¡Que todo sea como la primera vez! / De tu lado con Alex

¡Que todo sea como la primera vez! / De tu lado con Alex

Nuestro alrededor no ha perdido su belleza. Nosotros hemos perdido la sensibilidad para verla.

Por: Alexandra Pumarejo
28 de mayo 2019 , 10:22 p.m.

Recientemente viajé a Nueva York. Aunque viví allí gran parte de mi vida, llevaba muchos años sin volver. Esta vez, todo en la ciudad me asombró. Como cualquier turista primeriza, me impresionaron el tamaño de los edificios, el ritmo frenético de la multitud al caminar, el olor a perro caliente en las calles y la belleza del verde de los árboles en Central Park. Todo me pareció del otro mundo y saboreé cada instante de una manera muy especial.

Disfruté inmensamente uno a uno los detalles, porque pude apreciar muchísimos que, cuando estaba expuesta a ellos en forma permanente, jamás había valorado. En este viaje, logré, mágicamente, volver a sentir la euforia que viene con la novedad.

Viví la deliciosa sensación de experimentar las cosas por primera vez: el primer beso, el primer viaje en pareja o el primer viaje al mar... Recordé el asombro y la sorpresa que vienen cuando descubrimos un edificio majestuoso, un puente imponente o un museo espectacular. Y, así mismo, me di cuenta de lo fácil que es acostumbrarnos tanto a las cosas, que por excepcionales y extraordinarias que sean, en algún momento se vuelven ‘paisaje’ en nuestras mentes y corazones.

La persona que al principio nos ‘movía el piso’ y a quien queríamos coger a besos cada vez que la veíamos entrar por la puerta, después de un tiempo, ya casi ni merece nuestra mirada. Mientras los turistas enloquecen ante la belleza de los cerros colombianos, los locales ni la percatamos. La canción que alguna vez nos hizo llorar se vuelve música de fondo. Incluso, hasta los papás, que eran nuestros ídolos cuando niños, se convierten en ‘estorbos’ a los que hay que llamar y visitar en la adultez.

La mayoría de nosotros no nos damos cuenta de que andamos por la vida como zombies. Yendo y viniendo sin disfrutar la magia de las cosas y de las personas que nos rodean, porque nos hemos acostumbrado a verlas.

Debemos entender que, muchas veces, nuestro alrededor no ha perdido su belleza, sino que nosotros hemos perdido la sensibilidad para verla. No podemos permitir anestesiarnos por la costumbre y la rutina, dejando que las personas que tanto amamos se conviertan en accesorios.

No tomemos nada en esta vida a la ligera, seamos conscientes y apreciemos todo. Esta semana, los invito a tomarse el tiempo de saborear el café por la mañana, detenerse a admirar la naturaleza en el camino al trabajo, saludar con besos apasionados a su pareja y charlar extensamente, prestando mucha atención, con sus seres más queridos.

ALEXANDRA PUMAREJO
DE TU LADO CON ALEX​@detuladoconalex

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.