Secciones
Síguenos en:
El comfy, un elogio a la ropa ‘de entre casa’
Moda comfy: Qué es y por qué es tendencia

Moda comfy: Qué es y por qué es tendencia

Foto:

Pexels.com

El comfy, un elogio a la ropa ‘de entre casa’

FOTO:

Pexels.com

Pintas simples que mezclan detalles deportivos, casuales y ropa para dormir, son protagonistas.

Los primeros pasos los dio, en 2019, el pijama look; ya no era descabellado llegar a la oficina con la blusa de dormir, unos buenos jeans y unos stilettos. Luego se usó también el pantalón y por último, el albornoz o la bata levantadora; precisamente, esta ha sido la de mayor reedición como antecedente directo de uno de los imprescindibles del último año, el kimono.

(Le puede interesar: Tendencias que marcan el paso hacia el altar)

Comfy traduce confort y es llevado al look casual mediante prendas consideradas íntimas, como las horas de sueño o los días de ‘arrunche’ en casa.

Foto:

Pexels.com

“Quién nos iba a decir que después de conquistar las calles, nos encerrarían en casa y sí, o sí, viviríamos en pijama”, asegura Mireia González, codirectora de la Maestría en Dirección y Creación de Marcas de Moda, de la Escuela Superior de Diseño de Barcelona, Esdesign, quien ejemplifica la difuminación de la barrera entre homewear (ropa para estar en casa) y la moda de calle mediante la colaboración de la diseñadora Molly Goddard para UGG, donde la británica –reconocida por el lujo maximalista– reinterpretó las sliper (zapatillas para estar en casa) y las míticas botas de la marca que le rinde tributo al calor del hogar.

Comfy traduce confort y es llevado al look casual mediante prendas con detalles de diseño propios de ocasiones que, hasta antes de la pandemia, eran consideradas íntimas, como las horas de sueño o los días de ‘arrunche’ en casa.

(Vea también: Ser niña o adolescente profundiza riesgos de migrantes venezolanas)

Si bien antes del confinamiento se avistaron iniciativas de inactive wear (ropa inactiva, para estar en casa) como el el homecoat, que es lo más parecido a llevar puesto el edredón de la cama, sin necesidad de abrirle huecos para introducir los brazos, ideado por de la pareja de esposos Rebecca Zhou y David McGillivray, fue precisamente el tiempo en casa el que explotó al estilo comfy.

“Queríamos ser mucho más que solo ‘ropa de dormir’, así que decidimos crear nuestra propia categoría: ropa realmente cómoda para llevar en casa. Y aunque estar activo es una parte importante de una vida sana y feliz, la otra cara de la moneda está insuficientemente representada: descanso y cuidado personal. Somos grandes defensores de la desconexión, lo que sea para el cliente estar inactivo y ocioso, ya sea podar su bonsái y llenar un crucigrama, o simplemente pedir una pizza (y dejar de pensar qué dirá el mensajero) y apagar el celular” explican Zhou y McGillivray en la página web de su marca OffHours, epítome de la ropa inactiva para estar en casa o para sacar al perro a que haga sus necesidades.

En casa y bien vestido

Se caracteriza por el confort, los materiales éticos y las propiedades de frescura.

Foto:

Pexels.com

En la nueva era digital de la moda y de la fuerza laboral, el screen clothing, o vestuario para la pantalla obligó la creación de prendas atractivas para un plano medio, que encaje en la pantalla del computador.

“Las marcas están entendiendo un cambio en la mentalidad del cliente sobre la manera de ir a trabajar desde su casa y de presentarse en sociedad a través de plataformas digitales como Zoom. La idea es enfocarse en superiores, prendas que sean lindas para la pantalla. El screen clothing va en línea con el comfy (la ropa para estar cómodos en casa) y cumple con ciertas características como las telas suaves, las siluetas cómodas, nada ceñidas y los colores neutros”, explica Irene Gómez, fundadora de la agencia consultora de tendencias de la moda, AGO.

(Le puede interesar: Uno no se casa por las razones equivocadas)

Aunque los planos de la moda se cerrarán a las dimensiones de los dispositivos tecnológicos, los accesorios como los aretes y los collares volverán a cobrar protagonismo, pero con diseños minimalistas, a juego con la filosofía confortable del nuevo código de vestuario de ‘entre casa’, también llamado stay home style, que evoluciona al two mile wear, en la medida que las restricciones se flexibilizan y las personas van a lugares no muy lejos de casa (por eso, se dice que son prendas para un radio de dos millas) y buscan prendas y zapatos multifuncionales, fáciles de combinar y de mantener.

“El stay home style o comfy continuará influyendo la categoría del la ropa para estar en casa (loungewear), enfocándose en el confort, los materiales éticos y las propiedades de frescura”, advierte el informe de Confirmación de Tendencias de Wgsn.

De ahí que el comfy, además de recibir el testimonio de sus predecesores, el leisure y el athleisure (un híbrido entre la ropa deportiva y la casual), demuestra que la austeridad, la funcionalidad y la comodidad de las pretinas resortadas o de amarrar, los patrones holgados, los buzos de capota y los tactos cálidos y extra suaves tienen aún mucha tela para cortar.

- Mujeres reclusas confeccionan prendas de la marca Arturo Calle

- Juzgar el cuerpo, una forma de violencia contra las mujeres

- Técnicas de belleza exprés

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.