close
close
Secciones
Síguenos en:
Un futuro incierto

Un futuro incierto

De tu lado con Alex

08 de diciembre 2021 , 12:00 a. m.

La mayoría de las personas le tenemos miedo al futuro. Muy seguramente haya yoguis o maestros elevados como Eckhart Tolle, quienes logran “vivir en el presente”, pero la mayoría tenemos un ojo mirando hacia atrás y el otro, hacia adelante. Es un milagro que no vivamos estrellados más a menudo.

(Le puede interesar: Un llamado a la compasión y la empatía).

Lo otro que es casi un hecho para la humanidad es que siempre nos enfrascamos en creer en que el futuro va a ser negro y turbulento.

Está tan arraigado en nuestra naturaleza humana que aun cuando estamos en un momento de felicidad y tranquilidad, lo primero que nos pasa por la cabeza es: ‘¿Y qué tal que esto me lo quiten?’ o ‘Esto tan bueno es imposible que dure’.

(Puede leer: Estos son los cinco hábitos que te engordan sin darte cuenta).

Los que somos padres conocemos demasiado bien esa sensación de casi éxtasis que sentimos al ver a nuestros hijos durmiendo plácidamente. Pero pareciera matemático que apenas esta sensación de amor profundo nos invade, viene una oleada de preocupación que nos despierta con el pensamiento: ‘Dios mío, ojalá nada le pase’.

Así somos los humanos. Estamos temiendo que a la vuelta de la esquina la tragedia y el dolor nos estén esperando. Casi como si la tristeza le estuviera haciendo cola permanente a la felicidad.

(Además puede leer: En América Latina 118 millones de mujeres trabajan en la informalidad).

Hoy les pregunto: ¿qué pasaría si contemplamos la posibilidad de que es todo lo contrario? ¿Qué tal si nos imaginamos que en estos momentos de incertidumbre y caos, la felicidad le está haciendo cola a la tristeza?

Cualquier cosa puede pasar en el futuro. Esto sí es una verdad absoluta. Pero cualquier cosa puede ser absolutamente fantástica. ¡Hay la misma probabilidad de que todo sea espectacular y que sea catastrófico! Pero nuestros pensamientos se aferran a lo posterior. Nuestro subconsciente se siente más cómodo ‘preparándose’ para el peor de los casos, en vez de ilusionarse por el mejor de los casos.

(Además: Nuevas masculinidades, del ‘online’ al guardarropa).

¿Qué tal si hoy, mientras lee esta columna, cierra los ojos y empieza a fantasear con lo lindo que viene? ¿Qué tal si en vez de darle toda su energía a lo que está mal en su vida, solo se enfoca en lo que está bien y en el agradecimiento?

Hoy los reto a que vean el futuro por lo que es... ¡Lo que ustedes decidan que sea!

De tu lado con Alex

Más de Alexandra Pumarejo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.