Las teorías que rondan en la mente / De tu lado con Alex

Las teorías que rondan en la mente / De tu lado con Alex

La columnista habla de cómo poner en positivo aquellas frases e ideas que nos limitan.

Pensamientos positivos

A través de nuestra vida, cada uno de nosotros ha construido historias o teorías sobre sí mismos, las cuales creemos con el corazón.

Foto:

123RF

Por: Alexandra Pumarejo
11 de septiembre 2018 , 10:02 p.m.

A través de nuestra vida, cada uno de nosotros ha construido historias o teorías sobre sí mismos, las cuales creemos con el corazón. Nos las repetimos una y otra vez en el inconsciente hasta que se solidifican en nuestro consciente. Y estas teorías se tornan realidad cuando permitimos que nos dicten cómo reaccionar ante diferentes escenarios de la vida.

Muchas veces, con base en estas teorías o preconceptos, nos autolimitamos o tomamos decisiones erradas. Por ejemplo, hay mujeres que creen ciegamente en una de las teorías más populares: “Todos los hombres son unos perros; por eso mejor me quedo sola” o “hoy en día es imposible encontrar a un buen hombre, no hay opciones y por eso siempre me involucro con los equivocados”.

Por otro lado, existen hombres convencidos de que “a las mujeres no les gustan los hombres ‘buenas personas’; por eso no puedo ser tan amoroso”. Y mientras hay quienes piensan que “como toda mi familia ha sido pobre, no hay manera de que yo salga adelante”, otros aseguran que nunca podrán tener el trabajo que les apasiona “porque jamás me pagarán bien por eso”. Estos son solo algunos ejemplos de esas frases que están tan enquistadas en nuestro interior, que logran definir nuestros actos y, en consecuencia, nuestra realidad.

Subliminalmente, estos pensamientos nos encadenan y estancan en la infelicidad. De alguna manera logran hacernos quedar en el papel de víctima.

Subliminalmente, estos pensamientos nos encadenan y estancan en la infelicidad. De alguna manera logran hacernos quedar en el papel de víctima e incluso nos dan cierto alivio al pensar que nuestro destino ya está escrito y no podemos hacer nada para cambiarlo.

No se nos puede olvidar que siempre tenemos la posibilidad de cambiar nuestras teorías y por ende nuestra realidad, convirtiéndolas en afirmaciones positivas. “Sí hay hombres buenos y estoy convencida de que uno de ellos también me está buscando a mí”. “Prefiero trabajar en ser la persona que quiero atraer y así estaré lista para la persona correcta”. “La falta de dinero de mi familia me ha enseñado que debo ser aún más perseverante y así lo lograré”. “Las mujeres sanas sí valoran a los hombres buenos y yo encontraré a una pareja perfecta para mí”. “Si hago lo que me apasiona, con trabajo duro y disciplina alcanzaré mis objetivos financieros”.

Todo empieza y termina en nuestra mente. Lo que nos decimos es lo que creemos y lo que creemos es lo que tendrá poder sobre nosotros. ¡Antes de culpar a terceros o al universo por nuestra infelicidad, analicemos muy bien que está pasando por nuestra cabeza!

ALEXANDRA PUMAREJO@detuladoconalex

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.