La tuberculosis, un mal del Medioevo que asusta al mundo

La tuberculosis, un mal del Medioevo que asusta al mundo

Diez millones de casos nuevos y 1,3 millones de muertos por año alarman a la ONU.

Tos

Diez millones de casos nuevos y 1,3 millones de muertos por año convierten esta enfermedad en una alarma que obligó a la ONU a plantear estrategias colectivas para contenerla.

Foto:

123RF

25 de septiembre 2018 , 09:41 p.m.

La Organización de las Naciones Unidas sostiene este miércoles en Nueva York la primera reunión de alto nivel sobre la lucha contra la tuberculosis. Bajo el título ‘Unidos para poner fin a la tuberculosis: una respuesta mundial urgente a una epidemia’, los países miembros se comprometen a reducir las muertes por este mal en un 90 por ciento, antes del 2030.

Según el ‘Informe mundial sobre la tuberculosis 2018’, dado a conocer la semana pasada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), también se tiene como objetivo bajar la incidencia (casos nuevos por cada 100.000 habitantes) en un 80 por ciento, antes de la misma fecha. Esto, en armonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en concordancia con lo definido en la ‘Declaración de Moscú’ para terminar la Tuberculosis, promulgada en noviembre del año pasado por 120 países.

La preocupación del planeta no es en vano, porque la tuberculosis (TBC) es una de las diez principales causas de muerte y la única enfermedad de alta letalidad con un único agente infeccioso por encima del VIH/sida.

Conforme revela el informe de la OMS, este mal cobró el año pasado la vida de 1,3 millones de personas que no portaban el virus del sida y 300.000 muertes adicionales entre personas VIH positivas, con el agravante de que en todo el mundo, al menos 10 millones de personas contrajeron la enfermedad en el mismo período.

También llama la atención que las dos terceras partes de los afectados pertenecen a ocho países, entre los cuales la India, con el 27 por ciento de los casos, encabeza la lista. Un poco más abajo se encuentran Indonesia, Filipinas, Pakistán y Nigeria, lo cual pone en evidencia que la mayoría de los casos se presentan en África y Asia, mientras que en Europa solo se registró el 3 por ciento, lo mismo que en las Américas, con el mismo porcentaje.

Amiga de la pobreza

El reporte hace referencia a que en las naciones con mayores ingresos hubo menos de 10 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, mientras que en las más pobres, esta incidencia se encuentra entre 150 y 400 por cada 100.000 habitantes, lo que le da un alto peso a la pobreza como determinante de esta patología.

El mismo informe pone en evidencia que la resistencia a los medicamentos por el vacío tuberculoso ha llegado a una categoría de crisis sanitaria mundial, tanto que se estima que el año pasado, más de medio millón de personas desarrollaron un tipo de tuberculosis resistente a la rifampicina, considerado el fármaco de primera línea contra esta infección. De hecho, tres países presentaron la mitad de estos casos de resistencia: India, China y la Federación de Rusia.

Estos datos toman ribetes alarmantes al evidenciar que cerca de 1.700 millones de personas, es decir, casi el 23 por ciento de la población mundial, tienen una infección latente de TBC y, por lo tanto, un riesgo de desarrollar la enfermedad activa en cualquier momento de su vida.

Y si bien la carga de esta enfermedad ha disminuido globalmente en todas las regiones, según la OMS, esto no ha ocurrido lo suficientemente rápido como para alcanzar los primeros peldaños propuestos para lograr la meta del 2030.

Basta ver que para el 2020 se esperaba una disminución en la incidencia del 5 por ciento cada año, pero las cifras actuales dicen que para alcanzarla se necesita que al menos bordee el 10 por ciento anual. Algo muy difícil si se tiene en cuenta que la incidencia real apenas se disminuye un 2 por ciento cada año y que las mayores caídas han ocurrido en Europa, donde, no obstante los recursos, no ha superado el 5 por ciento anual.

Sin embargo, hay datos alentadores porque a nivel mundial, dice un reporte, el número absoluto de muertes por tuberculosis entre personas no portadoras del VIH se ha reducido en un 20 por ciento desde el 2000. De igual forma, el número de muertes por tuberculosis entre personas VIH positivas también ha bajado 44 por ciento.

Una mirada por regiones

Según la OMS, las reducciones más rápidas de muertes en los últimos cinco años se presentaron en Europa, con una caída del 11 por ciento anual; en Asia suroriental, con un 4 por ciento anual, y de los países con alta carga de TBC, la Federación Rusa, Etiopía, Sierra Leona y Kenia fueron los que evidenciaron la mayor merma en mortalidad en el último quinquenio.

El organismo fue enfático al decir que el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado de las personas con TBC han evitado la muerte de al menos 54 millones de personas en lo corrido del siglo XXI, pero aún existen inequidades.

De hecho, el año pasado, 6,4 millones de nuevos casos de TBC fueron notificados oficialmente a la OMS en todo el mundo, un número que ha ido en aumento desde el 2012, cuando fueron 5,8 millones. La situación es preocupante si se considera que el estimado total fueron 10 millones de casos nuevos y la notificación fue apenas del 64 por ciento, lo que deja entrever un grave subregistro o malos diagnósticos, una situación encabezada por India e Indonesia.

Urgen medidas

Por toda esta situación, se requieren medidas urgentes para mejorar la cobertura, la calidad de los diagnósticos, tratamiento y atención especial a casos de resistencia a medicamentos. Justamente para eso, la Asamblea de la ONU definirá estrategias específicas para el tratamiento de la tuberculosis farmacorresistente.

Lo que la OMS recomienda es priorizar la atención a personas que viven con el VIH y a los niños menores de 5 años, porque de estos últimos, cerca de 300.000 resultaron afectados en el 2017, un aumento tres veces mayor que en el 2015.

Pero la meta es que al menos 30 millones de personas reciban tratamiento preventivo para la tuberculosis en los próximos cuatro años, lo mismo que las vacunaciones y la aplicación de procesos sanitarios de prevención.

La situación en Colombia

En Colombia, según el Instituto Nacional de Salud (INS), la TBC afecta con mayor rigor a las personas mayores de 65 años, a tal punto que representan el 20 por ciento de todos los afectados, seguido del grupo de 25 a 29 años, que bordean el 11 por ciento del total.

Los hombres, dice el INS, se ven afectados en un 64,3 por ciento, lo cual coincide con la evidencia de la OMS que ha demostrado que la tuberculosis afecta principalmente a adultos jóvenes, es decir, al grupo más productivo.

Al observar las causas, los informes del INS referencian que el sexo masculino es el más comprometido, porque es el que más se relaciona con los factores de riesgo de esta enfermedad, entre los que se cuentan el consumo de tabaco y de alcohol, la drogadicción y la exposición más frecuente, por cuestiones de trabajo y vida social, a personas portadores del bacilo tuberculoso.

Al mirar los grupos de los ancianos, se encuentra que la TBC en estas edades está relacionada con la presencia de otras enfermedades como la epoc, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la demencia y la desnutrición.

También se calcula que el porcentaje de personas portadoras del virus del VIH en un 11,1 por ciento pueden también estar afectadas por la TBC, y se sabe que el riesgo de desarrollar esta enfermedad activa también es mayor en personas con enfermedades que afectan su sistema inmunitario, como el cáncer, la desnutrición y las dolencias crónicas. En el mismo sentido se encuentra una relación mayor de tuberculosis en la población privada de la libertad, condicionada por el hacinamiento, el estrés y la desnutrición.

CARLOS F. FERNÁNDEZ
ASESOR MÉDICO DE EL TIEMPO
En Twitter: @SaludET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.