Segundo país más feliz, 88 de cada 100 colombianos se sienten felices

Segundo país más feliz, 88 de cada 100 colombianos se sienten felices

Además, casi la mitad de los colombianos es optimista frente al 2018, según una encuesta global.

Optimismo en Colombia

Según la investigación, el nivel de optimismo de los colombianos supera en 6 puntos al de los latinoamericanos.

Foto:

Óscar Berrocal / Archivo EL TIEMPO

06 de enero 2018 , 10:53 p.m.

Casi la mitad de los colombianos, un 46 por ciento, piensan que su situación mejorará en el 2018 con respecto al 2017. Y esto, a pesar de que un tercio cree que este será un año de dificultades económicas.

Lo anterior puede tener mucho que ver con el hecho de que el país volvió a ubicarse como el segundo más feliz del mundo, entre las 55 naciones que mide la encuesta anual de fin de año realizada por Gallup, WIN y el Centro de Consultoría, en Colombia.

Solo un 26 por ciento de los nacionales piensa que el 2018 será peor para ellos, en términos generales, que el 2017, mientras que otro 26 por ciento tiene la expectativa de que será igual.

Según la investigación, el nivel de optimismo de los colombianos supera en 6 puntos al de los latinoamericanos (40 por ciento) y en 9, al del promedio global (39 por ciento).

En el mundo, quienes ven con mayor ilusión lo que pueda traer este año son los habitantes de Indonesia, Nigeria, Fiyi, Bangladés e India, los primeros lugares en la lista de los optimistas.

No obstante, según la encuesta, que consultó a 52.000 personas en los cinco continentes, el entusiasmo global decreció de manera visible.

Al mirar el índice de optimismo (que se obtiene de tomar el porcentaje de los que son optimistas y restarle el de los que son pesimistas) este pasó de un índice 37 puntos a uno de 16 este año. Por el contrario, el de Colombia, que es de 20, tuvo un aumento de dos puntos respecto al 2017.

¿Qué pasó para que se diera este bajonazo mundial? Para Pablo Lemoine, director de innovación del Centro de Consultoría, “este descenso revela un mundo con serias preocupaciones y un futuro menos predecible. El mundo está muy dividido y hay varios dirigentes mundiales, como Donald Trump, de Estados Unidos, que están tomando decisiones en el sentido contrario de sus antecesores. Por ejemplo, de fronteras abiertas, a muros. Es como un péndulo que se está devolviendo. Eso influye en las expectativas políticas y económicas de países grandes como Rusia, China y el mismo Estados Unidos, y como lo que ellos decidan nos toca a todos, esto genera incertidumbre”.

Esta situación de cautela también se refleja en el índice de optimismo económico, que pregunta si el nuevo año será de prosperidad, de dificultades económicas o seguirá igual. En este ítem, Colombia también se destaca, pero ahora por estar por debajo del promedio mundial y de la región con un -9 puntos, mientras que el de A. Latina es de -3 y el del mundo, -2.

En el país, un 31 por ciento de encuestados creen que será un año de dificultades, frente a un 22 por ciento que ven prosperidad, y un 45 por ciento que opinan que será igual.

Sin embargo, en los países europeos andan más preocupados que nosotros por lo que pueda pasar con la economía, pues la lista de pesimistas la lideran Italia (-50 puntos), Grecia (-43) y Turquía (-40), seguidos por Irán, Ucrania y el Reino Unido.

En cambio, los países que creen que habrá más prosperidad en el 2018 son Nigeria (59 por ciento), Vietnam (55 por ciento), Indonesia (53 por ciento) e India (46 por ciento).

Otros datos

Al revisar el comportamiento del índice de felicidad por edad, ingresos y por situación laboral, los resultados son los siguientes:

* Los jóvenes (entre 16 y 24 años) son 16 puntos más felices que las personas mayores de 64 años.


* La popular frase de Pambelé, de que es mejor ser rico que pobre, se refleja en esta encuesta: quienes tienen altos ingresos son 34 puntos más felices que los de bajos ingresos.

* Quienes trabajan y los estudiantes son cerca de 20 puntos más felices que los desempleados y pensionados.

Optimismo y felicidad en Estados Unidos y América Latina

En América Latina, los países que lideran en optimismo son Argentina y Perú, resultados que son consistentes con el desempeño económico y se dan a pesar de la inestabilidad política.

Colombia tiene el mismo nivel de optimismo que los Estados Unidos de Trump, los dos países están divididos por igual entre los que son pesimistas y los que son optimistas.

México y Brasil expresan en sus bajos índices de optimismo el impacto de su inestabilidad política y económica, especialmente México, que ocupa el último lugar en la región.

En cuanto al optimismo económico, vemos que Perú, Argentina y Ecuador están mejor, lo cual es consecuente con el desempeño económico obtenido en el 2017.

Estados Unidos está divido frente al optimismo sobre el futuro de su economía, a pesar de que Trump haya cumplido su promesa de campaña sobre la reforma tributaria.

En contraste, vemos cómo Colombia y México presentan los menores niveles de optimismo económico, lo cual es consistente con su desempeño económico y su situación política.

¿Por qué tanta felicidad?

La encuesta mundial también preguntó por el grado de felicidad de los ciudadanos, y de nuevo Colombia ocupa el segundo lugar como el país más feliz del mundo. En este caso, 88 de cada 100 colombianos consultados se sienten felices, mientras que en el mundo son solo 59 de cada 100.

En términos de Índice de Felicidad, tanta dicha solo es superada por los habitantes de Fiyi, la isla del Pacífico Sur que por segundo año consecutivo ocupa el primer puesto con 92 puntos; Colombia tiene 86 y les siguen Filipinas (84), México (82) y Vietnam (77).

Este indicador está muy por encima del índice global, que es de tan solo 31 puntos; el latinoamericano, que llega a 59 puntos, y del de Estados Unidos, alcanza los 50 puntos.

En el otro extremo, o sea, los países más infelices, están Irán (5 por ciento), Irak (7 por ciento), Ucrania (8 por ciento), Grecia (21 por ciento) y Moldavia (24 por ciento).

No es la primera vez que Colombia figura en los primeros lugares de este y otros índices de felicidad, aunque midan distintas variables, resultado que no deja de sorprender a muchos frente a tantas necesidades económicas y sociales sin resolver a nivel nacional, y los altos indicadores de inequidad.

Sin embargo, ya ha hecho carrera la teoría de la capacidad de resiliencia de los colombianos, que pese a la adversidad siempre tienen la esperanza de salir adelante, sumado a un factor cultural que tiene que ver con ser un pueblo alegre.

Para el antropólogo, doctor en sociología y escritor Fabián Sanabria, en estos resultados influyen dos aspectos centrales: el tipo de encuesta y el carácter de los colombianos.

“La encuesta hace preguntas subjetivas sobre cómo te sientes y no objetivas acerca de tu estado de bienestar, el cual tiene que ver con que tengas para comer, agua potable, trabajo, educación, infraestructura, etc.”, comenta.

Sanabria explica que aunque falten muchas de estas cosas que son claves para una buena calidad de vida, funciona aquella frase popular de ‘al mal tiempo, buena cara’.

“Al preguntarle a la gente si se siente bien, por una cuestión de supervivencia, responde que sí, porque si también te hundes subjetivamente, ya que objetivamente te faltan muchas cosas, no vas a salir de la olla. Así son los procesos de resiliencia de un país o de un individuo: no importa que tan llevado estoy, tengo ánimo para seguir adelante. Esto es muy frecuente en países del tercer mundo, donde siempre son felices así no tengan qué comer, pero bailan y cantan con un equipo gigante de sonido a todo volumen”.

A esta capacidad de recuperarse de las dificultades y mirar con optimismo el futuro, Pablo Lemoine, del Centro Nacional de Consultoría, agrega otro factor, que han medido en otras encuestas y que tiene que ver con la importancia que les damos los colombianos a las relaciones con familiares y amigos.

“Se ha estudiado que la felicidad tiene mucho más que ver con la relación con tus hijos, con tus papás, con los amigos, que con los ingresos económicos. Colombia es un país muy familiar y eso pesa, hay países donde papás e hijos no se hablan”.

Fuente: Gallup International, WIN y el Centro Nacional de Consultoría. La 41.ª encuesta de fin de año se llevó a cabo en 55 países y se consultó a 52.000 personas. En Colombia, la encuesta de 12 preguntas fue adelantada por el Centro Nacional de Consultoría y fue hecha telefónicamente a 1.000 personas, entre mujeres y hombres de 18 años o más, residentes en la cabecera de 1.098 municipios del país, entre el 30 de noviembre y el 9 de diciembre del 2017. El margen de error es de 3,1 por ciento con 95 por ciento de confianza.

REDACCIÓN VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.