La realidad va más allá de una foto / De tu lado con Álex

La realidad va más allá de una foto / De tu lado con Álex

Alexandra Pumarejo habla sobre los estereotipos que desencadenan las redes sociales. 

Celular

Aunque no nos demos cuenta, pasamos muchas horas del día en redes sociales. 

Foto:

iStock

Por: Alexandra Pumarejo
04 de junio 2019 , 09:42 p.m.

No puedo negar que soy asidua usuaria de las redes sociales y aunque a veces me engaño al pensar que no soy tan adicta, cuando veo cuantas horas he estado ‘conectada’, me toca asumir la verdad: que vergonzosamente hay días que estoy más conectada a mi celular que a mis seres más amados.

Pienso que estas no solo nos arrebatan horas eternas de tiempo de nuestras vidas sino que, en gran parte, nos exacerban las peores características de nuestra personalidad.
¿Se han dado cuenta que cuando vemos fotos en Instagram o Facebook, ya sea de nuestros seres queridos o de completos extraños, nos sentimos con el derecho, o casi con la obligación, de juzgar?

Si vemos una mujer haciendo ejercicio con un cuerpo espectacular, muchos piensan: ‘Sí, pero no debe ser tan inteligente y no debe hacer nada más’. Si alguien, a quien ni siquiera conocemos, le declara amor a su pareja, algunos piensan cosas como: ‘No creo que les vaya a durar, él no se ve tan enamorado’.

Nos sentimos con la autoridad para criticar y cuestionar las vestimentas, el cuerpo, las ideas, los comentarios, el peso, la escogencia de pareja, incluso las decisiones de vida de los demás con simplemente ver una foto. Juzgamos duro y fuerte a cualquiera que pase por nuestra pantalla sin filtro ni misericordia.

Pretendemos saber todo lo que una persona está pensando y viviendo por una imagen que decidió compartir con el mundo. De una vamos categorizando a la gente como buena persona, mala persona, boba, desesperada, creída, prepotente, rara, rica, pobre, débil, amargada, fanática, libertina, floja, etc.

Hemos perdido la capacidad de ponernos en los zapatos del otro

Una y otra vez caemos en la trampa de juzgar el libro por la simple cubierta y se nos olvida que detrás de cada foto hay una persona que tiene historia, sentimientos, miedos, complejos, aciertos y que comete errores igual que nosotros. Hemos perdido la capacidad de ponernos en los zapatos del otro y de tratar de entenderlo antes de sentenciarlo a nuestro juicio.

Las redes, en vez de acercarnos a los demás, como tanto nos han vendido, nos alejan, precisamente porque nos da la falsa impresión de que ya conocemos a las personas y que no hay nada nuevo para explorar. Pero lo peor es que nos han desensibilizado para realmente ver la naturaleza humana con todas sus complejidades. Nadie es una sola imagen y nadie merece que pretendamos que lo sea.

ALEXANDRA PUMAREJO@detuladoconalex

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.