Secciones
Síguenos en:
Obispos denuncian que el ELN está minando campos en Murindó, Antioquia
Eln

El hombre se trasladaba con el objetivo de asumir el mando del Frente de Resistencia Cimarrones del Eln, que delinque en el departamento de Chocó.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Obispos denuncian que el ELN está minando campos en Murindó, Antioquia

Una misión de sacerdotes que estuvo en el territorio alertó al Gobierno Nacional.

Ejército de Liberación Nacional (ELN) está poniendo minas antipersonal en campos cultivados por las comunidades al igual que en los caminos que utiliza la población  
de Murindó (Antioquia), denunciaron obispos que hicieron parte
de una misión humanitaria y pastoral en esta zona del país.

Un comunicado la misión indica que entre los hallazgos está que la guerrilla del "ELN ha instalado minas antipersonal dentro de los cultivos y en los caminos de las comunidades" en esta zona de la región del Urabá, en el departamento de Antioquia.(Vea también: Iglesia Católica, alarmada por recientes hechos violentos en el país)

La información indica que tanto el ELN como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), herederas de los grupos paramilitares, han cometido graves violaciones al Derecho Internacional Humanitario y afectado los derechos humanos de sus habitantes.

"Los grupos armados luchan por obtener el control de las rutas del narcotráfico, la implantación y recolección de cultivos de uso ilícito y el posicionamiento geoestratégico", asegura el documento.

La consecuencia de todo esto es que las comunidades indígenas han sido víctimas de "confinamiento, desplazamiento, reclutamiento de sus jóvenes, amenazas a líderes y comunidades y la pérdida de su autonomía".

Expresan, igualmente, su preocupación porque las AGC se muevan con mucha libertad en el territorio, una situación que "ha sido una constante en los últimos años y se ha hecho de manera muy visible en toda la cuenca del río Atrato".

De la misión hicieron parte delegaciones de las diócesis de Quibdó y Apartadó, el Consejo Comunitario Mayor de la Organización Campesina Integral del Atrato (Cocomacia), el Cabildo Mayor de Murindó y la Coordinación Regional del Pacífico, y se desplegó en terreno entre el 7 y el 11 de este marzo.

(Le puede interesar:Esto deberá tener en cuenta la iglesia para Semana Santa)

Las exigencias de la misión

Ante la grave situación humanitaria de indígenas y campesinos, la misión exigió la intervención del Estado para garantizar los derechos sociales, el desminado territorial y la protección colectiva que les permita gozar de tranquilidad en sus entornos culturales.

A las fuerzas de seguridad del Estado les exige un "distanciamiento total de actores ilegales para que se garantice su labor de protección".

Por último, insisten ante el Gobierno Nacional para que "abra nuevamente el espacio a la solución dialogada al conflicto armado" porque la guerra desatada en territorios del departamento de Antioquia, la Costa Pacífica y otras regiones del país "hundirán a las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes en una espiral de violencia sin fin que destruirá la vida de muchas personas".

EFE

Más noticias relacionadas

-(Así viven los misioneros que llevan evangelio a comunidades apartadas)

-(Obispos del Pacífico se reúnen para analizar situación de la región)

-(Los templos católicos más impresionantes del mundo)

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.