Secciones
Síguenos en:
¿Por qué algunas víctimas de violencia justifican a sus victimarios?
No es hora de callar

Una de las situaciones que aprovechan quienes abusan es el bajo autoestima de su víctima.

Foto:

EL TIEMPO

¿Por qué algunas víctimas de violencia justifican a sus victimarios?

Según expertos, esto puede ocurrir por dependencias emocionales y económicas.

En Brasil, una joven, de 25 años, fue atacada, en agosto del 2019, por su ex novio: la mujer recibió 5 impactos de bala, de los siete disparos que hizo el acusado.

Casi seis meses después, en enero pasado y en el momento cuando el hombre era condenado a 7 años de cárcel (5 por intento de feminicidio y 2 por porte ilegal de armas), en enero pasado, la víctima pidió la palabra en plena audiencia y lo defendió.

“Yo lo provoqué. Nunca me había agredido, siempre fue muy bueno conmigo y ya pagó por su error. No puedo quejarme, él no es una mala persona”, afirmó.

Las palabras y la actitud de la joven, si bien sorpresivas, son más recurrentes de lo que se cree, pero ¿cuáles son las razones para que una víctima de violencia de género defienda a su agresor?

Las agresiones van subiendo: de insulto a cachetada y después a puños, pero el incremento no es inmediato, sino lento. Un mensaje: el solo hecho de caer en insultos ya es para recapacitar

Algunas pistas

Psicólogas expertas en temas de familia aseguran que las personas, en su gran mayoría mujeres, que sufren agresiones y abusos, sobre todo de sus parejas, las defienden por una dependencia emocional y económica.

“Confunden la manipulación emocional con un sentimiento de amor o de cariño”, contestó Juana María Cardozo, psicóloga del Icbf y especialista en redes sociales y familia.

La experta reconoció que muchas de las personas no se dan cuenta del maltrato que sufren, sino hasta cuando acuden a tratamientos psicológicos.

“Esto se vive mucho en las mujeres y se está trabajando para que se empoderen de sus derechos. Muchas de ellas trabajan y los hombres les manejan la plata”, agregó.

Álex Sierra, antropólogo y miembro del Centro de Estudios Socio Jurídicos Latinoamericanos (Cesjul), explicó que la mayor cantidad de casos de violencia de género se da en mujeres de baja escolaridad y bajos recursos.

“Detrás de eso hay una mujer que depende económicamente de esa pareja: en muchas entrevistas que hacemos nos manifiestan que la mayor preocupación, si se alejan de sus parejas, es quién va a mantener un hogar, sobre todo si hay hijos”, señaló.

Según Sierra, es muy raro, y son casos excepcionales, las mujeres de clase y educación alta que aguantan este tipo de situaciones.

“En este aspecto la baja autoestima es de lo que se aprovechan: si hay inseguridad, si se tuvieron lógicas de frustración, entonces hay caldo de cultivo para el abuso”.

Sobre esto ahondó la psicóloga clínica Adriana Amortegui, quien habló sobre la dependencia psicoafectiva.

“Sienten que no son completas sin alguien que esté con ellas y se les dificulta romper los esquemas: eso no es amor, es costumbre, dependencia”, dice.

Amortegui también resaltó que es importante que las personas que sufren maltrato denuncien, pero que también es necesario hacer seguimiento y acompañamiento desde lo psicológico.

feminicidios

Según un experto, es muy raro, y son casos excepcionales, las mujeres de clase y educación alta que aguantan este tipo de situaciones.

Foto:

EFE

Señales de alerta

El antropólogo Sierra aseveró que los abusadores son hábiles para encontrar perfiles de personas que someten: “Trabajan mucho y durante años haciendo pasar su maltrato como un tema de protección”.

Además, dio algunas señales de alerta, ya sea para que pueda identificar si usted o alguien cercano sufre de violencia de este tipo:

  1. Sobreprotección
  2. Comportamientos que van entre la sobreprotección y abuso
  3. Aislamiento
  4. Control económico
  5. Agresiones que van en crecimiento

“Los abusadores tienden a cortar vínculos, a cortar alas en materia social. Y sus agresiones van subiendo: de insulto a cachetada y después a puños, pero el incremento no es inmediato, sino lento (…) Un mensaje: el solo hecho de caer en insultos ya es para recapacitar”, agregó.

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.