Secciones
Síguenos en:
Pros y contras de las rutinas de ejercicio en casa
Ejercicio

Es clave seleccionar de forma responsable la fuente de información sobre la que basamos nuestro entrenamiento.

Foto:

Istock

Pros y contras de las rutinas de ejercicio en casa

FOTO:

Istock

Experto explica qué tener en cuenta para entrenar en casa, y alerta sobre los seudogurús.

Ante la obligada restricción de la actividad física durante el estado de alarma, muchas personas modificaron su forma de hacer deporte con entrenamientos en línea desde casa. ¿Se afianzarán estos nuevos formatos o cuando el miedo al contagio pase todo volverá a ser presencial?

(Podría interesarle: Al 79 % de los estudiantes les cuesta concentrarse desde casa)

La pandemia de covid-19 ha provocado un verdadero auge del deporte en casa. Solo entre mayo y julio, en redes sociales se multiplicaron por 12 las búsquedas de rutinas de ejercicios en casa, y crecieron en 73 % las búsquedas de rutinas de ejercicios para niños, según el ‘Informe sobre nuevas prioridades’, publicado el 21 de julio por Pinterest.

Helios Pareja, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Europea, asegura que “teniendo en cuenta que las alternativas para practicar ejercicio están reducidas por la cuarentena, puede que esta modalidad nos acompañe unos meses más.

(Lea también: Trump da luz verde a perforaciones petroleras en el Ártico de Alaska)

Pareja reconoce los riesgos para la salud que conlleva una reducción drástica del ejercicio debido al confinamiento, pero recuerda que es importante realizarlo con precaución para evitar lesiones.

¿Se pueden alcanzar los mismos objetivos en esta modalidad?

La práctica de ejercicio puede llevarse a cabo con distintos propósitos. Además del estético o saludable, es un potente socializador y catártico. Podemos adaptar la mayoría de protocolos de entrenamiento que persiguen adelgazar, tonificar o incrementar la masa muscular para seguir realizándolos en casa con pocas limitaciones técnicas o funcionales.

Sin embargo, los objetivos sociales y psicológicos pueden ser más difíciles de adaptar. Un caso aparte es el entrenamiento con fines deportivos o de rendimiento, ya que requiere una infraestructura y unos espacios que hacen que sea muy complicado adaptarlo al entorno habitual del hogar.

(Además: Se habría roto el récord de temperatura en el mundo: 54,4 grados)

¿Cuáles son los beneficios y perjuicios del deporte en casa?

Normalmente, los entrenadores de gimnasios y clubes son profesionales cualificados (licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte), por lo que podemos entrenar con eficacia y seguridad. Un importante problema a la hora de realizar ejercicio en casa es elegir una fuente o guía confiable de información que, además de motivar, tenga suficientes conocimientos para que el entrenamiento sea eficaz y seguro para la salud.

Durante el confinamiento han crecido los seudogurús del entrenamiento, sin especialización y apenas con conocimientos, que han conseguido llegar a un importante grueso de la población gracias a su cuidada estética, carisma y gratuidad. Igual que asumimos y exigimos un médico acreditado cuando acudimos al hospital, deberíamos hacer lo propio cuando buscamos mejorar nuestra salud o estética a través de entrenadores o educadores físico deportivos acreditados.

El encierro animó a muchos a comenzar con el deporte. ¿Cómo ayuda esto en situaciones como la cuarentena?

Uno de los motivos más frecuentes para no practicar ejercicio es la falta de tiempo. Durante el confinamiento, muchas personas encontraron un periodo extra que decidieron emplear en esta tarea. El ejercicio físico tiene múltiples beneficios biológicos que mejoran el estado psicológico de la persona que lo practica siguiendo ciertas pautas de intensidad, volumen y tipo de ejercicio.

El músculo, cuando es sometido a contracciones repetidas, es capaz de estimular ciertas sustancias que son liberadas a la sangre por la que viajan hasta órganos como el cerebro, donde modulan numerosas acciones neurotróficas. De hecho, la práctica de ejercicio se ha relacionado con la prevención de distintas alteraciones psicológicas y psiquiátricas como la ansiedad, depresión y trastornos del ánimo.

¿La adherencia es mayor o menor en casa que con clases presenciales?

La presencialidad siempre se ha asociado con una mayor adherencia, mientras que la autogestión de un tiempo que erróneamente consideramos de ocio suele llevar a una mayor tasa de abandono. Concienciarse de que practicar ejercicio físico no es solo ocio, sino una práctica de salud, ayudará a mantener la conexión durante la vuelta a la normalidad en la que la vorágine de tareas nos llevará de nuevo a menospreciar su importancia o necesidad.

En los años 90 la gente compraba videos de ejercicios para hacerlos en casa. ¿Cómo han cambiado los formatos desde entonces? Ahora somos más propensos a usar pantallas para todo.

En la actualidad contamos con una amplia variedad de plataformas y soportes desde los cuales podemos ver videos de entrenadores (cualificados o no) y seguirlos desde cualquier lugar. El acceso a estos videos se ha democratizado para los usuarios, pero también para los entrenadores, con la consecuente publicación de contenido poco (o nada) filtrado que nos puede llevar a seguir indicaciones que pongan en riesgo nuestra salud.

Qué debemos tener en cuenta si queremos entrenar en casa

​- Seleccionar de forma responsable la fuente de información sobre la que basamos nuestro entrenamiento. Hay que priorizar siempre a los entrenadores acreditados (con licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte).

- Elegir el tipo de ejercicio que nos guste. Esto ayudará a mantener la adherencia durante más tiempo. La efectividad a corto plazo sirve de poco si no nos motiva el ejercicio que realizamos.

- Controlar la intensidad del entrenamiento con pulsómetros, pulseras de actividad u otros dispositivos.

- Evitar correr largas distancias dentro de casa. El objetivo es evitar alteraciones en el patrón de la marcha que incrementen el riesgo de lesiones.

- Hacer ejercicio en casa no es sinónimo de montar un gimnasio dentro. Podemos entrenar para cualquier objetivo sin tener que adquirir aparatos. Modalidades como la calistenia o el pilates nos enseñan que el material es secundario.

- Eso sí, siempre que sea posible conviene hacer ejercicio aeróbico y preferiblemente fuera de casa.

SISTEMA DE INFORMACIÓN CIENTÍFICA (SINC)
EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.