¿Existe una guerra de los sexos en el mundo de la moda?

¿Existe una guerra de los sexos en el mundo de la moda?

¿Cuál es la diferencia entre un hombre y una mujer a la hora de diseñar? ¿Marcas prefieren hombres?

Virginie Viard y Karl Lagerfeld

La actual directora creativa de Chanel, Virginie Viard, cerrando uno de los desfiles de la firma en 2018 junto a su antecesor Karl Lagerfeld.

Foto:

Ik Aldama / AFP

Por: Alejandro García - La Nación (Argentina) - GDA
08 de diciembre 2019 , 10:29 p.m.

¿El género es un factor determinante al momento de diseñar? La historia de la moda muestra una larga lista de nombres de diseñadores hombres de marcas exitosas. Y con el correr del tiempo, y la muerte de los nombres fundadores, siguen siendo pocas las mujeres que tienen a su cargo direcciones creativas.

Aunque ninguno es mejor y ninguno es peor, las cosas se dieron así y todavía siguen así. Es una cuestión que va más allá de cualquier argumento político o discriminación.

Coco Chanel y Christian Dior son ejemplos que cuentan la historia de la moda femenina desde dos lugares diferentes. Cuando Chanel relajó la forma de vestir de las mujeres de su generación fue porque necesitaba respirar. También llevó sus propias necesidades a la moda, empoderó a aquellas mujeres de clases trabajadoras e impuso a las de clase alta a usar ropa simple y cómoda. Prendas populares llevadas a las élites sociales en la década de 1920.

Veinte años después, en 1947, Christian Dior, el hombre que amaba a las mujeres, rompió el molde al inventar la silueta corola. La inspiración sobre cómo quería que se vieran ellas vino de las flores de su jardín de Granville (Francia).

Pero es claro que entre un diseñador y una diseñadora hay una sensibilidad diferente, otra manera de ver la moda. Una subjetividad que no necesariamente reconoce el sexo. Entre una cabeza masculina y una femenina, ¿quién diseña en función de uso y quién en función de una necesidad?

Graciela Zito, alma de la firma Zito, dice que “un buen diseñador es quien tiene en cuenta ambos aspectos, más allá del género. A mí me gusta diseñar ropa en la cual la mujer se sienta cómoda y elegante. Pienso prendas versátiles, de día y de noche”. El diseñador Benito Fernández también responde: “Para el hombre es más fácil diseñar para una mujer ideal”. Evangelina Bomparola, diseñadora argentina, cree en la diversidad, que “es un camino mucho más complejo que el de elegir simples sistemas binarios. El talento real le compete a hombres y mujeres por igual, con la ayuda de la oportunidad para desplegarlo”. Para el diseñador Fabián Zitta, “ambos diseñan en función del uso y de la necesidad, e intervienen las capacidades creativas. Hay que generar un deseo de consumo a través de una tendencia, y eso va más allá del género”.

En el caso del legado del francés Yves Saint Laurent, solo han sido hombres los diseñadores encargados de la dirección creativa de su marca: Alber Elbaz, Tom Ford, Stefano Pilati, Hedi Slimane y Anthony Vaccarello. Esto refleja una realidad clara: cuando los fundadores de las ‘maisons’ mueren, en general, los reemplazan otros hombres.

Más allá del género

¿Cuál es, entonces, la diferencia entre una cabeza masculina y una femenina al momento de diseñar? “Afortunadamente las personas somos diferentes, hay infinidad de posibilidades detrás del binomio. Y esa diversidad es la que llena al mundo de matices y opciones, rompe dogmas y celebra las diferencias apoyadas en la tolerancia como materia fundante de la libertad”, confía Bomparola. Y Zitta opina: “Supongo que el hombre diseña sin tener tanto en cuenta la vestibilidad. Es mi caso, hay otra libertad a la hora de diseñar, porque crea un imaginario posible y vestimentario de un cuerpo femenino sin haberlo habitado; entonces, sus aditamentos o recursos de diseño no están viciados por las costumbres”. Benito Fernández agrega que “para nosotros, básicamente es más fácil despegarnos de nuestra estética, sin pensar en nuestras virtudes y defectos”.

Por su parte, los grandes conglomerados que manejan las principales firmas de moda tienen puestos jerárquicos masculinos. François-Henri Pinault, en Kering (Gucci, Balenciaga y Saint Laurent, entre otros), y Bernard Arnault, en LVMH (Christian Dior, Louis Vuitton, Givenchy, etc.), por ejemplo. Decir que la selección es por eso es una respuesta fácil, pero quizá no sea la correcta. Evangelina Bomparola dice: “Sospecho que quienes tienen el poder de selección, prefieren directores creativos hombres. Es sabido que hay mujeres poderosas en la industria que jamás han promovido a otra mujer. A veces me pregunto el porqué para poder comprender la letra chica de la solidaridad de género”.

Para Fabián Zitta es así: “Me parece que las marcas de lujo no están expectantes del sexo de quien diseña, sino de la empatía que pueden llegar a generar con las usuarias”. Graciela Zito es positiva y defiende: “No creo realmente que haya una negación a poner a las mujeres en el puesto de dirección creativa, actualmente son muchas las que ocupan ese rol”. Y Benito Fernández remata diciendo que “la cosa está cambiando, es un tema de talentos, no de sexos”.

No creo realmente que haya una negación a poner a las mujeres en el puesto de dirección creativa, actualmente son muchas las que ocupan ese rol

Y sí, algo está cambiando y París le apuesta a esto. Además de la consagrada Maria Grazia Chiuri en Christian Dior, la firma creada por y para hombres, Lacoste, nombró a Louise Trotter directora creativa, rompiendo con una tradición masculina desde 1920.

En el caso de Chanel, pasaron 32 años para que la marca tuviera una diseñadora mujer. La muerte de Karl Lagerfeld pareció ser el único camino para que Virginie Viard subiera al puesto por el que estuvo preparándose a la sombra. En Givenchy pasaron 66 años para que Clare Waight Keller se convirtiera en la primera directora artística mujer.

La historia es diferente en la marca de Carolina Herrera, quien entregó la dirección creativa –después de 37 años– al estadounidense Wes Gordon, y en la marca Celine, en donde luego de la partida de Phoebe Philo –quien estuvo una década en la casa de moda– llegó el francés Hedi Slimane a la dirección. ¿Por qué dos hombres y no dos mujeres?

Diseñadores homosexuales

En el caso de los diseñadores gais entramos en otra dimensión, ya que, como si se tratara de un cliché (totalmente demodé), muchos todavía relacionan la industria de la moda al mundo homosexual masculino.

¿El buen gusto llega de una cabeza gay? La redactora española Beatriz Miranda habla del gay-patriarcado y se cuestiona: “¿Por qué hay tantos varones gais vinculados al mundo de la moda en los puestos de poder?”. Una pregunta interesante, pero que no es realmente cierta. Si bien siempre fue un tema recurrente, la sensibilidad masculina a la hora de diseñar nada tiene que ver con la orientación sexual. Decir que la sensibilidad de los gais es condición ‘sine qua non’ para ser diseñador de moda es revolcarse en un patriarcado vetusto y sin brillo. Jean Charles de Castelbajac, Christian Lacroix, Óscar de la Renta, Paul Poiret y bastantes más son ejemplos de exitosos diseñadores heterosexuales en la industria de la moda.

Y si no, hagamos una revisión del trabajo de Pier Paolo Piccioli en Valentino, un marido y padre cuya familia de esposa y 3 hijos lo acompaña a cuanto evento de moda pueden. Piccioli es considerado el Miguel Ángel de la industria: superó a su maestro Valentino Garavani. La obra de estos monstruos fue, es y será la belleza femenina a través de la ropa.

¿Hay equidad de género en la industria?

El estudio The Glass Runway, realizado en 2018 por el Consejo de Diseñadores de Moda Americanos (CFDA por su sigla en inglés), ‘Glamour Magazine’ y McKinsey & Company, mostró que solo el 14 % de las principales marcas de ropa femenina están bajo la dirección creativa de una mujer, lo cual pareciera poco probable en una industria en la que ellas son las compradoras mayoritarias.

Según cifras, en 2017, las mujeres gastaron 159.000 millones de dólares en ropa, tres veces más que los hombres.

ALEJANDRO GARCÍA
LA NACIÓN (Argentina) - GDA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.