Secciones
Síguenos en:
De canciller a empresaria, la nueva vida de María Ángela Holguín
María Ángela Holguín, excanciller

María Ángela Holguín, excanciller y empresaria

Foto:

Archivo particular

De canciller a empresaria, la nueva vida de María Ángela Holguín

Tras la Cancillería, partió de cero y ya tiene una línea de productos que están saliendo al mercado.

Cuando habla de él a María Ángela Holguín literalmente le brillan los ojos, y sonríe mientras describe cada paso del proceso que la lleva a decir que es como un sueño cumplido.

(Le puede interesar: Canadá dará residencia permanente a estudiantes internacionales).

Ella es bogotana, miembro y heredera de una familia de reconocidos políticos y humanistas, y dueña de una brillante trayectoria de 25 años en el servicio público colombiano; pero a la exembajadora, a la excanciller, no la desvelan hoy los altos cargos gubernamentales ni las relaciones exteriores.

Hace dos años puso en marcha un emprendimiento que la hace feliz, y por eso tiene puestos en él su corazón y su cabeza. Se trata de Granate Organic*, una naciente empresa de productos para el cuidado de la piel, a la que dedica parte de sus días, que ahora transcurren en su casa de Villa de Leyva, Boyacá.

Y es que, contrario al imaginario de alta ejecutiva y de mujer urbana que hay sobre ella, quienes la conocen afirman que en realidad prefiere la vida del campo, familiar, informal y tranquila; le otorga un enorme valor a lo simple, a lo sencillo, y por eso le gusta comer lentejas y ama sembrar matas, tomates, laurel, tomillo, granada… Su amor por la tierra, valga decirlo, se arraigó desde su infancia, que transcurrió en la casa de campo de sus papás, en Tabio, Cundinamarca.

En este ambiente relajado, y durante una charla con sus dos hermanas y una de sus amigas poco después de dejar la Cancillería (agosto del 2018), María Ángela Holguín puso sobre la mesa una idea que llevaba tiempo dándole vueltas en la cabeza: “Una de mis hermanas, que ha trabajado durante muchos años en el sector farmacéutico del país, nos hablaba sobre la alta calidad y la evolución de los laboratorios colombianos que hacen cosmética. En ese momento le dije: ‘Bueno, ¿y por qué no hacemos con alguno de ellos una crema de manos que de verdad nos guste?’. Ahí empezó todo”, recuerda.

María Ángela Holguín, excanciller, junto a su hermana María Lourdes. Ambas trabajan en la naciente empresa.

Foto:

Archivo particular

Ninguna puso en duda la seriedad de la propuesta, y tampoco que la sacaría adelante, no solo por el carácter perseverante de la excanciller, sino por el gusto, casi obsesivo dirían algunos, que ella ha tenido siempre por las cremas de manos.

“En cada viaje que tuvimos dentro de Colombia y en el exterior –cuenta una de sus exfuncionarias– visitamos droguerías y locales en los que ella pudiera comprar cremas. El aire acondicionado le resecaba la piel y ella necesitaba tener las manos hidratadas. Lo curioso es que a cada una le encontraba un pero: le parecían muy grasosas, grumosas, olorosas, no la convencía la textura o el empaque era muy grande”.

Aunque ni la propia Holguín lo tenía claro en esos momentos, cada compra y uso de una crema se convirtió en una especie de benchmarking, que le permitió comparar productos e ir construyendo en su mente la receta de la que consideraba una crema perfecta.

Y en algún momento tuvo claro que tendría que hacerla ella misma. De hecho, cuando lanzó su idea en aquella charla familiar, ya sabía que una fruta, la granada, estaría en la base de ese producto.

“Los coreanos –cuenta– generan muchos productos para la piel con base en esta fruta, por sus propiedades antioxidantes, regenerativas y protectoras; tiene vitamina C, taninos que reducen el envejecimiento de la piel y la protegen de los rayos ultravioleta. Promueve la regeneración celular y alarga la vida de las células encargadas de producir el colágeno, y contiene calcio, fósforo, potasio”.

(Continúe leyendo: Cerca de un 30 % de empresas del Caribe están lideradas por mujeres).

Por eso empezó a fijarse en esta fruta mediterránea que cuenta a Turquía, Israel, India e Irán entre sus principales productores, “Allí, claro está, su uso principal ha sido, desde siempre, medicinal, porque además le reconocen propiedades anticancerígenas y es digestiva; mejor dicho, es una fruta llena de propiedades”.

Comienza el desarrollo

Una vez se decidió por la granada, conformó un equipo de trabajo del que hacen parte sus hermanas y una de sus amigas: “Cada una se encarga de una parte: una, del mercadeo; la otra, de los números y lo financiero, y yo, de hacer la crema. A nuestra amiga le toca lo más duro: el papeleo”, afirma.

Para hacer bien su parte, la excanciller buscó la asesoría de una química profesional, que representaba a una empresa francesa de productos para la piel en Colombia; luego consiguió la materia prima base (aceite de granada orgánico), seleccionó el laboratorio y comenzó el desarrollo del primer producto de este emprendimiento.

Aun cuando se atravesó la pandemia lograron tener lista la primera crema en diciembre del año pasado: Granate.

La crema de manos y el 'spray' antibacterial, los primeros productos de la empresa Granate Organic.

Foto:

Archivo particular

Cuando se trata de describir las propiedades de esta crema hecha a su medida, María Ángela Holguín sonríe todavía más: “Tiene lo que siempre busqué cuando compraba cremas en todos lados. Tiene un tamaño funcional, una fragancia cítrica que es perfecta porque no es dulce ni demasiado intensa, y con un poquito se humecta muy bien las manos, por lo que no hay necesidad de aplicarla cada rato”, dice.

Tiene el pálpito de que su crema llega a buena hora, dada la resequedad e irritación de las manos que causan el lavado frecuente, el uso constante de alcoholes y geles y la mayor cantidad de labores en la casa.

Pensando en eso, de hecho, la empresa lanzó un spray antibacterial que tiene un 69,9 por ciento de alcohol, pero también una dosis de aceite orgánico de granada.

Duro emprender

Ricardo Lozano, diplomático y exembajador de Colombia en Ecuador, Costa Rica y Venezuela, y amigo de Holguín, reconoce que al comienzo, cuando la excanciller le habló de su proyecto, sintió extrañeza: “De entrada no es fácil entender que una persona de ese nivel, con esa trayectoria, se lance a emprender desde cero, sin tener la certeza de si funcionará o no”, cuenta.

Lozano resalta esto como una cualidad de Holguín: “Ella es una mujer con la capacidad de empezar una tarea, un proyecto, un encargo… de desarrollarlo bien, con altos estándares; de terminarlo y de cerrarlo cuando corresponde. Y comenzar algo nuevo. Este es su caso”, afirma Lozano.

(Además: Más de medio millón de niños aún trabajan en Colombia).

Pero emprender en Colombia, pese a los avances normativos y a los apoyos que se han ido generando en este campo, no es fácil. Ni siquiera para María Ángela Holguín, que califica de “retador” todo el proceso que hay tras la formalización de un emprendimiento.

En un tono reflexivo dice que hay mucho desconocimiento en torno a todo lo que debe hacer un emprendedor: “Si uno tuviera claridad, empezaría con más tiempo y de manera más ordenada. Nuestro problema fue que nos concentramos más en desarrollar el producto que en atender el papeleo, y los tiempos no nos coincidieron al final. A eso se suma que el productor se enfrenta con la enorme competencia de las grandes superficies. Es duro. Pero hay que saber que si uno se mete, no puede dudar ni un momento, porque se queda en el camino”.

La pandemia tampoco jugó mucho a favor en términos de finalización de procesos y mercadeo del producto.

“Si no hubiera sido por la pandemia –dice ella–, ya llevaríamos un año en el mercado; al principio enfrentamos el cierre del laboratorio, la dificultad para traer los productos de Francia, la fábrica que producía el frasco del spray cerró también. El 2020 se nos fue en esperar cosas; salimos en diciembre al mercado, pero ya tarde para agarrar la ola de ventas”.

(También: Lo que debe saber para estudiar en el exterior en pandemia).

Al final, el balance de este emprendimiento es bueno, pues logró la meta de tener cuatro productos en el mercado para fines del 2020: la crema de manos, el spray antibacterial, un jabón y una crema para la cara. “Estoy convencida de que es más fácil de comercializar una línea que una crema de manos en solitario”, dice Holguín, con toda propiedad.

Ahora tiene en mente consolidar la marca de su empresa, ampliar la línea, abrir más mercado en Colombia y empezar a exportar, inicialmente hacia países de América Latina, en los que la oferta de productos con estas propiedades es escasa.

Lo que viene

Pese a que buena parte de su energía ha estado dedicada a su empresa, la excanciller hace parte de varias juntas directivas y una fundación y ha estado dedicada a la escritura de un libro sobre Venezuela.

Como embajadora en ese país durante el primer periodo presidencial de Álvaro Uribe y canciller durante las dos administraciones de Juan Manuel Santos (2010-2018), fue testigo de excepción de los hechos que cambiaron la historia de Venezuela y la llevaron a la crisis profunda por la que atraviesa.

Además de sus vivencias en este contexto, contiene un capítulo dedicado al proceso de paz, en el que Holguín también desempeñó un papel fundamental. La obra, que está en ajustes finales, sería publicada a mediados de este año.

María Ángela Holguín, durante un evento público en su etapa de Canciller de Colombia.

Foto:

Archivo particular

A la pregunta de si este universo nuevo que ha ido construyendo significa que se retira definitivamente de la vida pública, ella responde: “Yo nunca descarto nada en la vida; uno nunca puede decir ‘de esta agua no beberé’. Estuve 25 años en la vida pública; me gustó y lo repetiría aun cuando es duro, es ingrato, es injusto y nadie reconoce lo logrado. Pero es que sentir que la labor que uno hace impacta la vida de los demás es muy gratificante”.
Sin embargo dice, a renglón seguido, que por ahora no volverá a la vida pública, “estoy dedicada a todo esto y soy feliz”.

Como emprendedora que está jugada a conquistar el mundo, ella les aconseja a otras personas que también están intentando construir no desfallecer: “Estas crisis siempre traen oportunidades; este es el momento de llevar a la realidad esa idea novedosa, original, que uno tiene en la cabeza. Sé que estos dos años pueden contarse como perdidos en muchos casos, pero también creo que la gente va a salir de esta pandemia, de este encierro, con ganas de descubrir, de ver cosas nuevas. Y esa es, sin duda, la oportunidad de los emprendedores”.

* Sitio web de Granate Organic: www.granateorganic.com

SONIA PERILLA SANTAMARÍA
Redacción Vida
En Twitter: @soniaperilla

Encuentre también en Vida:

Lluvia de meteoros de las líridas: ¿cómo y cuándo verla?

Lugares turísticos del mundo que ya no existen por la pandemia

¿Cómo saber si una marca es libre de testeo animal?

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.