Secciones
Síguenos en:
La importancia de la cédula animal
AUTOPLAY
El Tiempo En Vivo: La importancia de la cédula animalEl Tiempo En Vivo: La importancia de la cédula animal
Consejos para mascotas en cuarentena

EL TIEMPO

La importancia de la cédula animal

Reducir el abandono y actuar en casos de pérdida o robo, algunas ventajas de su trámite.

Si bien el #adoptanocompresha cuadriculado las redes sociales en los últimos años, el abandono de mascotas también se está convirtiendo en tendencia, sobre todo en estos días de pandemia en los que la crisis económica y las fake news alimentan la ansiedad y la inseguridad de tenencia de animales en casa.

(Lea también: Las razas de perros más grandes, sanas, curiosas y activas)

En el 2019, en Bogotá la cifra de animales abandonados rondaba los 120.000. “Pero se ha incrementado debido a la emergencia desatada por el covid-19. La gente es muy irresponsable y no investiga, se deja llevar por lo primero que escucha y malinterpreta las noticias”, dice Johanna Pérez, directora de la Fundación Animalove.

“Después, cuando se enteran de que los perros y gatos no transmiten el virus, no quieren estar con ellos tampoco. Muchos ya no tienen el dinero para mantenerlos y los consideran un estorbo, como ‘algo’ innecesario para la economía del hogar”, agrega la animalista que al día rescata entre tres y cuatros animales de las calles de la capital del país.

(Lea también: Cuando leerle a un perro puede ser un camino de aprendizaje)

Una de las iniciativas para frenar esta y otras problemáticas como la pérdida y el robo de mascotas es la expedición de las cédulas para los animales de compañía, un proyecto de ley radicado en el Congreso de la República el pasado 22 de julio por el representante del Centro Democrático Edward Rodríguez, y que está en curso para convertirse en ley.

La propuesta supone la implantación de un microchip que, además de contener los datos del animal, como su procedencia, raza, descendencia, serial de identificación, registros de vacunación y tipificación del animal si es de una raza potencialmente peligrosa, incluirá su historial médico y los datos de contacto del responsable o cuidador y garantizará el acceso al apoyo de la RED Identificación Animal y de la Línea Única Nacional en caso de pérdida o hurto, para poner el caso en conocimiento de las autoridades y actuar de manera oportuna.

“A través del microchip, el cual está ligado a una base de datos, se puede facilitar la búsqueda o recuperación de animales perdidos.También se puede monitorear aquellos que van a esterilización pública y dicha información queda consignada y, en el caso de animales que deambulan o están involucrados en accidentes de tránsito, podrán ser ubicados sus tenedores”, explica Nancy López, docente de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Fundación Universitaria San Martín.

(Lea también: Gordofobia y el fat shaming: una lucha de pesos pesados)

Para la experta, este documento también sería aliado en la lucha contra el maltrato animal pues, en caso de identificarse casos de abuso, facilitará la búsqueda, el seguimiento e, incluso, la misma incautación del animal de una forma más ajustada a la realidad, ya que en algunas ocasiones se cambian los animales o no se logran identificar plenamente. Asimismo, la información contenida en el chip sería relevante para controlar el comercio, la reproducción y cría de animales de compañía.

A través del microchip ligado a una base de datos, se puede facilitar la búsqueda de animales perdidos

A nivel nacional

Aunque este sistema ya funciona en Bogotá, aún hay deficiencias por los costos. “No es muy asequible para muchas familias, ya que la implantación del microchip en una veterinaria cuesta entre 40.000 y 60.000 pesos y no todos los cuidadores tienen ese dinero. Más aún si tenemos en cuenta que el abandono de mascotas se da en zonas de estratos bajos como Usme, Soacha, Boitá, etc. en donde hay sobrepoblación canina porque si la gente no tiene para comer, mucho menos para sacarle la cédula a su mascota”, explica Johanna Pérez, de la Fundación Animalove.

(Lea también: El pan sigue en el trono de los alimentos)

De ahí la importancia de que este proyecto siga su curso y se convierta en ley nacional. “Es un hecho que las mascotas han aumentado su número en la mayoría de las regiones del país, y su papel y vínculo con la familia cada vez son más importantes; por lo tanto, proveer alos organismos de educación, prevención, vigilancia y control en el tema de animales de compañía podría ser valioso. Esto sería la base de una política pública más ajustada a las realidades de las regiones”, sostiene la experta de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Fundación Universitaria San Martín.

Según el proyecto, las veterinarias tendrán un plazo inferior a un año para implementar la cédula de microchip a las mascotas que trate, en alianza con el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, que deberá formular los lineamientos generales para la creación de la plataforma virtual que garantice la seguridad de la información.


PILAR BOLÍVAR
Para EL TIEMPO @lavidaentenis

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.