La Barbie cumplió 60 años y no tiene ni una arruga

La Barbie cumplió 60 años y no tiene ni una arruga

La famosa muñeca ha sabido adaptarse a cada época y tiene sus propias redes sociales. 

Muñeca Barbie

Barbie nació el 9 de marzo de 1959 en la Feria Internacional del Juguete de Nueva York y hoy es un ícono mundial.

Foto:

IStock

Por: AFP
12 de marzo 2019 , 09:19 p.m.

Sin una arruga, la Barbie cumplió 60 años este mes. Rubia o morena, esbelta o rellena, princesa o bombera, esta muñeca no ha dejado de seducir a las niñas de todas las generaciones, y a pesar de las controversias que inspira sigue vigente gracias a su constante esfuerzo por renovarse.

“En la industria de los juguetes donde un éxito dura hoy de tres a cinco años, llegar a los 60 años es sumamente importante”, dijo Nathan Baynard, director de mercadeo global de la muñeca.

Pese a la competencia cada vez más feroz, cada año se venden 58 millones de ejemplares en más de 150 países. Para Baynard, “es una marca tan conocida como Coca-Cola o McDonald’s”.

Desde su presentación en el Salón del Juguete de Nueva York, el 9 de marzo de 1959, se han vendido más de 1.000 millones de estas muñecas. Su ‘madre’ es nada más y nada menos que la cofundadora de Mattel, Ruth Handler, quien tuvo la idea al mirar crecer y jugar a sus propios hijos.

“Su hija Barbara tenía una opción limitada para sus juguetes, solo había muñecas de bebés con las que el único papel en el que podía proyectarse en sus juegos era el de madre, ama de casa, mientras que su hijo podía imaginarse como astronauta, piloto, cirujano... Todas estas posibilidades estaban fuera del alcance de la niña en la industria del juguete”, cuenta Baynard.

Así es como ella creó la Barbie (diminutivo del nombre de su hija), una muñeca adulta con formas femeninas, para “mostrar a las niñas que podrían convertirse en lo que quisieran”, dice el ejecutivo. El éxito fue inmediato: en el primer año se vendieron 300.000 unidades.

Su aspecto de modelo pin-up, típica de la época, no hacía de Barbie un modelo de feminismo. “Su estructura corporal fue exagerada para adaptarse a la estética de la época”, dijo Carlyle Nuera, una de las diseñadoras de la muñeca. Sus medidas poco realistas han sido revisadas desde entonces por Mattel, pero, en general, la Barbie, arquetipo de la rubia californiana, ha sido criticada a lo largo de los años por proyectar una imagen de mujer superficial, compradora, que fomenta la anorexia, y deformar la imagen de la mujer desde la más tierna edad.

Muñeca Barbie

Pese a la competencia cada vez más feroz, cada año se venden 58 millones de ejemplares en más de 150 países.

Foto:

AFP

Barbie se convirtió en astronauta en 1965, cuatro años antes de que Neil Armstrong pisó la Luna, y su primera versión negra fue lanzada en 1968. Hoy, 55 % de las muñecas vendidas “no tienen cabello rubio ni ojos azules”, señaló Lisa McKnight, directora de la marca Barbie.

En el centro de producción de El Segundo, en un hangar poco glamuroso entre el aeropuerto de Los Ángeles y una autopista, un centenar de personas trabajan sin cesar para crear nuevos prototipos. A partir de un boceto trazado por los diseñadores, cada paso es hecho de manera meticulosa: la muñeca es creada en una impresora 3D, luego se le pintan los rasgos faciales, se le ponen cabello y ropa. El proceso puede tardar entre 12 y 18 meses, antes de que una nueva Barbie abandone los talleres californianos para ser enviada a las plantas de Mattel en China e Indonesia para su fabricación en masa.

Barbie no solo batalla por su éxito de ventas en las jugueterías, la marca está invirtiendo masivamente para convertirla en influenciadora en redes sociales.

Barbie no solo batalla por su éxito de ventas en las jugueterías, la marca está invirtiendo masivamente para convertirla en influenciadora en redes sociales. Para alimentar la imaginación de los niños y su gama de productos, el personaje tiene desde hace tiempo una identidad y una familia: Bárbara Millicent Roberts, originaria de la ciudad ficticia de Willows, Wisconsin, en Estados Unidos.

En los últimos años ha venido hablando directamente con los millones de seguidores que tiene en las redes sociales. En su canal en YouTube, por ejemplo, explicó Baynard, comenta “lo que está pasando en su vida, sobre temas claves que ella piensa que son resonantes para las niñas de hoy, de las tendencias”.

Barbie también tiene su propio equipo, con peluquera, maquilladora y fotógrafa que viajan “de verdad” con ella por Estados Unidos y todo el mundo para tomar fotos para su cuenta de Instagram (@barbiestyle), con casi dos millones de suscriptores.

A sus 60 años, aunque se mantiene por siempre joven, no tiene hijos ni marido. ¿Es feliz? “Barbie es una mujer joven, independiente, que busca consagrarse en diferentes carreras”, explicó McKnight.

AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.