente mientras dice ‘no’ o gira la cabeza de un lado a otro mientras dice ‘sí’, pero eso necesariamente no significa que sea un engaño.

Para entenderlo, hay que dejar claras algunas cosas asociadas con este indicador. Primero, solo es aplicable en una respuesta narrativa, no en una respuesta de una palabra o frase corta: por ejemplo, una persona puede hacer un movimiento brusco con la cabeza cuando dice ‘¡no!’ y eso no es una desconexión, es simple énfasis. Y segundo, es importante tener en cuenta que en algunas culturas un movimiento de asentimiento no significa ‘sí’, y un movimiento de la cabeza de lado a lado no significa ‘no’.

Eso pasa en un pueblo en Rumania: el gesto de ‘sí’, para nuestra cultura, significa un ‘no’. Pero volviendo al tema, ¿qué cosas hay que tener en cuenta sobre lo no verbal para saber si nos están engañando?

Una persona engañosa a menudo oculta su boca u ojos cuando no es sincera. Existe una tendencia natural a querer cubrir una mentira, por lo que si la mano de una persona se pone frente a su boca mientras responde una pregunta, eso es significativo.

De manera similar, existe una inclinación natural a protegerse de la reacción de aquellos a quienes se les miente: si una persona se protege los ojos mientras responde a una pregunta, lo que bien podría estar indicando, en un nivel subconsciente, es que no puede soportar ver la reacción a lo que está diciendo. Este blindaje se puede lograr con una mano o la persona podría incluso cerrar los ojos. No nos referimos a parpadear, pero si una persona cierra los ojos mientras responde a una pregunta que no requiere reflexión para responder, consideramos que es un medio para esconder los ojos y un indicador que puede ser engañoso.

Noticias falsas: de cuando las mentiras se vuelven éxitos virales

El tema de las noticias falsas no es nuevo, pero ha tomado fuerza este año.

Foto:

123RF

Si las personas se aclaran la garganta, ¿eso qué significa?

A esto también se le llama deglución, y si una persona se aclara la garganta o pasa saliva antes de responder la pregunta, ese es un problema potencial. Si lo hace después de responder, nada pasa. Sin embargo, si lo hace antes de responder, pueden estar sucediendo un par de cosas: o podría estar haciendo el equivalente no verbal del verbal ‘lo juro por Dios...’, o sea disfrazar la mentira; o, fisiológicamente, la pregunta podría haber creado un aumento en la ansiedad, lo que causa incomodidad o sequedad en la boca y garganta.

Y en la cara, ¿qué podría pasar en la cara de las personas que nos den indicios de si nos mienten?

Hay que estar atentos a cualquier cosa que una persona haga con su rostro o en la región de la cabeza cuando responde una pregunta. Por ejemplo, morder o lamer los labios, o tirar de la boca y las orejas son indicadores engañosos.

La razón de esto se remonta a la ciencia de la escuela secundaria simple: se hace una pregunta y la pregunta crea un aumento en la ansiedad porque una respuesta sincera sería incriminatoria. Eso, a su vez, hace que el sistema nervioso autónomo se ponga a trabajar para disipar la ansiedad, drenando la sangre de la superficie de la cara, las orejas y las extremidades, lo que puede crear una sensación de frío o picazón. Sin que la persona se dé cuenta, sus manos se sienten atraídas hacia esas áreas.
Otra forma en que algunas personas pueden disipar la ansiedad es arreglarse uno mismo o el entorno inmediato.

A esto es lo que se llama acicalamiento, ¿correcto?

Así es. Un hombre engañoso puede ajustar su corbata o puños de la camisa, o tal vez sus gafas. Una mujer falsa puede mover algunos mechones de cabello detrás de su oreja o enderezar su falda. También hay que tener en cuenta la gestión del sudor: que una persona pueda estar sudando no nos molesta, pero si saca su pañuelo (o, tal vez, una mano sin pañuelo) y se limpia el sudor de la frente cuando responde una pregunta, eso es significativo.

Poner en orden el entorno es otro indicador: se hace una pregunta y, de repente, el teléfono no gira correctamente, el vaso de agua está demasiado cerca o el lápiz no está en el lugar correcto…

Nota de Riaño: Todos mentimos, hace parte de la naturaleza animal, pero la diferencia es que podemos usar la mentira para beneficiar, proteger a otros como también para engañar. Ya depende de la ética de cada quien.

Felipe Riaño Jaramillo
Experto en conducta humana
@feliperianojaramillo
@agoratalks

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.