Afiliados serán atendidos, pese a cancelación de contrato de venta

Afiliados serán atendidos, pese a cancelación de contrato de venta

La decisión de la liquidadora no implica en este momento que Medimás deje de funcionar.

Medimás

Medimás recibió de Cafesalud 4,9 millones de usuarios.

Foto:

Alexis Múnera / Archivo EL TIEMPO

03 de octubre 2018 , 08:53 p.m.

Ángela María Echeverri, liquidadora de Saludcoop, aseguró que se decidió finalizar el contrato de venta de Cafesalud por incumplimiento en las obligaciones del mismo, no solo en lo referente al dinero, sino en la prestación de servicios.

Estas razones en conjunto dieron para dar por terminado también los contratos de arrendamiento con las clínicas a Esimed, que prestaba servicios de salud a la EPS Medimás.

De acuerdo con Echeverri, la terminación del contrato queda supeditada a que la Superintendencia Nacional de Salud tome las decisiones en aras de proteger a los afiliados, porque la cancelación del contrato no implica, bajo ningún motivo, la pérdida de la habilitación de Medimás como aseguradora, “simplemente, en este caso, se termina el contrato a los compradores”. Esa decisión depende de la Superintendencia de Salud, que tendrá que evaluar factores como que Medimás ya no tenga ninguna de sus grandes clínicas.

Al preguntársele a Echeverri qué sigue, manifestó que de acuerdo con los términos contractuales hay que convocar un tribunal de arbitramento para tomar decisiones en armonía con la ley y las condiciones predeterminadas para este caso. Lo que para los pacientes y afiliados quiere decir que se les seguirá atendiendo normalmente mientras la Superintendencia de Salud no tomé una decisión al respecto.

La historia completa

Para entender todo el trasfondo del anuncio, hay que recordar que por todos los problemas que arrastraba Cafesalud se reestructuró y surgieron dos empresas, una para el régimen contributivo y otra para el subsidiado. A ellas se les trasladó la operación y el cubrimiento de la salud de 4,9 millones de afiliados, en medio de un proceso de liquidación. También se les trasladó el conocimiento de 3.900 trabajadores que tenía en ese momento Cafesalud, frente a los cuales las nuevas compañías adquirieron de igual forma el pasivo laboral.

Después, en una licitación, el consorcio Prestasalud, conformado por prestadores vigentes del sector, pagó por el 100 por ciento de las acciones de ambas compañías 1,2 billones de pesos, más 250.000 millones por el 94 por ciento de las acciones de Esimed.

En paralelo, el mismo consorcio Prestasalud habilitó una EPS llamada Medimás a la que pasaron los casi cinco millones de afiliados y los trabajadores. Y el 1 de agosto del 2017 inició operaciones.

En síntesis, y conociendo este contexto, vale decir que la decisión de la liquidadora emitida este miércoles, por tanto, no implica en este momento que Medimás deje de funcionar o que se revoque el funcionamiento de la misma. Y, en ese sentido, la operación sigue igual.

Lo que se dio por terminado fue un contrato de venta por una de las partes (liquidadora), proceso al que le caben los recursos correspondientes. De fondo está qué va a pasar con los afiliados, pues estos forman parte del valor intangible de este negocio y su futuro no se puede definir mientras no se tome una decisión de fondo.

REDACCIÓN SALUD

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.