Secciones
Síguenos en:
'La eutanasia es un homicidio': Iglesia Católica
eutanasia

Según el fallo de la Corte, ya no es necesario ser un paciente terminal para acceder a la eutanasia.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

'La eutanasia es un homicidio': Iglesia Católica

Según el fallo de la Corte, ya no es necesario ser un paciente terminal para acceder a la eutanasia.

Monseñor Francisco A. Ceballos dice que la solución no es matar al enfermo terminal, sino cuidarlo.

Este jueves 22 de julio la Sala Plena de la Corte Constitucional amplió el derecho fundamental a morir dignamente.

Con el fallo las personas afectadas por enfermedades no terminales también podrán acceder a la eutanasia, un tema que la Iglesia Católica sigue viendo con desaprobación. Incluso, señala monseñor Francisco Antonio Ceballos Escobar, presidente de la Comisión Episcopal de Promoción y Defensa de la Vida, como un "homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto divino de su creador".

(Lea también: Alcances del fallo que amplía la eutanasia a pacientes no terminales)

De acuerdo con monseñor Ceballos, "el catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que la persona enferma o disminuida debe ser atendida para que lleve una vida tan normal como sea posible, cualquiera que sean los motivos y los medios la eutanasia directa es moralmente inaceptable, por tanto una acción u omisión que de súbito o en intención provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio".

En ese orden de ideas, desde la Iglesia se aboga por los cuidados paliativos: "Estos constituyen una forma privilegiada de atender a una persona terminal. Pensamos que la solución no es matarlos, es cuidarlos e incentivar en el mundo médico y científico medidas que nos ayuden a morir dignamente", manifiesta el sacerdote, quien añade que morir con dignidad para ellos es acompañar a los enfermos terminales hasta su último momento.

(Además: Padre Rafael García Herreros: un paso más hacia su beatificación)

"Los cuidados paliativos para nosotros son una caridad desinteresada. Es importante acompañar al enfermo terminal hasta el último momento, cuidándolo, buscando las maneras de que pueda morir sin dolor, sin padecimientos, pensando que la solución no es matarlos para evitarnos grandes gastos, sufrimientos y preocupaciones", asegura.

Monseñor Ceballos insiste en que la vida es sagrada desde la concepción hasta el momento de la muerte. "Esa es la posición del catecismo, y por su puesto que es la posición de nosotros como Iglesia", postura que se mantiene aun ante documentos como la sentencia 797 del 2014, la resolución 971 del 2021 y el fallo de ayer.

REDACCIÓN VIDA

Encuentre también en Vida:
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.