Nuevo jefe de la Iglesia en Colombia, un giro hacia la línea del Papa

Nuevo jefe de la Iglesia en Colombia, un giro hacia la línea del Papa

Monseñor José Luis Rueda sucederá al cardenal Rubén Salazar como arzobispo de Bogotá.

Monseñor José Luis Rueda Aparicio

Monseñor José Luis Rueda Aparicio tiene 58 años y nació en San Gil (Santander).

Foto:

Archivo particular

Por: José Alberto Mojica Patiño
26 de abril 2020 , 12:10 a.m.

El nombramiento del nuevo arzobispo de Bogotá, monseñor José Luis Rueda, representa para varios sectores cercanos al Vaticano la apuesta del papa Francisco por una renovación en el rumbo de la Iglesia católica colombiana.

Rueda es un obispo de provincia y de origen humilde, nacido en San Gil (Santander) el 3 de marzo de 1962, donde inició su formación sacerdotal; es un hombre medianamente joven para este tipo de cargos: tiene 58 años y es un gran conocedor de la realidad de los territorios colombianos. Es un cura de pueblo sin mayores credenciales. Es, en términos eclesiásticos, un pastor cercano a sus ovejas. Es, en general, ese tipo de sacerdote sin vanidades que reclama el Papa, quien lo acaba de nombrar como sucesor del cardenal Rubén Salazar.

En ese contexto, la designación de Rueda, por encima de otros candidatos con mucha mayor edad, representa un giro hacia la línea francisquista, como se le llama a la corriente que sigue con más apego la visión del Papa.

Su antecesor había presentado renuncia al cargo hace tres años, al cumplir 75, como es norma en la Iglesia católica. Pero el mismo Francisco le pidió que permaneciera al frente, teniendo en cuenta su buen estado de salud y su buen desempeño. Y, buscando su reemplazo, le llegó el nombre del arzobispo de Popayán.

“Es un hombre ponderado, capaz de construir puentes de comunión y entendimiento”, expresó monseñor Pedro Mercado, presidente del Tribunal Eclesiástico de Bogotá. Y añadió: “El arzobispo ha estado muy activo también en el campo social, tiene gran sensibilidad por los pobres y excluidos. Y ha denunciado la situación de violencia que se vive en el Cauca”.

(Lea también: ‘Dios no nos va a abandonar’, dice cardenal colombiano Rubén Salazar)

“Me siento sorprendido, agradecido y dispuesto a caminar con ustedes. Sorprendido porque Dios, en su libertad misericordiosa, me ha elegido para esta misión sin que yo sea ni el mejor ni el más santo”, les dijo monseñor Rueda a los sacerdotes de Bogotá, en una carta, hace pocos días. “Oren por mí”, fue la única respuesta que envió por WhatsApp a los periodistas que lo contactaron, ayer, a propósito de su designación, que no solo lo convierte en arzobispo de Bogotá, sino en uno de los nuevos jefes de la Iglesia en Colombia.

Me siento sorprendido, agradecido y dispuesto a caminar con ustedes. Sorprendido porque Dios, en su libertad misericordiosa, me ha elegido para esta misión sin que yo sea ni el mejor ni el más santo

¿Por qué? La de Bogotá es la sede eclesiástica más importante de un país que sigue siendo mayoritariamente católico. Y es sede cardenalicia por excelencia. Todo el que ha llegado a ese cargo es nombrado, más adelante, cardenal: máxima dignidad a la que puede aspirar un sacerdote y que le da ingreso inmediato al Colegio Cardenalicio del Vaticano, que reúne a los principales jerarcas católicos del mundo y de donde se escoge a un nuevo Papa cuando se da lugar a una nueva elección (cónclave).

En pocas palabras: un cardenal puede ser elector del nuevo pontífice y puede ser elegido como pontífice. El experto vaticanista Hernán Olano, vicerrector de la Universidad La Gran Colombia, aclara, no obstante, que su nombramiento no lo convierte inmediatamente en cardenal. Es un proceso que puede tardar meses o, tal vez, años.

En una carta dirigida a los sacerdotes bogotanos, Salazar expresó: “De la mano del Señor y con la guía del nuevo pastor, ustedes se abrirán los retos que trae la “nueva normalidad” después de la pandemia del covid-19 (...). Oro por su nuevo pastor y oro por ustedes”, escribió Salazar e informó que la posesión del nuevo arzobispo será el próximo 11 de junio.

“Excelente regalo del Santo Padre (...). Mucho para dar tiene en su corazón este pastor, sencillo, místico y cercano”, celebró en Twitter monseñor Darío Monsalve, arzobispo de Cali.

JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO
Editor de EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.