Secciones
Síguenos en:
Antiguo y Nuevo Testamento: entienda la línea del tiempo en la Biblia
Biblia

Las primeras ediciones, surgieron gracias a Gutemberg y su mecenas financiero Johann Fust.

Foto:

iStock

Antiguo y Nuevo Testamento: entienda la línea del tiempo en la Biblia

Las primeras ediciones, surgieron gracias a Gutemberg y su mecenas financiero Johann Fust.

FOTO:

iStock

La Biblia está compuesta por Antiguo Testamento, con 46 libros, y Nuevo Testamento, con 27 libros.

Muchas veces, las personas tienden a confundir el Congreso con el Senado o el Congreso con la Cámara de Representantes; lo mismo ocurre con la Biblia, texto que está compuesto por el Antiguo Testamento con 46 libros y el Nuevo Testamento, con 27 libros.

(Le puede interesar: 'Estoy vivo, aunque algunos me querían muerto', Papa bromea con jesuitas)

Cada uno de esos dos grandes libros que la componen, está dividida en cuatro grupos de libros. El Antiguo Testamento se divide en el Pentateuco, los Históricos, los Poéticos y los Proféticos y, el Nuevo Testamento en los Evangelios, los Hechos de los Apóstoles, las Cartas y el Apocalipsis.

Toda la Biblia, se dice que fue escrita por inspiración divina, de ahí que el Cardenal Baronio siempre manifestase que: “El propósito de Espíritu Santo, al inspirar la Biblia, era enseñarnos como se va al Cielo y no, cómo va el cielo”.

El denominado Pentateuco, por el número de libros, cinco, se compone del Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Este conjunto de textos, que también son la Torá judía, se piensa que fueron escritos por Moisés, pues aparecen muchas citas de sus propias palabras.

(Le recomendamos: El papa pide a la Iglesia reconocer errores y pedir perdón por abusos).

Aquí, particularmente están el relato de la creación, la historia de Adán y Eva (Cabe mencionar que el pintor Alberto Durero en 1507, representó a Adán y Eva comiendo una manzana, aunque en el Génesis 16, 17, nunca se habla de ella, sino del fruto prohibido, Caín y Abel, el Arca de Noé, la torre de Babel, Sodoma y Gomorra, Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, Jacob y Esaú, con la venta de la primogenitura por un plato de lentejas, que en Colombia dio origen al término político 'lentejismo' al venderse al mejor postor; la vida de José; los relatos de Moisés con las plagas de Egipto, el paso del Mar Rojo, la Pascua, los Diez Mandamientos, el Arca de la Alianza, el trasegar por el desierto y la muerte de Moisés; las Doce Tribus de Israel y las leyes tradicionales israelitas y sus celebraciones.

Acerca del relato de la creación, Eduardo Caballero Calderón decía que “Los dioses del Olimpo fueron creados por los hombres a imagen y semejanza suya, y en la Biblia, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”.

Fotografía cedida a EFE por Christie's donde se aprecia la única Biblia Regia de Felipe II.

Foto:

EFE/Christies

Los Históricos, contemplan a Josué, el paso del Jordán y la caída de las murallas de Jericó; Sansón y Dalila, Ruth y Noemí; el rey Saúl, la historia de David y Goliat; la historia del rey David; Salomón y la reina de Saba; Elías y Eliseo y las muchas batallas, reyes y sus genealogías; la división del reino; el exilio y el regreso y la historia de Judith y Esther. Se dividen en los libros de Josué, Rut, Samuel I y II, Reyes I y II, Crónicas I y II, Esdras, Nehemías, Tobías, Judith, Esther, Jueces y Macabeos I y II.

(Lea también: Significado de las siete iglesias del Apocalipsis, según Benedicto XVI)

En los Poéticos, o libros de sabiduría, hay muchos aforismos y refranes, que más adelante encontraron gran lugar en El Quijote. Están los 150 salmos para toda ocasión, cientos de proverbios, escritos por Salomón; dichos de sabiduría, prudencia, bienestar, riqueza, santidad, familia, amigos, normas de cortesía, miseria y muerte y cánticos al amor. Corresponden a: Salmos, Job, Proverbios, Eclesiastés, Cantar de los Cantares, Sabiduría y Sirácide (Eclesiástico).

Los Proféticos hablan de diferentes predicciones del pasado, presente y futuro de Israel y, particularmente, están divididos en los textos de los profetas mayores (más extensos) y los profetas menores. Los primeros, Isaías, Jeremías y Ezequiel y, los segundos Daniel, Oseas, Joel, Amos y Jonás. El libro de Isaías describe anticipadamente la pasión de Cristo y los judíos desconocen este libro de la Biblia y Macabeos II.

El escritor colombiano William Ospina ha dicho que “La Biblia y los poemas homéricos son fundamentalmente las obras fundadoras de la tradición literaria occidental” y, no es para menos, pues la meditación que nos permite hacer la Biblia a católicos y cristianos, así como a judíos, parte de una reflexión orante, que es, sobre todo de la Palabra de Dios allí consagrada.

(Además: Papa condena el aborto, pero pide un enfoque 'pastoral')

El Nuevo Testamento

Uno de los grandes libros de la humanidad.

Foto:

Archivo particular

Entramos ahora a la segunda gran parte de la Biblia, el Nuevo Testamento, dedicado, particularmente a la vida y mensaje de Jesús. Se inicia con los Evangelios. Evangelio significa buen mensaje de eu-angelión y Eucaristía significa acción de gracias. Y, aunque el escritor colombiano Pablo Montoya dice que “Los evangelios ocupan el espacio de los muebles ostentosos”, es verdaderamente allí donde se encuentra el mensaje de la salvación.

(Le recomendamos: El papa: No reduzcamos la cruz a un símbolo político)

Los Evangelios se dividen en cuatro libros, de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, cada uno con un estilo distinto, pero llenos de profundidad en el mensaje, tanto que hacen parte central de la celebración eucarística de los católicos. “Recordémoslo bien todos: no se puede anunciar el Evangelio de Jesús sin el testimonio concreto de vida”, ha dicho el papa Francisco.

Inician con la Anunciación del arcángel Gabriel a María. Después, el nacimiento de Jesús, los reyes magos, la Sagrada Familia, la huida a Egipto; el niño perdido y hallado en el templo entre los doctores de la ley; la vida pública del Señor (En la Biblia, el título 'Señor'designa ordinariamente al Dios soberano); las tentaciones en el desierto, el bautizo de Jesús por su primo Juan; las bienaventuranzas y el Padre Nuestro; las parábolas de Jesús y sus numerosos milagros, comenzando por la autorrevelación en las bodas de Caná; la negación de Pedro y la traición de Judas, el triduo de la pasión, muerte y resurrección y sus apariciones.

Se pasa luego a los Hechos de los Apóstoles, donde hay muchos temas sobresalientes, la ascensión de Jesús al cielo, la venida del Espíritu Santo, las descripciones de la vida común de la Iglesia primitiva; el martirio de Esteban, Felipe y el etíope; la conversión y el martirio de Saulo de Tarso, San Pablo, conocido como 'El apóstol de las gentes'; la obra misionera de Pedro, Pablo, Bartolomé y otros apóstoles, así como los milagros que hicieron en el nombre de Jesús.

(Vea: El papa afirma que aún existe la esclavitud de la mujer)

Las Cartas. De las 21 cartas de los Hechos de los Apóstoles, más de la mitad se atribuyen a San Pablo y son, particularmente, mensajes a comunidades cristianas como los Romanos, Corintios I y II, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, Tesalonicenses I y II, Timoteo I y II, Tito, Filemón y Hebreos y, en general, a los líderes de distintas comunidades. El mensaje aquí es el de la gracia, la fe, la eucaristía, la metáfora del cuerpo, la diversidad de dones, el ministerio de la Iglesia, el sufrimiento y la conducta del cristiano. El cardenal Bergoglio, antes de ser pontífice, expresaba que es a través de la cultura como el Evangelio puede aproximarse al hombre, a este hombre que es principio, medio y fin de la cultura. Continúan las cartas católicas de Santiago, Pedro I y II, Juan I, II y III y Judas.

El Apocalipsis. El emperador Domiciano fue quien desterró a San Juan Evangelista a la isla de Patmos, en donde por inspiración divina escribió el Apocalipsis. Es uno de los libros bíblicos más mal interpretados, pero allí se revela que Dios es Rey de reyes y señor de señores.

Algunas personas hablan de la Biblia oculta, o de los libros apócrifos, del griego biblio apokrifoi, libro prohibido, donde está el denominado Evangelio de Nicodemo, también llamado Hechos de Pilatos, donde se asegura que Poncio Pilatos se convirtió al cristianismo y fue mártir. Esto no es más que tema para programas pseudohistóricos de televisión. Para el cardenal Bergoglio, antes de ser Francisco, “La cuestión no es meterse en la política partidaria, sino en la gran política que nace de los mandamientos y del Evangelio”.

Las primeras ediciones, por así decirlo 'populares' de la Biblia surgieron gracias a Gutemberg y su mecenas financiero Johann Fust, quienes construyeron la imprenta en 1450 y publicaron en 1455 la Biblia de Guttemberg.

Al comprar una Biblia, (a veces sólo para poner de adorno a la entrada de algunas casas), es importante revisar que sea la original. ¿Cómo? Verificando que esté aprobada por alguna autoridad de la Iglesia Católica con las palabras en latín “imprimatur” y “nihil obstat”, que significan: “se puede imprimir” y “nada obstaculiza su impresión”.

Igualmente, que incluya los 73 libros: 46 del Antiguo Testamento y 27 del Nuevo Testamento, pues los “protestantes”, o “hermanos separados”, como sería políticamente correcto mencionarlos, de las principales denominaciones, sólo aceptan una lista bíblica de 66 libros: 39 del Antiguo Testamento y 27 del Nuevo.

Algunas curiosidades:

El seudónimo de Junker Jôrg, fue utilizado durante doce años por Martín Lutero, mientras estuvo oculto en el castillo de Wartburg traduciendo la Biblia al alemán.
Se dice que en la Biblia se menciona al perro 18 veces.

Los ingleses quisieron desvirtuar el Tratado de Tordesillas, pidiendo que, para validar esa decisión, el Papa debía mostrar el testamento de Adán.

Finalmente, cuando a alguien se le dice que tiene muchas ínfulas, nos estamos es referido a las pequeñas cintas que cuelgan detrás de la mitra de los obispos y significan que éste tiene el conocimiento del Antiguo y del Nuevo Testamento.

El papa pide a la Iglesia reconocer errores y pedir perdón por abusos

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.