Todo lo que entra sale por algún lado.../ De tu lado con Álex

Todo lo que entra sale por algún lado.../ De tu lado con Álex

Estamos tan expuestos a la violencia, el odio y la agresión que terminamos siendo lo que consumimos 

Persona gritando

Estamos tan expuestos a imágenes de matanzas, violaciones e injusticias que muchos ya son inmunes a sus efectos y lo consideran ‘normal’.

Foto:

IStock

Por: Alexandra Pumarejo
25 de septiembre 2019 , 01:05 a.m.

Estamos bombardeados por odios, violencia y agresión. Tenemos noticieros que repiten las mismas tragedias 24 horas al día; les buscan todos los ángulos, hasta que uno quiere meterse debajo de las cobijas de la angustia y jamás salir a la luz.

En Twitter, millones de personas se odian, pelean y se insultan, y Facebook, que empezó como una plataforma para encontrar amigos, es hoy una donde se castiga al que tenga opiniones contrarias a las propias.

Cada día somos más adictos a series y películas que derrochan agresividad, envidia, corrupción, maldad y violencia. Estamos tan expuestos a imágenes de matanzas, violaciones e injusticias que muchos ya son inmunes a sus efectos y lo consideran ‘normal’. Por ejemplo, actos atroces como los tiroteos en los colegios se han vuelto tan cotidianos que ya no nos sorprenden.

Debo confesar que hago hasta lo imposible por abstraerme de la violencia y el miedo que nos rodean. No porque no me guste estar enterada de la realidad, sino porque creo que uno es producto de lo que consume. Así como cuando se exprime una naranja, el único posible resultado es jugo de naranja, si todo el día nos llenamos de energía negativa, agresión y violencia, lo que nos sale cuando afrontamos nuestras vidas es exactamente eso.

Pienso que nuestra respuesta hostil a simples inconvenientes como el tráfico, una diferencia de opinión o una inconformidad con lo socialmente establecido tiene que ver con el alimento que le damos a nuestra mente.

Hemos llegado a pensar que es la única manera de reaccionar a cualquier situación que nos incomode. Estamos a la defensiva porque asumimos que el resto del mundo está igual de envenenado y si no atacamos primero, seremos atacados después.
¿Qué pasaría si nos ‘alimentamos’ de contenidos diferentes o, por lo menos, procesamos la información desde un punto de vista distinto? Siempre lo hay si nos tomamos el trabajo de buscarlo.

En cualquier historia en la que hay villanos también hay héroes. En medio de tragedias, hay aprendizajes. No nos dejemos llevar por la corriente y rendirnos ante lo que nos embuten. No nos dejemos contagiar de odio, miedo y hostilidad. Si queremos ver un mundo distinto tenemos que empezar con la única persona que podemos cambiar... Nosotros mismos.


ALEXANDRA PUMAREJO  @detuladoconalex

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.