La lección de sexualidad que le dio el Papa a una joven francesa

La lección de sexualidad que le dio el Papa a una joven francesa

“El sexo es un don de Dios”, le dijo Francisco a un grupo de jóvenes el pasado lunes.

Papa Francisco y jóvenes franceses

El papa con los jóvenes franceses durante la audiencia del lunes.

Foto:

Diocèse de Grenoble-Vienne

19 de septiembre 2018 , 10:23 a.m.

Durante una audiencia el lunes pasado con un grupo de jóvenes de la diócesis de Grenoble-Vienne (Francia), el papa Francisco afirmó que la sexualidad tiene los propósitos de “amarse y generar vida” y cuestionó, en ese sentido, el sexo “cosificado” y la degeneración del tema ocasionada por la industria del porno.

Thérèse, una joven de 24 años, le preguntó a Francisco: “Varias veces, en mi vida personal, he hablado con personas más grandes sobre problemas de amor y sexualidad. Siempre, me he encontrado con una falta de atención y comprensión; he tenido la sensación de que no me escuchaban. Creo que esto sucede porque somos la primera generación que habla y habla específicamente sobre estos temas”.

A lo que el Papa respondió: “La sexualidad, el sexo, es un don de Dios. No es ningún tabú. Es un don de Dios, un don que el Señor nos da. Tiene dos objetivos: amarse y generar vida. Es una pasión, es el amor apasionado. El verdadero amor apasionado. El amor entre un hombre y una mujer, cuando es apasionado, te lleva a dar la vida para siempre. Y a darla con el cuerpo y el alma”.

A continuación, mencionó que “así se debe hablar de la sexualidad”, en la dimensión “del amor entre el hombre y la mujer para toda la vida” y por eso señaló que el sexo “por diversión” es fruto de debilidades y de caídas espirituales, “como todos los pecados”.

Cuando el sexo se tiene de esa forma, “separado del amor”, es un acto “cosificado”, dijo y agregó: “Se gana mucho dinero con la industria del porno, por ejemplo. Es una degeneración respecto al nivel donde Dios la ha colocado (a la sexualidad). Y con este comercio se gana mucho dinero. Pero la sexualidad es grande: defiendan su dimensión sexual, su identidad sexual. Defiéndanla. Y prepárenla para el amor, para insertarla en ese amor que os acompañará durante toda tu vida”.

Se gana mucho dinero con la industria del porno, por ejemplo. Es una degeneración respecto al nivel donde Dios ha colocado la sexualidad

El Papa se animó incluso a dar un ejemplo con una pareja de ancianos que saludó alguna vez en la Plaza San Pedro: “Había dos personas mayores, ancianas, que celebraban el sexagésimo aniversario del matrimonio. ¡Eran luminosos!”.

“Y yo les pregunté:

-¿Han reñido mucho?

-Bueno, a veces...

-¿Y vale la pena esto, el matrimonio?

Y estos dos, que me miraban, se miraron el uno al otro y luego volvieron a mirarme, y tenían los ojos húmedos, y me dijeron:

-Estamos enamorados”.

“¡Después de 60 años!”, exclamó el Pontífice.

En esa misma respuesta, contó otra historia de un anciano, “muy anciano”, con su esposa que le confesaron: “Nos amamos mucho, y a veces nos abrazamos. No podemos hacer el amor a nuestra edad, pero nos abrazamos, nos besamos... Esta es la verdadera sexualidad. No la separen nunca del lugar tan hermoso del amor. Necesitamos hablar así de la sexualidad”.

REDACCIÓN VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.