Obispos reafirman compromiso contra casos de pederastia

Obispos reafirman compromiso contra casos de pederastia

Los jerarcas señalaron que están avanzando en acciones para enfrentar este delito.

Obispos

Los obispos de la Iglesia colombiana se reunieron en Bogotá para tratar los temas que en su opinión más están afectando al país.

Foto:

Twitter: @episcopadocol

Por: María Camila González
06 de julio 2019 , 05:30 a.m.

Si bien los escándalos por abusos sexuales de menores de edad cometidos por sacerdotes no eran uno de los temas centrales de la Asamblea Plenaria del Episcopado que concluyó este viernes, y que durante cinco días reunió a 80 obispos del país, sí terminó siendo tratado por los jerarcas de la Iglesia católica colombiana.

Durante una rueda de prensa realizada tras la clausura de la 108.ª Asamblea, que tuvo lugar en Bogotá, los obispos adelantaron que la mayoría de jurisdicciones eclesiásticas ya están trabajando en la adopción de una ruta para atender y prevenir los casos de pederastia. Sin embargo, no se refirieron a si han reportado las denuncias ante la Fiscalía para que sean investigadas ni dieron detalles sobre cómo las van a manejar.

EL TIEMPO conoció que, desde hace meses, la Fiscalía y la Conferencia Episcopal vienen trabajando en un protocolo para hacer frente a casos de delitos sexuales en los que sean señalados religiosos. Aunque se ha avanzado en dicho procedimiento, la construcción de este continúa en obra gris.

Al tiempo, la Fiscalía realiza un censo de los casos que están en las regiones y evalúa la forma de impulsarlos, e incluso revisa si hay procesos que no fueron cerrados adecuadamente y si existen evidencias para reabrirlos.

En un informe publicado por este diario el pasado mayo, el ente acusador estimaba que había al menos 57 procesos penales contra sacerdotes acusados de abusar de menores.

Monseñor Elkin Fernando Álvarez, secretario general de la Conferencia Episcopal y obispo auxiliar de Medellín, señaló que “efectivamente, sí se habló con mucha claridad del manejo y las rutas de atención para los casos de eventual abuso contra menores de parte de sacerdotes o personas vinculadas a la Iglesia. Particularmente, hablamos de la implementación de un decreto que emitió el Papa”, dijo Álvarez.

(Le puede interesar: Pederastia, el pecado que empieza a confesar la Iglesia en Colombia)

Dicha orden papal, que entró en vigor el primero de junio y es conocida como ‘Vosotros sois la luz del mundo’, concentra las normas que tienen que seguir los miembros de la Iglesia católica en los casos de abuso sexual, y especialmente establece la obligación de denunciar ante las autoridades judiciales estos delitos, así como la prohibición de que se encubran esos actos.

Cabe recordar que el pasado febrero, la Arquidiócesis de Bogotá les presentó a sus sacerdotes, parroquias, centros de culto, colegios, seminarios y centros de formación el documento ‘Entornos protectores en la Iglesia, ruta de acompañamiento en presuntos casos de violencia sexual de niñas, niños, adolescentes y adultos en estado de vulnerabilidad’, que establece un protocolo para que la información sea reportada a la Fiscalía de manera inmediata.

Se les ha dicho al clero y a todas las personas que se están formando que se tiene que denunciar

De hecho, en la primera asamblea de este año, celebrada hace cuatro meses, los jerarcas acordaron la obligación de denunciar directamente los casos de pederastia ante las autoridades civiles, y no como se venía haciendo cuando dejaban que la víctima decidiera si reportar el hecho o no.

La actitud en su momento frente a un caso de estos no era de complicidad, sino de ayuda misericordiosa, y nos equivocamos. Ahora nosotros tenemos la obligación, y se les ha dicho a todo el clero y a todas las personas que se están formando, que se tiene que denunciar. Todas las diócesis tenemos un manual de comportamiento en ese sentido”, afirmó monseñor Héctor Salah Zuleta, obispo de Riohacha.

“Nosotros estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para que no se vean más estos casos, pero es urgente también que se mire en otros sectores de la sociedad, porque los abusos empiezan en la casa”, dijo.

(Además: El ‘mea culpa’ de la Iglesia en los escándalos de pederastia)

Otro de los compromisos que habían asumido, que también está en el decreto emitido por el papa Francisco, era el de crear comisiones dedicadas a atender y prevenir los casos de pederastia. Sobre este tema se refirió al final de la asamblea el secretario del episcopado, monseñor Elkin Álvarez, quien afirmó que la mayoría de las diócesis ya tienen esos mecanismos.

“En la asamblea estuvimos discutiendo la implementación de organismos diocesanos estables para la atención de las denuncias, y casi la totalidad, porque faltan dos o tres, de las jurisdicciones eclesiásticas tienen esos organismos para recibir las denuncias”, aseguró el secretario de la Conferencia Episcopal.

La otra tarea pendiente que les quedó a los obispos, y que también fue anunciada en la asamblea de febrero, es la creación de unos departamentos interdisciplinarios para proteger a los menores. Esos grupos estarían bajo la dirección de la Comisión Nacional de Protección de Menores de Edad; hasta ahora solo se ha creado en Bogotá.

“En varias diócesis vamos avanzando hacia esos grupos o equipos de buen trato que tienen psicólogos, trabajadores sociales, canonistas, abogados y psiquiatras para poder no solamente ser canales de denuncia y atención de estas, sino también de acompañamiento general de estas situaciones”, agregó Álvarez.

Además de la atención de los casos, los jerarcas también subrayaron la necesidad de prevenir los casos de abuso sexual de menores de edad en sus entornos más cercanos, además de la Iglesia. El presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Villavicencio, monseñor Óscar Urbina, dijo que “la tarea más grande es la prevención”, además de explicar que están revisando la forma de articular con las instituciones del Gobierno unas medidas para proteger a los menores de edad en sus entornos.

(Lea también: 'Hay curas a quienes se les está pidiendo el pasado judicial')

Los otros temas que preocupana la Iglesia

La migración de venezolanos, los efectos ambientales y sociales de la aspersión con glifosato, la corrupción y la situación de líderes sociales en el país, fueron algunos de los temas abordados durante la Asamblea del Episcopado Colombiano, que concluyó este viernes en Bogotá.

La corrupción, que incrementa la inequidad, la ilegalidad, el narcotráfico, la pobreza y distintas formas de violencia, se ha vuelto un mal gravísimo para Colombia”, dijeron los obispos en el encuentro. “Debemos conocer y acoger las iniciativas que se juzguen válidas en el país para combatir este flagelo, rechazar este tipo de prácticas corruptas y cultivar una cultura de honestidad y transparencia”.

(Además: ‘Quisiera que el padre que me violó por lo menos dejara de dar misa’)

Frente a los desafíos que vienen con la implementación del acuerdo de paz, firmado en diciembre del 2016 entre el Gobierno y las Farc, el arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón, señaló que la Iglesia le apuesta a la paz y está al servicio de ella, “pero no es fácil porque requiere de la concordancia de las voluntades de todos”.

“Mientras el egoísmo de la persona esté a flor de piel, y cada uno quiera buscar sus propios beneficios, todos nos estamos destruyendo. El diálogo verdadero, que nos siente a buscar el bien común, es la mejor opción”, le dijo a EL TIEMPO.

Por esa misma vía estuvo Orlando Olave, obispo de Tumaco, quien avivó la discusión sobre el uso del glifosato en la erradicación de los cultivos de coca.

“La salida para enfrentar el incremento de los cultivos de uso ilícito no es necesariamente la aspersión aérea, sino erradicar los problemas que tiene la zona, como la pobreza, el desempleo y la misma corrupción”, dijo y agregó que los cultivadores son “el eslabón más débil de la cadena” de grandes estructuras delincuenciales.

(Le puede interesar: ‘Soy sacerdote con un hijo nacido de una relación de amistad’)

Por supuesto, la crítica situación que viven los líderes sociales en el país también acaparó la atención de los jerarcas católicos. Los obispos manifestaron su “profunda consternación por los asesinatos de hermanos y hermanas” e hicieron un llamado a la sociedad a “mantener la estabilidad de las regiones y de la democracia, así como a continuar avanzando por los caminos que garantizan la vida, la libertad y la justicia”.

Y monseñor Víctor Ochoa, de Cúcuta, habló sobre la situación que atraviesan “nuestros hermanos de Venezuela” en Colombia y dijo que la Iglesia está atendiendo a los migrantes en la frontera, repartiendo más de 6.000 platos de comida al día, además de disponer de albergues para atenderlos en medio de una crisis que, en su opinión “hasta ahora empieza”.

Al clamor de monseñor Ochoa se sumaron todos los obispos, quienes invitaron a acoger, proteger e integrar a los migrantes venezolanos.

(También: El video en el cual sacerdote del 20 de Julio confesaría abuso a niño)

Tres preguntas a monseñor Elkin Álvarez

¿En qué se ha avanzado para atender los casos de abuso a menores, se habló de eso en la asamblea?

Efectivamente, estuvimos hablando con mucha claridad sobre el tema del manejo y rutas de atención para los casos de eventual abuso contra menores de parte de sacerdotes o personas vinculadas a la Iglesia. Particularmente, estuvimos hablando de un decreto emitido por el Papa que tiene que ver con la implementación de organismos diocesanos estables para la atención de las denuncias. Aprovecho para decir que casi todas las diócesis tienen organismos estables para recibir esos reportes. En términos generales, eso que pide el Papa, en Colombia hemos venido siguiendo los pasos.

¿Qué plazo tienen para la implementación de las llamadas comisiones para el buen trato?

El Papa pide que haya un organismo estable y en algunas comisiones, como las de Bogotá, Medellín y Villavicencio, ya se tiene. Todas las diócesis las deben tener antes de junio de 2020.

¿La ruta que tiene Bogotá será aplicada al resto de diócesis del país?

Cada diócesis puede manifestar la ruta de acuerdo a sus circunstancias, pero hay unos acuerdos comunes que fueron los que definió el papa Francisco.

MARÍA CAMILA GONZÁLEZ
Redacción VIDA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.